Lunes 15 de agosto 2022

Descartan viruela del mono en La Pampa

Redacción 06/08/2022 - 00.13.hs

La provincia de La Pampa descartó un caso sospechoso de viruela símica o "viruela del mono". Se trata de una persona joven que fue sometida al análisis hace aproximadamente un mes.

 

En las últimas horas, la cantidad de casos en Argentina ascendió a 37. Según las estadísticas que dio a conocer la periodista Nora Bär en El Destape, actualmente hay 13 casos en estudio y 35 se han descartado, entre ellos una proveniente de La Pampa.

 

La novedad fue confirmada a LA ARENA por la directora de Epidemiología provincial, Ana Bertone. "Fue una persona de la provincia. Se sospechó de la enfermedad, por lo que se hizo la notificación y los análisis correspondientes", indicó.

 

Esto ocurrió hace aproximadamente un mes, cuando una persona joven se acercó al sistema de salud para realizar la consultado. El estudio se envió al Instituto Malbrán y allí se determinó que era negativo, por lo que el caso se descartó.

 

"Es el alerta vigente, hay que sospechar de la enfermedad para tomar las medidas de prevención y de control", señaló Bertone. La funcionaria destacó que hasta el momento no han tenido ningún otro reporte de caso sospechoso, pero alentó a la población a que ante cualquier duda consulte con Salud.

 

En el país ya son 37 los casos confirmados de viruela símica. "La gran mayoría con residencia en la Ciudad de Buenos Aires, seguida por la Provincia de Buenos Aires. El 100% corresponden a varones con una mediana de edad de 36 años. La mayor parte refiere haber tenido encuentros sexuales con otro hombre y 14 eran portadores de VIH", informó Bär.

 

"El 70% se dio en viajeros, y entre los que no reportaron haber viajado, por lo menos cuatro tuvieron contacto con personas que sí lo habían hecho y otros hicieron alusión a encuentros sexuales con personas de las que no se puede asegurar que no. Es decir, que la gran mayoría de los casos locales están relacionados con la importación. Lo más singular que se observó, como está ocurriendo también en otros países, es que la presentación y dinámica de transmisión de la enfermedad son diferentes de lo descripto en zonas endémicas". advirtió.

 

Síntomas.

 

El síntoma más frecuente son las lesiones en la piel, incluso en ausencia del síndrome prodrómico (fiebre, malestar y, a los 5 o 7 días, las vesículas características). En algunos, se presentan otros síntomas agregados como inflamación de ganglios, fiebre, mialgias (dolor muscular), astenia (falta de energía) o cefalea.

 

"La viruela símica es una zoonosis, pero la característica sobresaliente de este brote es que estamos viendo una transmisión interhumana reforzada. Está circulando principalmente de persona a persona y no de animales a seres humanos. Los síntomas son bastante similares a lo que se había observado en el pasado con la viruela humana, pero es menos grave", indicó la directora nacional de Epidemiología e Información Estratégica, Analía Rearte.

 

"Tiene un período de incubación (desde que alguien tiene contacto con una persona infectada hasta que desarrolla los síntomas) que va de cuatro a 21 días. Y la transmisión, por lo que sabemos hasta ahora, se da desde que inicia los síntomas y perdura hasta que se caen las costras de las lesiones. Todavía no está muy claro si la infección previa deja inmunidad para futuras exposiciones", continuó.

 

Con respecto a las vías de transmisión, Rearte explicó que "si bien están reportadas varias (persona a persona, por contacto con mucosas, con objetos contaminados, a través de gotas grandes y secreciones respiratorias), hoy por hoy, fuera del continente africano, la principal por lejos es la de persona a persona, por contacto estrecho con las lesiones cutáneas o con las mucosas; y especialmente el contacto estrecho (o íntimo) sexual. Todavía no está claro si el virus se excreta por semen o fluidos vaginales".

 

Las lesiones tienen una progresión y en estos brotes es posible encontrar lesiones de distintos estadíos evolutivos, por lo que los especialistas subrayaron que es importante no esperar un cuadro clásico. "Se están viendo localizaciones genitales, o perianales que pueden ser aisladas, pero también vesículas repartidas en otras partes del cuerpo, a veces solo una o dos, y que muchas veces pueden ser muy dolorosas, a tal punto que requirieron hospitalización para tratar el dolor", subrayó Rearte, según el artículo publicado en El Destape.

 

Actividades con mayor riesgo.

 

Aunque en la mayoría de las personas la infección produce cuadros leves, Nora Bär precisó en El Destape que hay algunos grupos en los que sí se puede dar con mayor gravedad: los chicos y chicas, las personas gestantes y los inmunocomprometidos. Por otra parte, hay actividades de mayor y de menor riesgo. Entre las primeras se cuentan el contacto con lesiones (especialmente en las relaciones, con o sin preservativo).

 

También en el primer grupo está incluido el contacto directo con lesiones en la piel, en mucosas o con fluidos corporales de alguien enfermo; besar o acariciar pacientes confirmados; compartir sábanas, toallas o utensilios de personas que tengan las lesiones activas; encuentros sexuales múltiples. Y los eventos masivos (recitales, fiestas, bailes, partidos de fútbol, etcétera), en la medida en que exista contacto piel a piel.

 

"En la Argentina no tenemos una transmisión comunitaria extendida, pero esto es algo que vamos a tener que empezar a tener en cuenta", comentó Analía Rearte, directora nacional de Epidemiología. Un riesgo más moderado presenta el contacto de la cara a menos de un metro con una persona enferma, porque se sabe que puede transmitirse por gotas respiratorias. "Por lo menos en este momento y con esta dinámica de transmisión, entre las actividades de bajo riesgo figuran utilizar el transporte público, ir a trabajar, usar baños, ir al gimnasio o a la pileta, probarse ropa en un comercio, ir al supermercado", concluyó Bär.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?