Domingo 16 de junio 2024

Embargan al club Santa Rosa por 100 millones de pesos

Redacción 28/03/2023 - 08.45.hs

El Club Atlético Santa Rosa recibió una carta documento -contestación de otra que la institución envió al Fideicomiso- en la que el contador Leopoldo Bonaveri y el licenciado en Gestión Deportiva Hugo Zorzi, le dicen que le han solicitado a la jueza Adriana Cuarzo que disponga en el Registro de la Propiedad los bienes inmuebles en cuestión. Esto es 33 hectáreas que continúan a nombre del órgano Fiduciario.

 

Extrañamente la nota que recibió el club no lleva la firma de José Luis Moslares -el otro miembro del Fideicomiso-, a quien se le cuestiona que haya contratado a su propio estudio para llevar adelante acciones que tienen que ver con Atlético Santa Rosa, y por las cuales dos familiares -su propio hijo Federico Moslares, y Laura Cagliolo- reclaman honorarios millonarios.

 

La actual comisión directiva de Atlético, encabezada por Bruno Ramírez, junto a la abogada Mariana Barbitta, están haciendo un relevamiento en búsqueda de información respecto de la situación legal del albo. Precisamente el embargo figura en uno de los expedientes de las diferentes causas que involucran a la entidad.

 

El pasado jueves, Ramírez y Barbitta fueron a la Ciudad Judicial y accedieron a los tres expedientes que se tramitan donde les informaron que las actuaciones fueron enviadas al Superior Tribunal de Justicia, luego de que se interpusiera un recurso respecto de una sentencia de febrero pasado firmadas por Guillermo Salas y Laura Torres, ambos jueces de Cámara al igual que Cagliolo. Esos magistrados afirman que "el órgano fiduciario legalmente designado en su momento en el proceso judicial, mantiene y conserva legitimación pasiva y personería ultra activa para dar respuesta a cualquier aspecto que involucre residualmente situaciones y efectos derivados o derivables relativos a la gestión de los bienes fideicomitidos".

 

Dólares en efectivo.

 

Algunos dirigentes albos entienden que "se embargan las tierras que están a nombre del Fideicomiso cómo parte de una maniobra extorsiva y de presión". Se conoció que la anterior gestión del club habría querido avanzar en la posibilidad de un acuerdo con los abogados que hoy reclaman exorbitantes honorarios, pero éstos supeditaron acordar a que el pago no se haga en una cuenta judicial, ya que esto implica pagar impuestos, por lo cual cobrarían menos de lo que reclaman. "Los Moslares nos pidieron dólares en efectivo para levantar el embargo", confío un ex dirigente que participó de las conversaciones.

 

Por otro lado, la semana pasada se recibió una carta documento en la sede del club firmada solo por dos de los tres integrantes del órgano fiduciario, Zorzi y Bonaveri. Estos aseguran que le solicitaron a la jueza Cuarzo que se proceda a la inscripción de las tierras a nombre de Atlético.

 

Concretamente expresan que "se solicitó ante el juzgado actuante, se oficie al Registro de la Propiedad Inmueble a los efectos que se registren bajo la titularidad de la Asociación Civil Club Santa Rosa los bienes inmuebles registrados a nombre del órgano fiduciario", por lo cual a partir de ahora una de las tareas que tendrá Barbitta será la de dilucidar quien o quienes han sido los que ha incumplido con la tarea de transferir las tierras.

 

"Evidentemente alguien no ha hecho lo que correspondía, sobre la o las personas que no lo hicieron iniciaremos acciones en todos los ámbitos que corresponda", afirmó Barbitta.

 

Más sospechas.

 

Llamativamente la carta documento de respuesta no lleva la firma de José Luis Moslares, con lo que los dirigentes del Albo sospechan que los abogados tienen una estrategia acordada respecto de las tierras y los honorarios. "Sospechamos que los Moslares especulan con que la justicia le permita al Fideicomiso vender parte de las tierras para pagarse entre ellos", aseguró el presidente Bruno Ramírez.

 

A partir de la semana próxima el equipo de trabajo de Barbitta arribará a la ciudad para presentarse en sede judicial y tomar vista de los tres expedientes que se tramitan. Los dirigentes están convencidos de que seguirán encontrando pruebas de las maniobras que llevaron a cabo los abogados para quedarse con el patrimonio del club.

 

Embargo de tierras del club.

 

Los embargos son medidas cautelares que se anotan en el Registro de la Propiedad y "resguardan" el objeto de reclamo. En este caso de Atlético Santa Rosa, los abogados que iniciaron el expediente por honorarios han embargado las tierras propiedad que figuran a nombre del órgano fiduciario. Se trata de un embargo ejecutivo del 100% a favor de los profesionales que reclaman cuantiosos honorarios.

 

La abogada Barbitta explicó que "en el certificado se puede ver que figuran las medidas de las tierras embargadas (a la vera de la ruta 5); y surge también que el órgano fiduciario es el titular (plena propiedad)".

 

Dice la profesional que la maniobra presuntamente fraudulenta se sostendría al entender que el órgano fiduciario debía proteger los intereses del club y en parte se podría pensar que se consiguió con una demanda de daños y perjuicios. Y así el órgano fiduciario aparecería como "el salvador. Pero sin embargo su propio entorno (Federico Moslares y Laura Cagiolo) embargan los capitales para obtener los honorarios volviendo a poner en situación de vulnerabilidad al club".

 

Recordó que en su momento la entidad "tuvo que sufrir la administración fraudulenta (hubo condena), pero esa misma situación se vuelve a reproducir cuando el órgano fiduciario tiene como uno de sus integrantes a un familiar de quien luego va a reclamar los honorarios y se embargan sus propiedades. Todo regresa a los mismos bolsillos, por decirlo de alguna manera. Porque se contacta a un estudio jurídico para llevar adelante las gestiones del órgano fiduciario y 'casualmente' uno de sus integrantes es familiar de uno de los miembros".

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?