Lunes 16 de mayo 2022

Fue a visitar la tumba de su mamá y se encontró con una profanación

Redacción 03/01/2022 - 15.00.hs

Un vecino de Santa Rosa, reconocido empresario del medio, denunció en la Seccional Segunda un desagradable hecho que tuvo lugar en el cementerio tradicional de la capital pampeana. El denunciante entiende que se trata de la profanación de dos panteones familiares. Uno el de su propia familia y otro el de unos familiares suyos.

 

De acuerdo al relato realizado ante la Policía, los hechos tuvieron lugar unos días antes del 26 de diciembre. La persona en cuestión fue en esa fecha al cementerio para llevar flores a su madre. Cuando ingresó a la bóveda familiar advirtió que había un féretro en el piso, junto a una placa de bronce.

 

Luego de chequear que ninguno de los cajones que había en la bóveda hubiera caído al piso, el hombre corrió el manto que cubría la tapa y advirtió que el féretro era de una tía abuela y que la placa era del esposo de ella, también fallecido.

 

Supuesto familiar.

 

Alarmado por lo ocurrido, el vecino volvió al día siguiente al cementerio para hablar con el personal. Uno de los empleados le contó que hacía aproximadamente una semana, un hombre, que dijo ser familiar de los titulares de ambas bóvedas había solicitado el traspaso y lo había concretado con la ayuda del propio personal del cementerio.

 

En concreto, el cajón de su tía abuela había sido sacado de la bóveda en que estaba desde hacía años, junto a la placa con el nombre del marido de esta, para ser trasladado a la bóveda de la familia del denunciante. Y en el otro panteón, en el lugar que quedó vacío, fue colocado un féretro, de otra mujer, que el supuesto familiar ordenó colocar allí.

 

En medio de su conmoción, el empresario se comunicó con sus primos para consultarles porqué habían trasladado el cajón hacia su bóveda sin aviso previo, pero estos le respondieron que no lo habían hecho, ni habían autorizado a otra persona a tomar semejante decisión.

 

"Muy lamentable".

 

Para el denunciante, la persona en cuestión, violó la bóveda donde estaba su tía y luego violó la de su madre. "Muy lamentable todo", dijo el denunciante en un breve contacto con este diario. "Esa persona que vino engañó a los empleados del cementerio, hizo sacar el féretro de mi tía abuela y lo llevó a nuestra bóveda. Evidentemente tenía una llave. Ha sido muy lamentable todo y vamos a ver qué acciones seguimos ante este atropello", dijo.

 

Al menos hasta ayer, las fuentes municipales consultadas por este diario no tenían información respecto al incidente denunciado, pues desde el punto de vista administrativo no existía todavía ningún expediente. Ante la radicación de la denuncia policial, que se formalizó ayer al mediodía, es de esperarse que en las próximas horas la comuna sea notificada y tome cartas en el asunto.

 

Al menos por ahora, el denunciante pidió mantener su nombre y el de las familias afectadas en reserva ante la sensibilidad del tema.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?