Sabado 18 de mayo 2024

La Facultad de Veterinarias, en una "situación sumamente crítica"

Redaccion Avances 15/04/2024 - 21.34.hs

La Facultad piquense funciona con un presupuesto que se elaboró a finales de 2022. Debido a esto, tuvo que recortar gastos de mantenimiento y de parquización. Además, dejó de proveer los insumos descartables para la realización de las prácticas de las y los estudiantes.

 

Abelardo Ferrán, decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de La Pampa, manifestó que el sistema educativo nacional está desfinanciado y que el “panorama es sumamente negativo”. En este sentido, le dijo a LA ARENA que la Facultad piquense recortó gastos de mantenimiento y que dejó de entregar el material descartable que usan los estudiantes en las prácticas.

 

“El panorama es sumamente negativo porque no disponemos de ningún crédito presupuestario. Tenemos grandes servicios que se prestan hace varios años. Como ser los servicios de limpieza, de los que hubo una licitación en la que se presentaron dos empresas, una cotizó 47 millones y la otra de 65 millones. Fue impugnada la de 47 millones y esos dos servicios quedaron declarados no aptos por una cuestión técnica y se hizo un contrato para mantener el servicio hasta junio, pero después, por lo menos en la limpieza, tenemos que ver cómo ajustamos y reducimos al máximo posible el servicio para que pueda pagar el Rectorado. Nosotros no disponemos de fondos”, dijo.

 

Además, agregó: "El servicio de mantenimiento del parque decidimos cancelarlo y hacerlo nosotros como podamos. El servicio de mantenimiento de edificios tampoco lo podemos contratar. Estamos funcionando con un presupuesto que se elaboró en 2022, con una inflación del 106 % anual contra un 290 % de inflación. Eso más una inflación proyectada de alrededor del 200 % para este año. Estamos recibiendo ayuda del Rectorado, pero es una situación sumamente crítica. El año pasado pudimos llegar porque hubo dos refuerzos presupuestarios en el segundo cuatrimestre”.

 

 

Insumos.

 

El decano de Veterinarias dijo que la situación en la Facultad que tiene sede en General Pico, “es tal vez es la más crítica” dado que Medicina Veterinaria es “una carrera muy cara”.

 

“La carrera de Medicina Veterinaria es la segunda en complejidad, porque demanda insumos para el laboratorio y para el hospital escuela. Necesitamos hacer prácticas preprofesionales y todo eso es oneroso. Si uno quiere que los graduados sean de una alta calidad formativa, uno tiene que brindar todos los elementos. Si no, va a bajar la calidad. Y ya estamos tomando algunas medidas. Antes proveíamos a los estudiantes con elementos de protección de bioseguridad, porque así lo exige el seguro. Como no podemos afrontar los gastos para comprar esos elementos descartables, le decimos a los profesores que le tienen que decir a los estudiantes que se tienen que comprar los elementos y que si no los tienen, no pueden ingresar al práctico”, señaló.

 

 

Salarios.

 

Ferrán señaló que “el problema de los salarios docentes es que han perdido un 30% del poder adquisitivo y tienen un 30% menos para poder llevar una vida aceptable, para no ser pobres. Un profesor con 40 horas tiene un ingreso aceptable pero hoy la situación es difícil para adquirir alimentos y cumplir con sus obligaciones y necesidades básicas”.

 

Además, aseguró que la Facultad tuvo que achicar los gastos de funcionamiento al extremo y no tiene fondos para afrontar ningún tipo de reparaciones. A modo de ejemplo, explicó que ni siquiera hay dinero para arreglar el techo del despacho del decanato, que en días de lluvia (como el de ayer), tiene entre cuatro y cinco goteras.

 

“Acá tenemos un problema en el techo, no lo podemos arreglar. Tenemos cinco goteras, está lleno de agua y no lo podemos arreglar, no tenemos plata para arreglarlo. Es todo así. Se van a ir cobrando los salarios, los docentes van a estar disponibles con menos poder adquisitivo y se van a ir rompiendo cosas y no las vamos a poder arreglar. Esa es la situación. Es terrible, yo nunca me imaginé que íbamos a estar así. En otros lugares me tocó pasar por momentos difíciles, pero uno como este, nunca. Es lamentable porque el sistema educativo argentino es de calidad, ha formado muchísimos profesionales que generan bienes y servicios para el país, pero hoy está desfinanciado y si no hay medidas urgentes de ayudas presupuestarias, esto va a colapsar”, finalizó.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?