Sabado 25 de junio 2022

Las ventas crecieron el 61% en el primer bimestre

Redacción 16/05/2022 - 00.38.hs

El relevamiento se realizó sobre 26 supermercados y despensas en la provincia de La Pampa. De acuerdo a lo relevado la facturación estuvo un 9,4% por encima de la inflación, es decir, hubo un sorpresivo crecimiento real.

 

JUAN JOSE REYES

 

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) las ventas relevadas en un panel de 26 cadenas de supermercados y autoservicios de La Pampa, que ocupan 25.811 metros cuadrados, mostraron un rebote de ventas del 61,17% interanual para el primer bimestre de 2022. Ese crecimiento en valores corrientes llega a 3.076 millones de pesos pero si se le descuenta la inflación del período (52,3%) hay un sorpresivo incremento real del 9,4 por ciento.

 

El valor del ticket promedio de ventas por operación fue de 3.297 pesos de las bocas censadas en la provincia que ocupan una superficie de 25.811 metros cuadrados en los salones de venta de cuatro grandes cadenas, proxis y autoservicios en Santa Rosa, General Pico, General Acha, Eduardo Castex, Toay, Realico e Intendente Alvear, a través de 468.235 tickets de consumo facturados en efectivo (10%) o por canales on line vía tarjetas de crédito o débito (90 por ciento).

 

La mayor cantidad de transacciones correspondió a los productos de almacén con 26,6% superando a los productos de limpieza que acapararon el 14,3% de las ventas y las carnes con el 12,2 por ciento. También son importantes en la porcentualidad las bebidas con el 12,4%; los lácteos con el 8,2%; las verduras con el 6,1% y panificados u otros farináceos con el 2,8.

 

Los 26 establecimientos y otras bocas de expendio de alimentos censados aquí comercializan casi el 80% de todos los alimentos de primera necesidad que consumen los más de 340 mil pampeanos en 25.811 metros cuadrados de superficie cubierta, de ahí su importancia a la hora de analizar el mejoramiento de las ventas, que si bien son superiores a los dos años de pandemia también comienzan a superar los de 2019. En enero se comercializaron 1.533 millones de pesos versus 974 millones del mismo mes de 2021 y en febrero 1.543 millones contra los 934,4 de 2021.

 

El consumo levanta.

 

Los despachos a precios corrientes para los meses de enero y febrero relevadas en la Encuesta de Supermercados del Indec sumaron un total de 3.076 millones de pesos, lo que representa un incremento de 61,17% respecto al mismo período del año anterior. En cambio las ventas a precios constantes sumaron un incremento de 289,22 millones de pesos, lo que representa un incremento del 9,4% en términos reales. Si bien el incremento del consumo en los últimos meses se ha vuelto más lento por la caída en el poder adquisitivo y por la creciente inflación se presume que las ventas en los supermercados se mantendrán una vez que los acuerdos paritarios comiencen a funcionar. La suba por sobre la inflación fueron de la mano de las mejoras en las ventas de lácteos, panificados y verduras pero de una caída del 13% en la venta de carnes en las grandes bocas de expendio.

 

Las facturas promedio subieron 18% hasta alcanzar la suma de 6.571 pesos (se imprimieron 468.235 tickets) y un global de ventas por metro cuadrado instalado en la provincia de 119,2 millones de pesos, un 12% más que el año pasado. Cuanto más atrás se incursiona en las mediciones del Indec se ve claramente lo que influyó la pandemia en las ventas. Sin embargo desde marzo, el próximo mes por salir su estimación, ya podría apreciarse, producto de la alta inflación, una reducción continua del poder adquisitivo de las familias. Mientras en enero y febrero la inflación fue del 3,9 y 4,7% en los meses posteriores, marzo y abril, fue del 6,7 y 6, respectivamente, lo que implica que en ese bimestre en valores constantes habrá menos consumo.

 

Las compras

 

Oficialmente la mayor cantidad de ventas de bienes en las 26 bocas de expendio censadas fueron los productos de almacén con 818,7 millones de pesos. Le siguieron en orden de importancia los artículos de limpieza con $ 44,30 millones; las carnes con $ 375,3 millones; bebidas con 381,5 millones; lácteos 250,2; verduras y frutas con 187,7 millones y panadería y confituras (farináceos) con 86,1 millones de pesos.

 

Sin dudas que las empresas supermercadistas, los Proxis y los autoservicios tienden a maximizar sus estrategias que le aportan un mejor posicionamiento de mercado impulsando para ello marcas propias, con mejores condiciones de compra e inclusive avanzando al espacio del mayoreo en general para las pequeñas localidades que rodean a las dos grandes ciudades de la provincia, sin embargo se nota el desabastecimiento en algunas marcas líderes pues cada día surgen nuevas segunda marcas y los cuatro grandes de La Pampa acopian cuando la inflación es elevado y el costo de reposición mayor mes a mes. Además así se garantizan mejores precios relativos pero implica elevadas ganancias asociadas a ese proceso, en algunos casos en demasía, que aquí en La Pampa se hace muy difícil de controlar por los inspectores. En muchos aglomerados urbanos del país estuvieron en valores reales por debajo de los guarismos de La Pampa y en algunos casos muy por debajo de los valores reales según el EMAE (Estimador Mensual de Actividad Económica). Allí se explica que el sector más golpeado continúan siendo los servicios y con mejoras en la adquisición de bienes de primera necesidad apear de la inflación reinante. Lo concreto y oficial es que en La Pampa las ventas en supermercados mostraron en el primer bimestre del año un aumento nominal del 61% pero de casi el 10% real, es decir medido a precios constantes (descontando la inflación minorista).

 

Una encuesta más amplia.

 

La Encuesta de Supermercados y la Encuesta de Autoservicios Mayoristas tienen como principal objetivo medir la evolución de las ventas a los consumidores finales a través de ambos canales de comercialización y proveer información estadística continua para el análisis de coyuntura. Desde de enero de 2017, la Encuesta amplió el panel de empresas, incluyendo nuevas preguntas que indagan sobre las ventas totales realizadas dentro del salón comercial y por canales online (ventas por internet); además, se segmentan las ventas totales por medio de pago en efectivo, tarjeta de débito, tarjeta de crédito y otros medios de pago.

 

La ampliación del panel permite desagregar los datos relevados para las 23 provincias y la CABA. En forma paralela se presentan datos de un nuevo relevamiento a 29 autoservicios y dos empresas de autoservicios mayoristas en La Pampa. Estos canales se caracteriza por comercializar sus productos al por mayor tanto en forma directa a los consumidores finales como con fines de reventa en Santa Rosa y General Pico. El cuestionario aplicado es el mismo que el de la encuesta de supermercados y tiene en cuenta solo aquellas ventas con facturas o tickets emitidos por un responsable inscripto a un consumidor final, monotributista y/o exento.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?