Jueves 06 de octubre 2022

"Le pongo una ficha a Massa"

Redacción 01/08/2022 - 08.34.hs

El sociólogo, economista y analista político, Carlos Riello, consideró que Sergio Massa llegó al gabinete con "más exigencias que posibilidades". A su vez, afirmó que con su gestión al frente del Ministerio de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura "se juega su candidatura para 2023".

 

En diálogo con Radio Noticias, explicó que el país llegó a este escenario producto de las políticas implementadas durante la presidencia de Mauricio Macri. "Venimos de una administración como el macrismo que nos puso en el lugar que estamos desde el punto de vista económico", señaló y mencionó el proceso de endeudamiento con el Fondo Monetario Internacional por 45 mil millones de dólares y la fuga de capitales durante ese período. "Ese es el marco, lo cual ha generado la situación que tenemos, que afecta lo económico, lo financiero y esencialmente lo social", indicó.

 

De todas maneras, el sociólogo es optimista ante la renovación del gabinete. "Yo le pongo una ficha porque Massa es un hombre de poder, conoce 'todos los timbres', sabe con quién hablar y en qué momento, y muchos quieren hablar con él", resaltó.

 

De todas maneras, advirtió que "inicia con más exigencias que posibilidades su gestión". A su vez, consideró que "se está jugando algo muy importante para él, que es su candidatura para 2023".

 

Riello aclaró que, si bien le pone fichas, hay que "darle un compás de espera por lo menos hasta que jure y cuente el plan económico que tiene en mente. Igual en economía no hay magia, siempre es una manta corta".

 

Prioridades.

 

Luego de considerar que no es equiparable el escenario con lo que ocurrió en el 2001, cuando el por entonces presidente Fernando de la Rúa convocó a Domingo Cavallo, debido a que actualmente gobierna una coalición como el Frente de Todos que marca otro rumbo, Riello planteó que lo principal en el contexto actual es "atender la cuestión socioeconómica" y mantener el crecimiento con un déficit moderado.

 

En esa línea, consideró que Massa no tiene muchas opciones. "Tiene que representar los intereses del pueblo y también atender los intereses que tiene el poder real", opinó y remarcó que "si no genera un mensaje conciliador entre las dos puntas, se le va a complicar y mucho".

 

El analista advirtió que los deciles más bajos de la estructura socioeconómica "están complicados" y es "lo primero que hay que atender", y los deciles medios también. De esta manera, "si uno arranca con palos", la corrida financiera que "ya lleva casi dos meses" va a repercutir "en las personas que hay que defender".

 

El analista apuntó contra los precios que están atados al dólar blue, al cual tildó de ser una "gigantesca ficción". Una opción para frenar eso, señaló Riello, es "retrotraer precios o en todo caso congelar, pero a su vez reforzar los ingresos de las personas".

 

"Lo que tenemos que lograr es eso, repartir mejor la torta. Se ve en el mundo que la concentración de riqueza, especialmente en tiempo de pandemia, fue cada vez más aguda y cada vez hay más gente pobre", añadió.

 

Cuevas financieras.

 

Con respecto a la cuestión cambiaria, indicó que "hay que controlar las cuevas mayoristas que no son más que cinco en Capital, que son en definitiva los que van a marcar el rumbo del país, y siete distribuidores grandes". A su vez, señaló que "lo importante son los dólares financieros, que tienen un registro real. Han bajado claramente los últimos tres días, habían llegado a 360 pesos y cerraron en 288".

 

Por otro lado, Riello abordó la cuestión de la economía bimonetaria y señaló que se implementó en el país con la última dictadura militar, y se solidifica en la década de los 90. "Hasta el 76 nadie pensaba tanto en dólares, las propiedades se vendían en pesos", graficó.

 

"Cuando hablamos de economía bimonetaria tiene que ver con que hay determinados precios que sí o sí tienen que ser en dólares, por lo menos por ahora hasta que encontremos algo diferente al dólar. Ahora, si empezamos a tener otras monedas de intercambio como puede ser a partir de la entrada al Brics, que creo que se va a dar, ya podemos estar hablando de otros valores. Eso sería mucho más sano", afirmó.

 

Riello explicó que hay un dólar que se denomina "multilateral, que a hoy es de 158 pesos contra los 137 que está el oficial". Implementar este tipo de cambio posiblemente sería una solución, porque la otra opción es "seguir con las microdevaluaciones como se está haciendo, lo cual me parece que ya no es momento".

 

El acuerdo.

 

Riello remarcó que "el acuerdo con el Fondo está vigente y se cumplieron hasta ahora las metas del primer y segundo trimestre", pero consideró que "hay que renegociar las metas del déficit porque estamos en un escenario totalmente diferente, que se llama guerra"

 

"Solamente en energía, la Argentina tuvo que desangrar cerca de 7.500 millones de dólares en compra de energía", precisó y comentó que a nivel mundial el gasoil tuvo aumentos de hasta el 84 %. El analista trazó un panorama de lo que ocurre en otros países del mundo y remarcó que "la Argentina no es la excepción. Está bien que todo el mundo se enoje, pero algo está pasando en el mundo por si no se dieron cuenta". Pese a ello, aseguró que es "absolutamente optimista y le pongo muchas fichas a esta nueva gestión. Es la última bala, no hay muchas posibilidades. Reitero, entra con más exigencias que posibilidades".

 

"Una gran posibilidad".

 

Consultado sobre el vencimiento de las concesiones de los puertos del río Paraná, de los cuales 14 de 18 están en manos de cerealeras extranjeras, consideró que no es "muy utópico ni muy loco" pensar en que el Estado se haga cargo. "Me parece que es necesario. Lo que se llama Hidrovía, ya vencida, se podría administrar por parte nuestra a partir de inversiones. Creo que Massa lo tiene en carpeta, para que le Estado lo haga", indicó.

 

En relación a los puertos, también consideró que hay "una gran posibilidad de ser administrado, por lo menos algunos". También mencionó el caso de Vicentin y anticipó que hoy se dará a conocer una decisión judicial de la Corte Suprema de Santa Fe. En ese marco, a partir del ese fallo, "posiblemente el gobierno tenga la puerta abierta para meterse directamente a administrarlo". De esta manera, se recuperaría "la oportunidad que se perdió en el 2020 por un apuro y mal asesoramiento que le hicieron al presidente".

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?