Viernes 14 de junio 2024

Muerte de Festín Texano: cuidador no declaró

Redacción 24/05/2024 - 07.54.hs

Ari de Oliveira, el cuidador, entrenador y jockey acusado de haber envenenado al caballo pura sangre Festín Texano, enfrentó una indagatoria en la mañana de ayer y optó por no declarar. En el marco de la investigación preliminar se solicitó la apertura de su celular.

 

Días atrás, una familia santarroseña denunció que lo habría matado al inyectarle algún líquido, aún desconocido, en el cuello. Ayer, el acusado debió enfrentar una indagatoria en la Ciudad Judicial de Santa Rosa.

 

El fiscal Oscar Cazenave, a cargo de la causa, ordenó que se abra el celular de Oliveira para obtener nuevas pruebas. Cabe recordar que el cuidador ya había recibido una restricción por 90 días, en los que no puede acercarse al campo ni a la familia denunciante.

 

Fuentes judiciales anticiparon que el delito que se le puede llegar a imputar al jockey podría ser maltrato animal, en concurso con daño a la propiedad privada.

 

Según la versión De Oliveira, el caballo había sufrido un infarto. Pero días más tarde, la familia propietaria verificó las cámaras de seguridad y denunció que el hombre se acercó con una jeringa y luego el animal comenzó a temblar hasta caer al suelo.

 

Además de la denuncia de la familia, Belén Iriarte -una de las hijas del dueño del campo- publicó en sus redes sociales la filmación del momento en el que aplica la inyección al caballo. “Teníamos mucha confianza con él. Atendía bien a los animales, no habíamos tenido ni siquiera una discusión”, había afirmado la joven, en diálogo con LA ARENA.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?