Miércoles 10 de agosto 2022

Viajar, desde Estados Unidos, en su auto y con sus tres perros

Redacción 20/06/2022 - 16.36.hs

Viajar, viajar y viajar. Todos los días se conoce la historia de familias, amigos, parejas que dejan su vida de confort para pasar a una llena de aventuras y riquezas paisajísticas, culturales, históricas. Pero muchos de ellos no solo conocen nuevos lugares turísticos sino que atraviesan una espectacular odisea para llegar a reencontrarse con sus seres queridos.

 

Cada historia es única, cada viajero o viajera al contar sus travesías resaltan pasajes distintos. Este es el relato de Oscar Dúo, un argentino que manejó su auto cuatro meses, desde Estados Unidos a Santa Rosa, para ver a sus hijos. Pero ¿por qué manejar y no volar? Obviamente que la primera intención era realizar todo el recorrido en avión pero en México no le permitían subir a sus tres perros.

 

"¿Cómo los iba a dejar si estuvieron en mi peor momento?", exclamó Oscar y fue así que no dudó en pedirle el auto a su hija, que vive en Miami, y comenzar este camino que duró cuatro meses pero que parecieron años porque en el trayecto vivió lo que podría ser la trama de una película de acción.

 

Una de las primeras paradas en La Pampa fue LA ARENA porque quería que todos conozcan su historia. Mostró su Mercedez Benz convertible, color negro, "indestructible", según lo definió, y a sus tres perros: Periquita y los dos cachorros.

 

Es importante aclarar que Oscar es "porteño" pero se enamoró de La Pampa hace muchos años cuando con un amigo visitaron la provincia. Es más, posee un campo en El Durazno y allí se aloja. "Vivo en los mejores lugares de California pero a mí no me sacás de la zona de Carro Quemado". Y agregó: "Me gustan los ciervos, los jabalíes. Nosotros tenemos un campo donde le damos de comer a los animales, no los matamos".

 

A EE.UU.

 

Fue en La Pampa donde conoció a la mamá de sus hijos pero también donde vivió "años oscuros" porque contó que en su juventud estuvo preso en Toay "por guerrillero dijeron, pero yo les dije que era tasador en el sector inmobiliario". Fue en ese momento cuando decidió emigrar a Chile pero también fue encarcelado durante "la época de Pinochet por diez días".

 

"Decidimos irnos a Estados Unidos porque teníamos posibilidades de estar allá y a mí me dieron la nacionalidad. Me dieron todo cuando yo no pedí nada", dijo agradecido y reconoció que "Estados Unidos se portó muy bien pero soy argentino". Su hijo Facundo nació en nuestro país mientras que sus otros dos, Antuán y Dominik, en el país del norte.

 

Nunca dejó de volver a Argentina, especialmente a Toay, donde encontró a Periquita hace dos años, su primera perra "que hace magia", según contó porque luego de que ella apareció, se curó de una grave enfermedad. "La recogí abandonada y me la llevé", sostuvo. Ella tuvo dos cachorros, sus nuevos compañeros. Es más, recordó que con sus mascotas realizó uno de sus primeros viajes aventureros porque con su motorhome de 32 metros de largo recorrieron EE.UU. "Era un hotel de cinco estrellas".

 

Un "Dakar".

 

Oscar planificó La vuelta a nuestra provincia para febrero, pero por cuestiones burocráticas no podía embarcar a los perros en México. "Como no podía mandar los perros me vine manejando por tierra sin saber con lo que me iba a encontrar", afirmó.

 

"Me metí en cada lío... Lo que pasamos con estos perros es como el Rally Dakar pero multiplícalo por 100, solos y sin auxilio", remarcó el aventurero. Obviamente que es muy difícil resumir lo que vivió durante todo el trayecto pero aseguró que "cuando tenga la mente clara, voy a escribir un libro".

 

Además de los paisajes extravagantes, durmió sobre cocos, pasó por desiertos, pagó mucho dinero para poder pasar a los canes en las fronteras, le robaron el celular, dinero y también fue entrevistado por medios de otros países. "Me hicieron notas a los lugares donde llegaba y me decían '¿dónde queda La Pampa?'. Era raro que alguien solo haga semejante viaje", resaltó.

 

Peligro.

 

Su relato siempre lo centró en lo que vivió desde México a Colombia. Pasó por Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, hasta el tapón de Darién, que se encuentra entre Panamá y Colombia".

 

Ese fue uno de los puntos más preocupantes porque de Panamá a Colombia el viaje fue "en barco porque no hay ruta", pero "se le rompió el motor y quedamos 20 días varados" y tuvo que dormir sobre los cocos porque no le dieron un camarote. "Me hice amigos de los chicos de la isla que no conocen los perros, los nenes crecen sin conocer a los perros", se sorprendió.

 

"Tuve que pagar cuatro mil dólares para que me cruzaran los perros, otro tanto para que un barco me llevara el coche y resulta que cuando pago a esta gente me doy cuenta que eran contrabandistas, narcotraficantes; yo iba en esa lancha con los perritos y no sabía nada. Cuando llegamos a Colombia, uno de ellos me dijo que me vaya porque me iban a secuestrar para pedir plata, me escapé y llegué a Barranquilla", relató.

 

"Después no me dejaban pasar de Bolivia para Argentina porque no tenía seguro internacional. Hablé con el consulado, se dieron cuenta que estaban equivocados y me dieron el seguro y pasé. Pero me quedé en La Quiaca boliviana como un mes. A Chile no me dejaron entrar por los perros y en Bolivia entienden más porque de Estados Unidos los perros no salen si no tienen todos los papeles", agregó.

 

"Dejé el nombre de La Pampa por todo Centroamérica", aseguró el gran viajero quien resaltó que con su edad se animó y que eso debe impulsar a los más jóvenes que no se deciden a emprender esta aventura.

 

Tenía pensado quedarse uno o dos años en La Pampa, pero por un contratiempo debe regresar a Estados Unidos. Pronto regresará para reencontrarse con sus mascotas y su compañero fiel: el Mercedes.

 

El gran compañero.

 

"¿Para que te vas a llevar ese auto viejo?", le dijo Dominik a Oscar, luego de que él le pidiera su Mercedes Benz para comenzar la travesía por Latinoamérica. "Es indestructible", destacó el hombre aventurero quien aseguró que luego de pasar por todo el continente con las más variadas condiciones climáticas, nunca lo abandonó.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?