Domingo 19 de mayo 2024

“Parece mentira que hoy se luche para no retroceder”

Redacción 15/04/2024 - 00.02.hs

“Parece mentira que hoy estemos luchando para no retroceder”, lamentó uno de aquellos jóvenes de la década de 1970 que peleó por la nacionalización de la Universidad Nacional de La Pampa. Hace 51 años ocurrió un “hecho histórico”, como lo describe Roberto “Taragüí” Rodríguez, pero asegura que este tiempo también quedará guardado en la memoria porque “se quiere eliminar la universidad pública”.

 

El 12 de abril de 1973, la Universidad de La Pampa dejó de ser provincial para adquirir estatus de nacional. Pero ese logro se obtuvo luego de una ardua lucha de trabajadores, trabajadoras y estudiantes que unieron fuerzas. Y así lo recordó Rodríguez, quien en aquella época era estudiante de Agronomía y formaba parte del centro de estudiantes.

 

En diálogo con LA ARENA, entrelazó lo que ocurrió hace 51 años -y que fue celebrado por la comunidad académica el viernes pasado con la entrega de más de 160 títulos a graduados y graduadas- con el avasallamiento sobre las universidades públicas que está realizando el gobierno de Javier Milei al no actualizar el presupuesto, lo que dificulta el funcionamiento de las mismas.

 

“Unidos eran fuertes”.

 

Rodríguez, o “Taragüí como lo conocen, comentó que la nacionalización se concretó “durante el proceso militar anterior a la última dictadura militar que fue la más genocida”. Desde el 26 de marzo de 1971 al 25 de mayo de 1973 el presidente de facto era Alejandro Agustín Lanusse, Juan Domingo Perón estaba proscripto y en las elecciones de marzo ganó Héctor Cámpora.

 

En ese momento, “en la década del ’70, se estaban dando un montón de luchas en todo el país por diversos motivos, como en las universidades. Había unidad de los sectores de los trabajadores y estudiantes, donde cada uno reclamaba lo suyo pero unidos eran muy fuertes y lograron conquistar muchas cosas que fueron quedando para la historia venidera”.

 

“Teníamos los ‘cordobazos’ en un lugar donde había un fuerte sector fabril y hoy también lo hay, pero no sé cómo quedará después de los libertarios… Estoy viendo que hay empresas que se están yendo del país”, lamentó el histórico militante.

 

Pero en aquel entonces, había muchas personas que eran trabajadores y estudiantes, “como en el caso mío”, señaló Rodríguez y agregó: “Muchos estábamos en la misma situación, eso facilitaba y surgía la unidad alrededor de todas las luchas”. A sus 20 años, la lucha “fue parte importante para esa generación porque le pusimos el pecho”.

 

Hechos históricos.

 

“Las universidades cada una tenía su lucha, como por ejemplo para la enseñanza libre y gratuita, sobre la cual se lucha siempre, pero ahora parece que se quiere retroceder, que se quiere eliminar la universidad pública… Qué ironía”, lamentó y recordó que la creación de la universidad provincial en La Pampa fue el “primer hecho histórico de educación pública y en 1973 se produjo la nacionalización, el segundo hecho histórico porque nacionalizar era un acto trascendente”.

 

“Ahora también es un hecho histórico pero inverso”, señaló y apuntó contra el Gobierno nacional porque “se pretende eliminar la educación pública. Esto es una ironía de la historia, se puede ver quien es quien. Parece mentira que hoy estemos luchando para no retroceder y el mejoramiento de la educación”.

 

Presupuesto.

 

El entrevistado comentó que “la cuestión presupuestaria tiene que ver con la planificación de las universidades, para analizar cómo expandirla, cómo crear nuevas facultades, qué necesidades hay y se va improvisando de acuerdo a los momentos. Es por ello que año a año se requiere más recursos, nadie podía pensar que esto iba a ir para atrás, que es lo que se pretende”.

 

“Ni con Macri pasó algo así”, aseguró y recordó que “hubo alguna demora en el tema presupuestario pero después se fue acomodando”. En ese marco, apuntó contra el gobierno de Javier Milei porque “renegar de la educación pública es de una visión muy chiquita, escasa y muy pobre ya que no se ve lo importante que es la educación en la sociedad. Antes se planteaba que se necesita mayor presupuesto cada año porque es una inversión, no un gasto, es una inversión para que los jóvenes estén más preparados y sean capaces”.

 

“Quieren exprimir el presupuesto y la capacidad de hacer obras que se tienen que hacer, ¿por qué no se proponen reducir la deuda con el Fondo Monetario Internacional? Ahora dice que quieren mandar ayuda a Ucrania o Israel. Estamos todos locos, o muchos de ellos… Se tergiversa la realidad de las cosas y este país, que es tan rico, se podría aprovechar en beneficio de las provincias. Y así nos va…”, reflexionó.

 

“Es una paradoja que después de 51 años suceda esto”, sostuvo y espera que se defienda la universidad, “pero siempre hay sorpresa. Aparecen cosas que son increíbles, es lamentable, pero se supone que en algún momento se supera eso porque el pueblo no se suicida, aunque a veces pareciera. Espero un camino que pueda abrirse para resolver los problemas porque uno ve cómo el pueblo argentino sufre y a las provincias le sacan los recursos. Ellos tienen cualidades entreguistas, interés por lo de afuera y cambian las reglas del juego”, cerró.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?