Viernes 14 de junio 2024

Por la crisis, aumentó en un 20% la atención de pacientes en el Favaloro

Redaccion Avances 25/05/2024 - 18.18.hs

El ajuste impulsado por la gestión de Javier Milei, a la que se sumó la desregulación de sectores claves como las prepagas, ya impacta en el sistema de salud pampeano. El Hospital René Favaloro registró un aumento del 20 % en la demanda, según las estadísticas oficiales.

 

Desde el Ejecutivo provincial dieron a conocer las cifras a un año y tres meses de la inauguración del establecimiento de Complejidad Creciente, que se encuentra “trabajando a pleno, equipado con tecnología de vanguardia y brindando los servicios proyectados cuando se decidió su construcción”. Al respecto, el subsecretario de Salud, Gustavo Vera, destacó que ya con todos sus servicios habilitados que ofrece una atención con la más alta tecnología disponible en el mundo y es un centro de internación modelo para todo el país.

 

Mayor demanda.

 

El ajuste económico implementado por el Gobierno nacional tiene consecuencias en la atención de la salud: cada vez son más las personas que, ante la imposibilidad de afrontar el pago de las cuotas, dejan las empresas de medicina prepaga y se vuelcan a hospitales públicos. “En el primer trimestre del año hubo un aumento del 20 por ciento en la cantidad de gente que tuvimos que atender en el Favaloro. Esas últimas estadísticas reflejan las consecuencias de las medidas que tomó el Gobierno nacional”, explicó el funcionario provincial.

 

A su vez, señaló que “también hay mucha gente que elige atenderse en nuestro hospital, aunque pueda pagar la prepaga, por la calidad del servicio que se presta. En este punto debemos remarcar que nosotros no somos competidores del sector privado, sino complementarios. La Pampa tiene sanatorios y clínicas de muy buen nivel y queremos que ellos sigan trabajando bien, por la comunidad, por sus empleados y para que nuestros servicios no se saturen”.

 

Insumos más caros.

 

Por otro lado, advirtió que otra problemática derivada de las políticas del Gobierno nacional que afecta al sistema de salud a nivel nacional en estos momentos es el aumento del valor de los insumos. “Hay algunos que subieron 300 o 400 por ciento en muy pocos meses”, alertó.

 

Sobre este punto recordó que hace un par de semanas los médicos a través de los medios nacionales, lanzaron la advertencia de que se encontraban en riesgo las intervenciones cardiovasculares por el precio al que habían trepado los stents (dispositivos que se colocan en las arterias obstruidas). Pese a todos estos inconvenientes que ocasionan las decisiones de la administración nacional, el Favaloro se mantiene trabajando a pleno y ninguno de sus servicios de excelencia se vio resentido por esta situación. “La firme decisión del gobernador Sergio Ziliotto permite que sigamos ofreciendo las mismas prestaciones de siempre con la calidad que corresponde”, afirmó.

Etapas culminadas.

 

La inauguración del Favaloro se produjo el 28 de febrero del año pasado, en cinco etapas. “Se abrió con los servicios de Radiología, Hematología, Vacunación, Anatomía Patológica y Traumatología sin internación. Cada 30 o 40 días fuimos sumando prestaciones. Hasta que el 12 de octubre ya teníamos todas las internaciones disponibles”, resumió Vera.

 

El Favaloro cuenta con una capacidad total de 268 camas y en su construcción se planificó una posible ampliación, para que cuando sea necesario hacerla no quede “como un parche”, sino integrada al hospital. Un párrafo aparte merece la terapia intensiva neonatal del Favaloro que vino a dar eficaz respuesta a la demanda. “Cuando nacen bebés prematuros, deben permanecer en cuidados intensivos durante varias semanas, hasta llegar al peso necesario para su pase a sala común. Eso hace que si hay mellizos o trillizos se dispongan de menos plazas durante un lapso que a veces llega a los dos meses, por ejemplo. Ahora tenemos 18 camas en terapia neonatológica y la situación que nos complicaba en el Molas quedó resuelta”, indicó el subsecretario.

 

Tecnología de punta.

 

Además de contar con tomógrafos, ecógrafos y resonador de última generación, entre otras herramientas de las que dispone en sus servicios, el Favaloro también posee dos sistemas para proveer energía eléctrica en caso de que se produjera un corte. “Además del grupo electrógeno, hay un equipo UPS (en inglés Uninterruptable Power Supply, también llamado Sistema de Alimentación Ininterrumpida (SAI) que funciona como tercera alternativa y hace que el tiempo máximo que el Hospital puede permanecer sin electricidad sea de 8 segundos”, resaltó.

 

Otra de las características distintivas del nosocomio son sus 300 cámaras de seguridad, que permiten monitorear permanentemente todo lo que ocurre. La logística moderna de la que dispone, sitúa al Favaloro a la vanguardia en la atención de la salud y es un orgullo para todos los pampeanos y pampeanas.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?