Miércoles 18 de mayo 2022

Rebrote de Covid-19 afectó a empresas pampeanas

Redacción 17/01/2022 - 08.12.hs

El nuevo brote de coronavirus "produjo un fuerte impacto en la industria de nuestra provincia. Si bien no podemos calcular un porcentaje promedio, todas las empresas pampeanas tienen parte de su personal aislado", señaló Rubén Gorordo, presidente de la Unión Industrial de La Pampa (Unilpa). Entrevistado por el "Aire de la Mañana" (Radio Noticias, FM 99.5), agregó que "en las últimas semanas se registró un aumento muy fuerte de casos, que afectó a las empresas", aunque anticipó que "esta flexibilización para los contactos estrechos seguramente ayudará a reducir el ausentismo en puestos de trabajo".

 

Además, la mayoría de las empresas "tiene algún porcentaje de personal no vacunado, con un mayor nivel de riesgo frente a los rebrotes", cuestión que los empresarios "no podemos solucionar, porque la vacunación sigue siendo voluntaria". Según Gorordo, el pase sanitario no contribuye a resolver este problema "porque su implementación no tiene la fuerza de ley suficiente" para restringir el ingreso de trabajadores. "Por eso, lo mejor es seguir generando conciencia, para que las personas que no están convencidas finalmente entiendan que deben vacunarse".

 

"No tan optimistas".

 

Frente al panorama de crecimiento económico que destacan el gobierno y otros sectores, el titular de Unilpa consideró que "evidentemente hay una visión muy optimista, pero ese nivel de crecimiento no satisface las expectativas de los empresarios pampeanos". Si bien "en La Pampa nos ofrecen ayuda en forma de créditos, a tasa subsidiada, para incrementar personal y destinados a diferentes sectores a través del Banco de La Pampa", los industriales pretenden "incrementar las posibilidades mediante un plan estratégico para el crecimiento" que contemple "distintos factores que afectan" a la industria.

 

De todas maneras, "la pandemia afectó menos a La Pampa que a otras jurisdicciones, porque nuestra industria depende básicamente del sector agropecuario, cuya actividad no se detuvo en ningún momento", y por eso la tarea prioritaria es "aumentar la industrialización de productos primarios, especialmente agrícolas porque en el sector ganadero tenemos frigoríficos de primer nivel compitiendo con productos de exportación". Según Gorordo, "La Pampa debería alcanzar ese nivel para agregar valor agregado" a las cosechas.

 

"Mucho por hacer".

 

En ese contexto, el estado pampeano debería "trabajar en los diferentes aspectos y factores que afectan las posibilidades de inversión". Según Unilpa, "hay mucho por hacer en cuestiones logísticas, impositivas y laborales, para promover la radicación de industrias, pero debemos contar con una estrategia sólida y ofrecer un panorama estable y claro en cuanto a las facilidades" que podría ofrecer nuestra provincia.

 

Gorordo explicó que "el mercado interno nacional es tan inestable que no permite realizar una planificación productiva" en tanto que La Pampa "resulta una de las provincias con tarifas eléctricas más caras". "Si queremos ser competitivos, tendremos que posicionarnos sobre puntos reales y concretos. Hoy estamos en desventaja respecto de Córdoba y San Luis, provincias vecinas con quienes debemos competir, pero esta cuestión no involucra solo al gobierno, porque para posicionarnos mejor también debemos incrementar los niveles de producción", dijo.

 

La propuesta de Unilpa es "trabajar en un planteo realista sobre los principales obstáculos y las mayores necesidades que tiene La Pampa para otorgarle valor agregado a la mayor cantidad de productos que produce". Según Gorordo "incrementar la industria en nuestra provincia es una cuestión muy importante" y para ello se requiere "apuntar al desarrollo de las pymes y empresas familiares".

 

En ese sentido "una decisión muy acertada fue el Fogopam. Había muchas empresas que no podían tomar créditos, y este fondo permitió una rápida solución". También recordó que "la mayor parte de las empresas pampeanas son pymes y familiares", según un relevamiento realizado por Unilpa a fines del año pasado. "Ninguna de ellas llegaba a un endeudamiento del 10% de su capital, ni de su facturación, pero para estar en crecimiento una empresa debe sostener un 30% de endeudamiento". Para Gorordo, "es necesario evaluar por qué no invierten nustras empresas: si no quieren arriesgarse o si consideran que no son tan buenas esas tasas" que tanto se promocionan.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?