Jueves 18 de abril 2024

Un nene en terapia intensiva

Redacción 24/02/2024 - 10.45.hs

Ayer por la tarde se vivieron momentos de nerviosismo en la posta sanitaria del barrio río Atuel. Un niño ingresó inconsciente pero su padre logró salvarle la vida al realizarle maniobras de RCP. Según fuentes policiales el menor se encuentra internado en terapia intensiva.

 

Cerca de las 19.30 efectivos policiales de la Seccional Primera fueron alertados por el ingreso de una mujer "junto con su hijo inconsciente" a la posta del barrio mencionado. Las fuentes policiales consultadas por LA ARENA, comentaron que al ingresar el personal policial, observan que al niño de siete años, su padre le realizaba maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP).

 

En ese momento, la madre del pequeño estaba en "un estado de nerviosismo" por la situación, por lo que los efectivos solicitan el apoyo del personal de la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia.

 

Reanimación.

 

El personal policial que llegó a la posta auxiliaba al padre hasta que logran reanimarlo cuando llegaba la ambulancia del Servicio de Emergencias Médicas (SEM). Al llegar los profesionales de Salud, lo trasladaron con urgencia al Hospital René Favaloro.

 

Según pudo saber LA ARENA, el niño de siete años se encuentra internado en terapia intensiva para poder identificar que causó la descompensación.

 

Motos.

 

A finales del año pasado se publicó en este diario que efectivos policiales le dispararon balas de goma por la espalda a un menor que se fugó en una motocicleta luego de un disturbio en las calles Márquez y Gentili.

 

Este caso quedó con dos causas, una por el accionar de los policías, y por el otro lado, por resistencia a la autoridad por parte del menor.

 

Una vez que el joven había sido demorado, se le secuestró la motocicleta porque no contaba con la documentación para circular. Por este motivo, fuentes consultadas LA ARENA comentaron que se realizó un análisis de "revenido químico porque tenía el motor limado" y que dieron con los resultados el último jueves.

 

En ese sentido, tras casi dos meses del hecho, pudieron establecer que el motor pertenece a una motocicleta robada en jurisdicción de la Seccional Primera.

 

Al verificar que el número coincidía con una motocicleta denunciada, ayer realizaron un allanamiento en la casa del menor de 16 años y detallaron que encontraron "parte de moto Gilera y dos motores con los números adulterados".

 

Disparos.

 

Todo ocurrió durante la noche del último sábado del año pasado cuando la Seccional Primera fue notificado por un disturbio en las calles Márquez y Gentili. En el lugar, las fuentes consultadas indicaron que el grupo se dispersó y, en ese momento, "observan que una persona se escapa en motocicleta", por lo que un móvil policial comienza a perseguirlo.

 

Durante la persecución, según la versión policial, los efectivos observan que el joven "oculta un objeto negro entre la cintura y hace un ademán" como si fuera un arma entonces, los efectivos policiales efectúan los disparos de balas de goma. Y agregaron que "se efectuaron dos disparos con postas anti tumulto".

 

Al ser menor intervino personal de la Unidad Funcional para luego ser entregado a la familia.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?