Domingo 19 de mayo 2024

El eclipse

Redacción 14/04/2024 - 09.16.hs

La denominación del premio concedido a los Hermanos Milei parece un sarcasmo, cuando los tenebrosos métodos empleados por el gobierno israelí han generado el espanto y el repudio universal.

 

Por Horacio Verbitsky

 

Los Hermanos Milei recibieron en Miami el Premio Embajador Internacional de la Luz, otorgado por la organización de ultraderecha Chabad Lubavitch, en reconocimiento por su compromiso con el gobierno de Israel. La filial argentina de esa secta jasídica apoyó hace medio siglo a la dictadura cívico-militar-eclesiástica. Su aquiescencia a la barbarie que arrasó todas las libertades en el país y produjo decenas de miles de detenciones y desapariciones fue menos notoria que la complicidad del Episcopado Católico, por la condición marginal del judaísmo en el país. Al aceptar la distinción, el Presidente reveló que su abuelo materno era judío.

 

Es la tercera vez, en los cuatro meses que lleva el gobierno de los Hermanos Milei, que sus titulares participan en ceremonias públicas con esa organización que, según el investigador del Conicet Damián Setton, tiene en la actualidad "fuerte inserción de sectores financieros y de grandes empresarios", aunque "no creo que Milei necesite la intermediación del judaísmo para que los grandes empresarios apoyen su proyecto".

 

La denominación del premio concedido a los Hermanos Milei parece un sarcasmo, cuando los tenebrosos métodos empleados por el gobierno israelí han generado el espanto y el repudio universal, con la excepción según los votos en Naciones Unidas de Estados Unidos, la Argentina y Paraguay.

 

El talón de Aquiles.

 

Pero incluso en Washington, una altísima funcionaria del gobierno de Joe Biden denunció ante el Congreso que la población de Gaza ya está padeciendo la peor hambruna, inducida en forma deliberada por las Fuerzas Armadas de Israel. Se trata de Samantha Power, que dirige la estratégica USAID. Ante la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, dijo que uno de cada tres chicos de Gaza padece aguda desnutrición. Hace dos décadas Power obtuvo el premio Pulitzer por un libro sobre la incapacidad de Estados Unidos de prevenir los genocidios. El apoyo económico, político y armamentístico de Estados Unidos para la consumación del genocidio en Gaza se ha convertido en el talón de Aquiles de Biden en la contienda electoral con Donald Trump.

 

Mientras los Hermanos Milei celebraban en Miami, un ataque aéreo israelí en el centro de la franja de Gaza causó la muerte a tres hijos y tres nietos de Ismail Haniyeh, jefe del buró político de Hamás. Haniyeh dijo: "Con este dolor y sangre, creamos esperanzas, un futuro y libertad para nuestro pueblo, nuestra causa y nuestra nación”.

 

Esa asociación entre la sangre vertida y la representatividad política es propia de una concepción teocrática. Recuerda la entrevista que Gabriel García Márquez le hizo en abril de 1977 a Mario Firmenich. Dijo que la organización no había hecho nada para impedir el golpe porque lo consideraba “parte de la lucha interna en el movimiento peronista” y que se había preparado para soportar en el primer año “un número de pérdidas humanas no inferior a 1.500 bajas”. Explicó que fueron menos de las previstas, y que en el mismo período la dictadura se había desinflado, “mientras que nosotros gozamos de gran prestigio entre las masas y somos en Argentina la opción política más segura para el futuro inmediato”. García Márquez no pudo menos que reparar en ese escandaloso desprecio por la vida, no sólo de los enemigos sino también de los propios compañeros.

 

Regalados.

 

Uno de esos compañeros, Mario Montoto, intercambió regalos con la jefa del Comando Sur, generala Laura Richardson, a quien entrevistó para su revista DEF. El reportaje fue publicado por Infoemba, uno de cuyos propietarios sería Montoto, según el ahora detenido espía Marcelo Sebastián D'Alessio. Ahora Montoto preside la cámara de comercio argentino-israelí. Esta conversión en un entusiasta asociado de Israel de quien organizó el entrenamiento de militantes montoneros en Líbano y Siria por parte de la Organización para la Liberación de Palestina, es uno de los enigmas pendientes en el conocimiento de la historia de la guerra sucia militar contra la sociedad argentina. Mutatis mutandi, es como si Haniyeh se convirtiera en traficante de parafernalia bélica y de inteligencia israelí. Un misterio similar envuelve a la actual ministra de Seguridad, Patio Bullrich.

 

Como quien no quiere la cosa, la visita de Milei a Estados Unidos para reforzar su adhesión incondicional a la política del gobierno de Israel fue el momento elegido por los jueces de Casación Carlos Mahiques y Diego Barroetaveña para firmar, como si se tratara de un fallo judicial, una serie de conjeturas sobre los atentados de 1992 a la embajada de Israel y de 1994 a la DAIA, la conducción política de las instituciones judías, en cuyo edificio también funcionaba la mutual AMIA. Según ellos, ambos atentados fueron concebidos por la República Islámica de Irán, definida como estado terrorista, y ejecutados por Hezbolá. También designaron los atentados como Crímenes de Lesa Humanidad, lo cual permitirá a la DAIA la búsqueda de sanciones internacionales contra el régimen de los ayatolas. En septiembre del año pasado, Barroetaveña fue uno de los dos jueces (el otro, Daniel Petrone) que revocaron el sobreseimiento de Cristina por la firma del memorando de entendimiento con Irán y dispusieron que se realizara el juicio oral y público. Mahiques completó la tarea con entrevistas en las que ensalzó al ex fiscal general Natalio A. Nisman, que fue quien denunció a Cristina por encubrimiento a los responsables iraníes del atentado a la DAIA. Sin demora, Milei emitió un comunicado alabando el fallo y, al mismo tiempo, aduciendo que había sido emitido en forma independiente, sin presiones oficiales. La hipótesis de Mahiques y Barroetaveña es que los atentados fueron la respuesta iraní a la rescisión por el gobierno de Carlos Menem de tres convenios firmados por Raúl Alfonsín para la transferencia de materiales y tecnología nuclear.

 

Tres de acuerdo contra Irán.

 

Como publiqué al cumplirse diez años del atentado a la DAIA , a las pocas horas de producido, el gobierno del primer ministro israelí Yitzhak Rabin propuso al argentino de Carlos Menem coordinar una interpretación unificada de lo sucedido, que conviniera a los intereses políticos de ambas administraciones. Así se desprende de un cable emitido por el embajador argentino en Israel José María Valentín Otegui, a las 2.50 horas del 19 de julio de 1994. El atentado, que costó la vida a 85 personas y heridas a 300, había tenido lugar a las 9.53 del 18 de julio.

 

Otegui hizo en forma telefónica a la Cancillería el primer anuncio de que Rabin enviaría un representante personal para acordar la versión con Menem y lo detalló luego en el cable EISRA 010365/1994. Allí identifica al enviado como el subsecretario de Asuntos Latinoamericanos de la Cancillería de Israel, Dov Schmorak, quien había sido embajador en la Argentina en los últimos años de la dictadura militar y los primeros del gobierno electo de Raúl Alfonsín. Rabin propuso y Carlos Menem aceptó complacido excluir de la lista de sospechosos a Siria y reemplazarla por Irán.

 

Según la información transmitida por el embajador Otegui, "partidos oposición y algunos medios de prensa están utilizando el hecho para atacar duramente política de paz gobierno Rabin”. En ese momento, Rabin, quien ya había firmado tratados de paz con Egipto, Jordania y la OLP, estaba muy avanzado en un acuerdo con el gobierno sirio del Presidente Hafez Al Assad. Contaba para esas tratativas con el apoyo del gobierno estadounidense de Clinton. A Menem también le favorecía, porque quitaba del primer plano sus promiscuas relaciones con el gobierno de Damasco y paisanos sirio-argentinos como Kanoore Edul, por quien su hermano Munir Menem intercedió ante el juez Galeano. Al año siguiente, Rabin fue asesinado por un fanático de la ultraderecha israelí, hoy en el gobierno. Memoria Activa denunció como un grave retroceso la decisión de Mahiques que favoreció a Kanoore Edul y descartó la consistencia de las pruebas acumuladas en su contra.

 

Ahora, con notable sincronización, Estados Unidos anunció que contemplaba acompañar a Israel en su represalia contra Irán, si la teocracia de Teherán respondiera en forma militar, al ataque contra su consulado en Siria, donde un golpe aéreo israelí mató a ocho personas.

 

En la interminable entrevista de más de tres horas concedida al canal de YouTube Neura, Milei consiguió el milagro de que Alejandro Fantino pareciera un periodista. Cuando reiteró que trasladaría la embajada argentina de Tel Aviv a Jerusalén, su interlocutor le preguntó si no pensaba en las consecuencias que eso podría tener para el país. Milei respondió que la Argentina ya estaba antes de su anuncio en el radar de Hezbolá. "¿De dónde te creés que vinieron los dos atentados? Nosotros ya estamos en el mapa. La diferencia es si somos cobardes o nos plantamos del lado del bien", dijo.

 

La sobreactuación de Milei continuará esta semana, cuando vuelva a enfundarse en un uniforme militar, para probar uno de los 24 obsoletos F-16 estadounidenses que la Argentina le comprará a Dinamarca. Son las mismas máquinas que Ucrania no aceptó ni regaladas, porque no están en condiciones de enfrentar a un adversario con pertrechos de última generación, como Rusia (o Gran Bretaña). Richardson celebró que la Argentina encarara un programa de modernización de sus Fuerzas Armadas y anunció que también planea venderle más de dos centenares de blindados. Milei quiere convencer [o tal vez convencerse] de que ése es el camino hacia la recuperación de las islas Malvinas, que de repente entraron en su mira, y la afirmación de los derechos argentinos en la Antártida. La suya es la misma confusión que encegueció a la Junta Militar que presidía el majestuso general de etiqueta negra Leopoldo Galtieri.

 

Un pedido de informes presentado por la diputada patriota Julia Strada contradice la presunción presidencial. En primer lugar, señala entregar a un país extranjero "una iniciativa en curso", es una cesión de soberanía. Las obras de la Base Naval Integrada, comenzaron a principios de 2022 como iniciativa propia y soberana. Milei no pidió la venia del Congreso, que la Constitución fija para disponer el uso y enajenación de tierras nacionales y autorizar el ingreso de tropas extranjeras (incisos 5 y 28 del artículo 75). También habría vulnerado el orden institucional federal, al actuar sin participación ni aceptación de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. Milei también reveló que el rol de Estados Unidos no se limitaría a la construcción de la base y del Polo Logístico, sino que se extendería a su operación. Con esos fundamentos, Julia Strada requiere información sobre:

 

- Los recursos presupuestarios asignados en el ejercicio 2024 para construcción de la Base y/o el Polo Logístico.

 

- Los recursos materiales y/o financieros aportados o aportar por los Estados Unidos.

 

- Los actos administrativos que determinaron la aprobación de la participación estadounidense, con detalle de fecha, autoridad firmante, número de expediente y dictámenes jurídicos, económicos, financieros y técnicos previos.

 

- El ingreso de tropas estadounidenses al territorio nacional y, en particular, de la Provincia durante el año 2024.

 

- La cesión de terrenos, edificios u otros recursos materiales a los Estados Unidos que se hubiere realizado o que se proyecte con motivo de la construcción de la Base y/o el Polo.

 

- La participación de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur en la programación de obras, cesiones de tierras y demás operaciones que involucren la intervención de los Estados Unidos.

 

También su colega Agustina Propato presentó un proyecto de resolución en el que repudia sin atenuantes el anuncio oficial. Radicales y lilitos, que en 2020 habían presentado un pedido de informes sobre la construcción de la base y el polo logístico, en el que mencionaban con suspicacia a China, ahora guardaron significativo silencio.

 

Esta suma de episodios concatenados en torno de los gobernantes y sus alianzas, más que embajadores de la luz los presentan como responsables de un eclipse que convierte el día en noche. Como escribió Homero en La Odisea, en referencia a un eclipse probablemente observado en el año 1178 a.C. en Ítaca: "Y el Sol ha muerto en el cielo y una maligna niebla todo lo cubre".

 

23.1.9.

 

El plan de lucha anunciado por la CGT desconcertó al gobierno, que con la reunión del miércoles creía haberlo desactivado. Luego del decreto de necesidad y urgencia 70/23, que borró con el codo las seguridades que el ministro del Interior Guillermo Francos le había dado a la CGT, no hubo otro contacto oficial con la organización de los trabajadores. El secretario de trabajo Julio Cordero, conocido desde hace dos décadas de la cúpula gremial, con la que como representante de las patronales compartió encuentros de la OIT en Ginebra, propició la cita cuando se anunció un paro inminente de los camioneros y el estudio de otro por parte de la central. La conducción cegetista se hizo acompañar por Hugo Moyano, cuyo hijo Pablo había hecho pública esa amenaza, si el Estado no homologaba la paritaria firmada por las principales cámaras de propietarios de vehículos de carga (con la única excepción de tres provinciales). La homologación oficial es imprescindible para que los acuerdos paritarios tengan valor de ley general. La pretensión oficial de que el Estado no debe inmiscuirse en negociaciones entre privados crea un serio problema:

 

- Suministra pretexto a las grandes empresas, como Techint, para negarse a pagar lo acordado.

 

- Permite eludir su cumplimiento a las multinacionales, cuya sede fuera del país no autoriza nada que no esté legalmente protocolizado.

 

- Convierte en caótico el panorama para sindicatos como Sanidad, donde confluyen 7.000 prestadores de distintos servicios y tamaño, desde clínicas hasta geriátricos.

 

La reunión fue cordial y los funcionarios dijeron entender el problema de la falta de homologación, pero mantuvieron roles diferenciados.

 

Francos se retiró pronto porque debía atender el conventillo del Congreso, revuelto por decisiones contradictorias de los Hermanos Milei. El jefe de gabinete Nicolás Posse habló poco. Cordero remitió la posibilidad de destrabar el conflicto al dictamen de la asesoría jurídica. El asesor Santiago Caputo hizo una autocrítica por haber avanzado con el decretazo a espaldas de la organización sindical, a la que Francos le había prometido otra cosa, y se mostró abierto a explorar en conjunto otras alternativas. Con la práctica de décadas de negociaciones, los sindicalistas le correspondieron, prometiendo que cuando el gobierno tuviera escrito su proyecto de modernización laboral estaban prestos a analizarlo. Es decir, veremos.

 

El tío del asesor, Puto Catoto (según la transposición que usa Marcelo Figueras), es quien había anunciado que no se homologarían paritarias superiores a la inflación. Su penuria para conseguir dólares se agravó cuando la presidenta de la Sociedad Rural de Rosario, Soledad Aramendi, declaró que los productores se van a sentar arriba de sus granos y a vender lo mínimo indispensable para pagar insumos y alquileres. Y en una involuntaria reivindicación del kirchnerismo, Aramendi sugirió que Economía podría acordar una baja de las retenciones ante el desplome del precio internacional de la tonelada de soja, de 600 a 240 dólares. Como quien dice, "125, volvé, te perdonamos".

 

Luego de la reunión formal en la Casa Rosada, el diálogo de los funcionarios se prolongó con Daer, Jorge Solá y el jefe de la familia Moyano. Los sindicalistas recordaron que al día siguiente habría un plenario de delegados de Camioneros y una reunión del Consejo Directivo de la CGT, por lo que era precisa una respuesta oficial inmediata. El jueves por la mañana, el lobo con piel de secretario de Trabajo consignó la respuesta:

 

- Homologaría la paritaria de Camioneros, con un 45% para marzo y abril, pero en mayo y junio sólo reconocería un 2% mensual. Esto se basa en la afirmación oficial de que marzo será el último mes con una inflación de dos dígitos, que a partir de abril se desplomaría, según la ilusoria expresión presidencial sobre relevamientos de precios ficticios. En marzo el Indec midió 11%.

 

- Como alternativa, Cordero ofreció: Homologación de lo ya pactado por los Moyano, pero nueva convocatoria a paritarias recién en junio. Es decir, los trabajadores perderían un nuevo porcentaje, variable según fuera la inflación de mayo.

 

El juego de los Moyano recuerda la película El pibe, donde el pequeño Jackie Coogan rompía las vidrieras a pedradas y detrás venía Chaplin ofreciéndose a reponer el vidrio. Pablo anunció la huelga y Hugo fue a negociar la solución, pero para sorpresa de todos, en el gobierno prefirieron dejar el hueco abierto sin vidrio.

 

Sigue con los salarios la misma línea que aplica con las jubilaciones. El nuevo decreto de necesidad y urgencia 274/24 , consolida el desplome de la jubilación mínima producido desde que asumieron el gobierno los Hermanos Milei. Un estudio de Mariana González para CIFRA-CTA muestra la caída de su poder adquisitivo, tanto con y sin bonos de refuerzo, que hoy es exactamente la mitad del que dejó CFK al concluir su presidencia en 2015. La nueva fórmula de movilidad congela esa situación e impide que los jubilados puedan recuperar en el futuro algo de lo perdido.

 

El plan de lucha que anunció en consecuencia la CGT y del que también participará la CTA consta de tres pasos:

 

- Adhiere a la movilización de las universidades nacionales del martes 23 de abril.

 

- Convoca a movilizarse al Monumento al Trabajo el 1° de mayo.

 

- Para durante 24 horas, sin movilización, el 9 de mayo.

 

En la reunión del Consejo Directivo del jueves 11, el triunviro Carlos Acuña propuso que el paro fuera por 36 horas, pero fue descartado sin más. "No va a venir Barrionuevo a corrernos por izquierda", se burló un dirigente. Desde el gobierno se consolaron con una expresión de deseos: falta casi un mes para el paro general y las negociaciones continuarán. Mientras, se ilusionan con la posibilidad (remota en realidad) de que se apruebe el proyecto de reforma laboral presentado por el bloque de la UCR que representa Rodrigo Pegame y llamame Marta de Loredo, cuyo antiperonismo se traduce en la disposición a hacer el trabajo sucio.

 

Encarajinar.

 

La capacidad del gobierno de los Hermanos Milei para encarajinar las cosas más simples colma cada vez la capacidad de asombro. El 6 de febrero, la inexperiencia hizo caer el tratamiento de la Ley Ómnibus. Milei le dijo al presidente del bloque de diputados, Oscar Zago, que no continuaran con el tratamiento artículo por artículo del proyecto que ya había sido aprobado en general. Zago mocionó entonces para devolverlo a comisiones, sin saber que de acuerdo con el reglamento eso implicaba perder la trabajosa aprobación en general.

 

En su defensa, Zago apuntó al presidente de la Cámara de Diputados, Martín Alexis Menem, MAME, a cuya inexperiencia atribuyó el fracaso. Se la cobraron dos meses después. Zago propuso, y las comisiones aprobaron, la designación de Marcela Pagano al frente de la Comisión de Juicio político de la Cámara. Desde Miami y por teléfono, Karina Milei la bajó de un hondazo, y ya que estaba, también volteó al propio Zago, quien fue reemplazado al frente del bloque por Gabriel Bornoroni, el armador de Karina en Córdoba, donde posee varias estaciones de expendio de combustible. Zago adujo que había obtenido la aprobación presidencial para la designación de Pagano, pero el propio Milei llamó luego a la diputada para que aceptara la decisión de El Jefe. Como parte del reordenamiento dispuesto por Karina, también se puso punto final al romance de Milei con una imitadora de Cristina.

 

Resta por ver en cuántas partes se romperá el pequeño bloque de diputados libertarios, que los Hermanos Milei se proponen ampliar en la próxima cita electoral, dentro de un año y medio, es decir el largo plazo en el que según Keynes estaremos todos muertos. En el camino, MAME censuró a dos periodistas de Diputados TV, cuya transmisión cortó en forma abrupta, mientras Milei volvía a denigrar, por escrito, a todos los periodistas.

 

Le contestaron Jorge Fontevecchia, que no podría con Perfil, como no pudieron los gobiernos que lo intentaron antes, y Marcelo Longobardi, que si se interesaba por los periodistas ensobrados, no tenía más que mirar porque los tenía cerca.

 

Parió la abuela.

 

Tras que éramos pocos, volvió a pedir la palabra el ex intendente de Santa Fe, ahora en función judicial. Horacio Rosatti se ha hecho fama de Opus Dei, pero la desmintió hablando en el Rotary, donde dijo que "no nos gusta que la judicialización sea el atajo para resolver los temas que no resuelve la política. Apostamos que estas cuestiones se resuelvan en el ámbito parlamentario o en el que sea; si no, lo resolveremos en un tiempo razonable”, lo cual sonó a un ultimátum. Sobre todo porque agregó a modo de ejemplo que la Constitución señala que el Estado debe favorecer a la población en cuestiones como la educación o la salud. Agregó que la Corte no interviene sobre decisiones políticas, pero sí puede fallar sobre sus consecuencias. Como en 2017, se pronunció sobre "la razonabilidad o confiscatoriedad de las tarifas de servicios públicos".

 

¿Y por casa, cómo andamos?

 

La irrupción electoral de una de las cabezas del ejecutivo bifronte altera los cálculos de las demás fuerzas. Maurizio Macrì ya estaba furioso contra quien llama la tarotista o la vendedora de tortas por Internet, por abrir la afiliación a LLA en la Capital. Quienes vieron las cuadras de cola en Palermo no menoscaban el fenómeno. Si el oficialismo fortalece sus propias filas, el Calabrés perderá una carta importante de negociación con quien lo elogia pero no lo refrenda en los hechos. Si alguien pensó que la designación de los candidatos a presidente y vice de JxC como ministros de Defensa y Seguridad implicaba alguna forma de co-gobierno, ya ha aprendido que Patio Bullrich y Luis Petri tienen juego propio y que sienten por Macrì menos lealtad que por Milei, por razones obvias.

 

El peronismo que gobierna la provincia de Buenos Aires no puede olvidar que su victoria el año pasado ocurrió frente a una oposición dividida. Si el año próximo se uniera detrás de la Gran Hermana y su asociada Patio Bullrich, el resultado podría variar, en una elección sólo legislativa. Además, al toque de guerra de Jorge Ferraresi contra el kirchnerismo se sumó el anuncio de Juan Grabois de que encabezará una lista de diputados en territorio bonaerense. Cristina observa en silencio, y sonríe con cierta mordacidad. Todos actúan como si los votos de ella fueran propios, pero ¿quién ordenará ese pandemonio si ella sigue concentrada en el análisis de las variables económicas y deja que ellos resuelvan como puedan los despellejamientos electorales? Sin reelección posible, Axel Kicillof no tiene más remedio que pensar en la presidencia, un objetivo contra el que conspiran las agresivas posturas de Ferraresi o Grabois. Tal vez el avance de Karina llame a a la realidad a estos eyaculadores políticos precoces.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?