Lunes 06 de febrero 2023

Imposible disimular las pruebas del viaje VIP

Redacción 10/12/2022 - 01.09.hs

El dictamen de la fiscal federal de Bariloche confirma

 

varios tramos del intercambio de mensajes, mal que le

 

pese a los medios de la derecha que hablan de "invento".

 

FRANCO MIZRAHI

 

ARI LIJALAD

 

La principal defensa de los involucrados en el vuelo del lawfare y los medios que mencionaron que los iban a cuidar es que los chats filtrados son inventados, un montaje. Pero el reciente dictamen de la fiscal federal de Bariloche María Cándida Etchepare, en el que imputa a los ocho pasajeros del vuelo del escándalo y a los dos ejecutivos de Clarín que los invitaron a pasar dos noches en lo del magnate Joe Lewis, confirma distintas partes del intercambio de mensajes. El documento judicial ratifica lo que planificaron para cubrir el presunto delito de dádivas en el que todo indica que incurrieron.

 

En un dictamen firmado este martes, Etchepare imputó por el delito de dádivas y el de incumplimiento de deberes de funcionario público a todos los involucrados por ahora en el caso. Se trata de:

 

Jorge Rendo, presidente del Grupo Clarín, y Pablo Casey, sobrino de Héctor Magnetto y director de Legales de Telecom Argentina. Según se desprende de los chats financiaron el viaje y organizaron el grupo.

 

El juez Julián Ercolini que impulsó las causas Vialidad y Hotesur, representa a Comodoro Py e intervino además en causas vinculadas a Clarín como el caso Papel Prensa.

 

Juan Bautista Mahiques, organizador del lawfare en la era Macri y Fiscal General porteño. En el grupo se encarga del direccionamiento de la causa judicial que involucra a todos los viajeros y conseguir las facturas.

 

Su padre el juez Carlos "Coco" Mahiques, retaguardia macrista en la estaratégica Cámara de Casación y que ya intervino en una causa vinculada a Lago Escondido donde benefició a la familia Lewis.

 

El juez penal económico Pablo Yadarola, de mucha influencia sobre la jueza María Eugenia Capuchetti.

 

Leonardo Bergroth, ex miembro de la SIDE vinculado a Antonio Stiuso.

 

El publicista Tomás Reinke, especializado en campañas por redes sociales.

 

El juez Pablo Cayssials, que en su momento anuló la adecuación de oficio de Clarín a la ley de Medios audiosivuales y fue clave para el apartamiento de la procuradora Alejandra Gils Carbó.

 

Marcelo D'Alessandro, ministro de Justicia y Seguridad porteño, otro vínculo de este viaje con Rodríguez Larreta.

 

Facturas truchas.

 

Del dictamen fiscal surgen al menos cuatro puntos que comprometen a los ahora imputados. Jorge Rendo y Pablo Casey, de Clarín, estaban en el aeropuerto de Bariloche, donde recibieron a los pasajeros del vuelo del Lawfare. Esto explica su preocupación en el chat de que se revelara su presencia allí.

 

Las facturas por el vuelo privado se fecharon el mismo día del viaje y se pagaron en efectivo. La mayoría pagó 120 mil pesos. Lo confirma el dictamen de la fiscal de Bariloche. Los montos que mencionan en el chat coinciden con los de las facturas fraguadas. También con la fecha ya que Mahiques dice haber pagado el 17 de octubre, cuando estalló el escándalo, pero que se fechó el 13. Toda esta maniobra se habría armado para tapar que en verdad todos los pasajeros fueron invitados por Casey.

 

La factura de la estadía de Lago Escondido también se fraguó. La fiscalía ya la tiene y es del 28 de octubre, cuando el viaje fue del 13 al 15. Es decir, se facturó luego de la difusión de la noticia. Las facturas solo fueron para los funcionarios públicos. Coincide con el momento en que en el chat acuerdan tener esa "facturita" por las dudas. Este accionar es similar al de la contratación del vuelo privado. Todo indica que se busca tapar una posible dádiva.

 

No hubo factura por la estadía en Lago Esondido para Tomás Reinke y el exespía Leonardo Bergroth, los únicos no funcionarios del grupo, tal como coordinan en el chat. A esto se suma que las menciones a periodistas en el chat fueron confirmadas por los trabajadores de prensa involucrados, entre los que se cuentan quienes escribimos esta nota.

 

Rendo y Casey.

 

Jorge Rendo y Pablo Casey, de Clarín, estaban en el aeropuerto de Bariloche y recibieron a los pasajeros del vuelo del Lawfare, lo que confirma su preocupación en el chat de que se revelara su presencia.

 

"El tema de las cámaras es que, en el aeropuerto de Bariloche estábamos Pablo yo esperándolos y nos subimos untos a las camionetas", dice Jorge Rendo en el chat filtrado. El juez Pablo Yadarola contesta: "Cierto Jorge. Hay (sic) podemos estar juntos en imágenes".

 

La fiscalía de Bariloche ya tiene esto confirmado. En el dictamen donde los imputa, hay imágenes de las cámaras de seguridad del aeropuerto de Bariloche donde, según el escrito, "se ve como, instantes después, se levantan de una mesa de cafetería (ubicada al fondo de la filmación) dos sujetos que se acercan al grupo y saludan a sus integrantes. De un simple cotejo con las imágenes de Google es posible suponer que se trata de los antes nombrados Casey y Rendo". También tiene comprobado que ese día viajaron a Bariloche en un vuelo de Aerolíneas Argentinas.

 

Las camionetas que menciona Rendo en el chat también fueron confirmadas. La fiscalía detalló que, según surge de las cámaras del aeropuerto, "todo el contingente es trasladado desde el aeropuerto (con destino desconocido pero presupuesto en aquél lugar) por dos camionetas de alta gama a las que abordan".

 

Todo confirmado.

 

En el chat filtrado, cuando le pregunta a Rendo si habló con contactos del diario La Nación para frenar la difusión del caso, el presidente del Grupo Clarín contesta: "Si, Pablo o yo hablamos con ellos, develamos nuestra presencia allí. A nosotros no nos importa pero nos parece perjudicial para todos los demás. No sé qué les parece a ustedes pero si aparecemos Pablo y yo, el tema va a elevar la fábula de la confabulación y por ende, se pone más interesante para que la sigan". Casey, abogado de Clarín, retruca: "La verdad que la explicación debería pasar también por el lado de la privacidad de todos. ¿A quien hay que rendir cuenta de lo que hacemos?".

 

Lo que se dice en el chat, coincide con lo que está confirmado en el expediente. (Extractado de El Destape).

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?