Sabado 02 de julio 2022

Otro paso soberano

Redacción 29/05/2022 - 00.09.hs

El anuncio del gobernador sobre una posible provincialización del servicio de gas trajo de nuevo al debate una vieja iniciativa, que se desvaneció hace años y que ahora vuelve a la agenda política con renovada fuerza. En este caso, cuenta con una base que se observa más firme, favorecida por otras estructuras de gestión.

 

Después de la energía eléctrica, de la televisión por cable, de la telefonía fija, de internet y del transporte de pasajeros, solo quedan dos servicios fundamentales para ofrecer desde el Estado o las cooperativas. Uno es el de los celulares, cuya lucha ya se comenzó a dar desde hace un tiempo, primero desde la CPE y luego desde la Empresa Pampeana de Telecomunicaciones.

 

El restante servicio es el del gas natural. No es una pelea fácil, ya ha quedado demostrado, pero ya es sabido que en estas batallas hay fuertes presiones corporativas de poderosas multinacionales, de innegables lazos con jueces, legisladores y funcionarios que colaboran para mantener las posiciones dominantes que les garantizan fijar las tarifas y cobrar lo que se les antoja por sus servicios.

 

Provincias hermanas.

 

También durante esta semana se registró un nuevo capítulo de integración con la provincia hermana de San Luis. En el marco del Tratado del Caldén, que da herramientas para acuerdos en diversos campos de acción, ahora se encontró una solución para un problema que comenzaba a preocupar en La Pampa: el alojamiento de presos. Y como los puntanos cuentan con infraestructura para ofrecer, rápidamente se suscribió un nuevo convenio, junto con una carta de intención para analizar la construcción de una nueva cárcel en el sur de la provincia vecina.

 

Durante el acto, el anfitrión Alberto Rodríguez Saá habló de la cooperación interprovincial y no dudó en elogiar todos los avances pampeanos que quieren copiar, en especial sobre el desarrollo de la ganadería. Lo mismo había hecho hace tiempo con el manejo del Banco de La Pampa y con un ofrecimiento -que al parecer todavía sigue en análisis- para que el BLP se hiciera cargo del manejo de las cuentas puntanas. Dicho sea de paso, teniendo en cuenta que San Luis cuenta con vasta experiencia en obra pública levantada con eficiencia y rapidez, no estaría mal pedir un asesoramiento para la finalización del Megaestadio de Santa Rosa.

 

Un plan para ganar.

 

Cerró la semana la visita del ministro Julián Domínguez, quien llegó para presentar el nuevo plan ganadero nacional, que toma numerosas herramientas del plan pampeano, vigente desde hace años con reconocida trayectoria. Fue por eso mismo que el funcionario dijo lo mismo que Rodríguez Saá: que el resto de las provincias mira el ejemplo pampeano. El plan busca aumentar la producción y la eficiencia. Hasta ahí no hay objeciones, pero siguen faltando respuestas desde Nación para que esa carne que se produce llegue con precios accesibles al pueblo argentino. Está presentado como un plan para ganar, pero deben ganar todos. En consecuencia, si el gobierno nacional no puede cumplir con el nuevo lema que tanto se publicita por estos días, ese que dice "Primero la gente", el plan solo servirá para que ruralistas y empresarios sigan engordando sus bolsillos sin redistribución del ingreso.

 

Un nuevo camino.

 

Y hablando de redistribución, otro tema en debate esta semana fue el del reparto del subsidio del transporte. El tema es que cada vez es más fuerte el reclamo contra los privilegios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en detrimento de las provincias. Si se llega a un nuevo acuerdo, la Municipalidad de Santa Rosa podría hacerse cargo de la línea a Toay, que por lo visto no resulta atractiva para el sector privado, que se ocupa del "servicio público" solo cuando puede obtener cuantiosas ganancias. Sería muy bueno que el EMTU pudiera ampliar sus líneas, garantizando eficiencia, calidad y tarifas acordes para quienes diariamente deben trasladarse entre dos ciudades que ya están totalmente integradas, haciendo realidad una alternativa deslizada desde esta humilde columna cuando esa licitación se declaró desierta en su primer llamado. Sería un nuevo camino de crecimiento e integración, en el que inclusive la comuna toayense podría pensar en asociarse en pos del bienestar de sus vecinos.

 

En definitiva, son todos temas que siguen fortaleciendo una sólida posición provincial, a la que solamente le falta un acompañamiento desde una macroeconomía nacional que no termina de demostrar que "lo peor ya pasó".

 

Así y todo, está visto que los pueblos escriben su historia todos los días. Y en esta semana de la Revolución de Mayo, en La Pampa se dio un nuevo paso soberano.

 

DANIEL ESPOSITO

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?