Récord de préstamos al campo: $3.500 millones

Redacción 28/01/2017 - 01.12.hs

El BLP sigue financiando la base productiva de La Pampa, que es el campo y sus incipientes industrias agroalimentarias. Lo hace para invertir los ingentes fondos depositados por los propios pampeanos, con un récord absoluto de 14.000 millones, según el BCRA, para 2016.
JUAN JOSE REYES
El presidente del Banco de La Pampa (BLP), Alexis Iviglia, precisó que la entidad obtuvo ganancias por $ 300 millones durante 2016, año al que consideró como "muy bueno". Se sabe que hubo un crecimiento anual del 50% en los depósitos (orillaron los $15 mil millones), lo que de alguna manera ratifica la confianza que los depositantes pampeanos y el campo especialmente le siguen teniendo al BLP.
Desde el punto de vista del crédito, si bien ha sido complicado por la inflación que hizo que muchos tomadores de crédito rural hayan preferido aguardar, la asistencia fue a 17 mil hombres de campo, llegando al récord histórico de 3.500 millones, el 56% del total de préstamos, que trepó a los 6.200 millones de pesos.
Los productos vigentes de la cartera crediticia de la banca mixta provincial hacia los chacareros en general treparon al récord histórico de 3.500 millones de pesos en asistencia a 17.202 clientes en el último ejercicio contable finalizado en el mes de diciembre pasado. Ello implica que más de la mitad del dinero dirigido a préstamos en general ($ 6.200 millones) van al campo y sus agroindustrias, que siguen siendo el principal motor del desarrollo de la provincia.
El BLP finalizó el año con un activo récord de 16 mil millones de pesos, con un patrimonio neto de 1.500 millones.

 

Asistencia al campo.
El BLP sigue financiando la base productiva de La Pampa, que es el campo y sus incipientes industrias agroalimentarias. Lo hace para invertir los ingentes fondos depositados por los propios pampeanos (récord absoluto de 14.000 millones según el BCRA para 2016). Pero las nuevas líneas de crédito con bonificación de tasas de interés del gobierno pampeano la convierten en la principal herramienta financiera del productor. Las otras entidades financieras, incluyendo al BNA, apenas aportan el 35% de la asistencia total y el BLP supera el 65% (4.200 sobre 6.461 millones de pesos en financiaciones).
La situación se dio después de una excelente campaña para las dos principales oleaginosas (maíz y soja), entre las cuales se alcanzaron los 4 millones de toneladas en 614.980 y 553.925 hectáreas. Más del 60% de las financiaciones se colocaron dentro de la provincia de La Pampa (no hay que olvidar que la banca financiera mixta asiste al campo en sus sucursales de las provincias de Buenos Aires, Río Negro y Neuquén). Sin embargo, casi las dos terceras partes de la cartera crediticia se vuelca en la región pampeana (79 localidades en 24 departamentos).
Hoy, el BLP otorga préstamos a este segmento a tasas muy competitivas, en parte debido a la baja de los índices inflacionarios. En muchos casos la diferencia con la banca privada es que en buena parte de ellas son producto de distintas líneas bonificadas del Ministerio de la Producción. Además de ello, sigue siendo clave para el campo la modalidad del "Compre Pampeano", ya que ofrece la competitividad financiera necesaria para facilitar la venta de los productos locales.
También el BLP acompañó el relanzamiento del Plan Ganadero, poniendo divisas tanto para la retención de vientres como para la compra de vaquillonas, lo que a futuro redundará en un aumento del índice de extracción de terneros de nuestros rodeos, en una provincia donde hay 800 mil terneros, de los cuales 650 mil se engordan y se faenan 280 mil. Todo ello, sin dejar de lado las distintas líneas de financiamiento que surgieron desde la Mesa de Gestión de Cereales y Oleaginosas y que el BLP financiará.

 

Nueva tarjeta agraria.
Hace poco tiempo, además, el BLP relanzó la Tarjeta Caldén Agraria, destinada a productores rurales de la provincia y jurisdicciones vecinas. La nueva tarjeta permite comprar semillas, agroquímicos, fertilizantes, combustibles y lubricantes, repuestos, productos veterinarios, hacienda y la contratación de mano de obra y servicios profesionales.
Los nuevos plásticos ya están en manos de muchos usuarios rurales y a más tardar en marzo serán la moneda de pago de los productores. La nueva Caldén Agraria se adecua al ciclo productivo, ya que permite comprar insumos cuando los necesita el productor y pagarlo en el momento que lo decida, dijeron las autoridades del banco.
Nadie duda que se trata de una tarjeta renovada, con más servicios, y que busca superar la competencia de algunos bancos privados.
Las ventas se realizan a través de la utilización de terminales electrónicas POS. El productor, cabañero y consignatario ahora puede vender por cuenta y orden de una empresa proveedora. Los comercios y servicios agropecuarios ya operan en terminales POS, con las que pueden realizar tres tipos de transacciones: 1) Agro fácil, en donde el productor paga de contado, el banco le financia hasta un año de plazo y el comercio cobra a las 72 horas; 2) Mayorista, donde el comercio vende por cuenta y orden de un proveedor suyo, quien financia la compra hasta un año de plazo; el productor compra en su comercio de confianza y el banco avala la operación; y 3)Tradicional, que es cuando se le financia la compra hasta un año de plazo y el banco avala la operación.
Además, es un plástico que ya se maneja con cupones a una tarjeta magnética con carga electrónica que se puede usar no solo en horario bancario sino también todos los días y a cualquier hora, permitiendo de manera más fácil la comercialización rural y que haya compras por terceros. Ya estiman una asistencia financiera sobre un total que superará las 10 mil transacciones estimativamente. Ya hay más de 2.500 clientes del campo provincial que utilizan la Tarjeta verde de la banca mixta, pero con ésta el productor agiliza los negocios. Desde noviembre el sector rural de la provincia costea en mejores condiciones la compra de productos, insumos, tecnología y servicios para el campo, cubriendo tanto su ciclo productivo agrícola como el ganadero.
La pertenencia y cercanía del hombre de campo, contratista rural y/o proveedor de insumos es brindada por el BLP, y con este plástico es aún más beneficioso. Los números dan cuenta que los rubros comerciales más utilizados por los chacareros locales son las estaciones de servicio (el gasoil como principal insumo del campo), las semillas (bolsa blanca y certificada), agroquímicos, la contratación de mano de obra y servicios profesionales y la hacienda en general.
El gran cambio con lo que había antes es que con esta nueva tarjeta se maneja con cupones dirigidos a una tarjeta magnética con carga electrónica que se pueda usar no solo en horario bancario sino también todos los días y a cualquier hora, para permitir de manera más fácil la comercialización, permitiendo que haya compras por terceros.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?