Dan de baja a tres policías provinciales

POR DELITOS E INEPTITUD

Tres miembros de la Policía de La Pampa fueron formalmente dados de baja en la última semana. Las resoluciones fueron publicadas en el Boletín Oficial y aunque no se dan demasiadas explicaciones sobre los motivos que llevaron al apartamiento, se sabe que uno de los efectivos fue exonerado, que otro recibió la baja por ineptitud y que el restante estuvo dos años en pasiva luego de que fuera condenado en una causa por peculado.
El oficial inspector Mauro Iván Oliva fue notificado cesante a raíz de una infracción al Régimen para el Personal Policial (N.J.F. 1034/80) específicamente detallado en el artículo 62 de dicha norma en sus incisos 12 y 13. En el año 2011 Oliva fue condenado a dos años de prisión condicional e inhabilitación para ejercer cargos públicos por el delito de peculado. Tras quedar firme la sentencia la fuerza lo dejó cesante teniendo en cuenta que “afectó gravemente la disciplina o la responsabilidad de la Institución”.
Otro de los implicados es el agente Ricardo Ariel Herner, quien según indica el boletín oficial “fue condenado como autor, cómplice o encubridor” de alguno de los siguientes delitos: hurto, robo, extorsión, estafa o defraudación, cohecho, malversación dolosa, negociaciones incompatibles con la función pública, exacciones ilegales, contrabando y delitos contra la honestidad. Este efectivo es el que recibió el apercibimiento más severo ya que de por vida no podrá ejercer ningún cargo dentro de la administración pública. (Art.63 del Régimen incisos 6 y 7).
Finalmente, el cabo primero Oscar Manuel Quirós, que estaba en pasiva, fue dado de baja por “ineptitud”, por no estar a la altura de los requerimientos necesarios para permanecer en la fuerza. En este caso la falta está contemplada en el artículo 132 del régimen en su inciso 5.