Domingo 05 de febrero 2023

El clima de enfrentamiento paraliza la actividad de la Cámara de Diputados

Redaccion Avances 03/12/2022 - 15.30.hs

La Cámara de Diputados ingresó en una virtual parálisis tras el fracaso de la sesión de elección de autoridades de esta semana y el escandaloso plenario que se realizó a continuación, en los que Juntos por el Cambio no prestó quórum, y se profundiza el clima de enfrentamiento entre el Frente de Todos y la coalición opositora. Por lo pronto, desde ambos sectores principales de la Cámara baja decidieron avanzar con proyectos por los que piden o pedirán expulsiones o sanciones contra los integrantes de las bancadas contrarias, por los desmanes de la última sesión.

 

Todas las cuestiones recaerán en la comisión de Asuntos Constitucionales, destino reglamentario de este tipo de solicitudes que rara vez avanzan, mucho menos en un escenario de paridad de fuerzas tan marcado como el actual.

 

Desde el Frente de Todos se pidió la expulsión de la Cámara del titular de la bancada del PRO, Cristian Ritondo, luego de los gestos ofensivos y obscenos que realizó durante la sesión del jueves contra la presidenta del cuerpo, Cecilia Moreau. En medio de un fuerte rechazo a las actitudes de JxC durante las frustradas sesiones de esta semana, la diputada del Frente de Todos (FdT), Mara Brawer, solicitó el viernes la expulsión de Ritondo, por "inhabilidad moral", en una iniciativa que fue firmada por 41 legisladores de la coalición oficialista.

 

Los cuestionamientos al diputado del PRO constituyeron el epílogo de una jornada escandalosa en la Cámara baja, en la que la bancada oficialista no pudo conseguir que se aprobara la creación de varias universidades nacionales. Cuando la sesión del jueves ya había terminado y mientras se acercaba a la salida del recinto, Ritondo alzó ambas manos e hizo un gesto obsceno con las manos que duró un instante, porque rápidamente unió las palmas, como si se despidiera de los oficialistas.

 

Por su parte, Juntos por el Cambio pedirá expulsiones para el bonaerense Rodolfo Tailhade; la entrerriana Blanca Osuna y para la propia Moreau, titular de la Cámara. Desde el PRO acusan a Tailhade de homofóbico por sus dichos sobre "sodomizar" a los radicales; a Osuna de haberle gritado "asesino" a Gerardo Milman, en el marco de la causa sobre el intento de magnicidio a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner; y a la propia Moreau por sus intervenciones en el manejo de la sesión.

 

En tanto, el oficialismo suma respaldos a la figura de Cecilia Moreau, que el jueves no pudo ser reelegida para renovar su cargo porque la mayoría de los bloques opositores decidió no dar quórum; aunque seguirá por un año más como máxima autoridad de la Cámara porque así lo establece el reglamento para los casos en que no se concreta la elección. A esta continuidad, desde Juntos por el Cambio la consideran como débil, ya que, si bien no cuestionan la legalidad, ponen de relieve "la escasa legitimidad para ejercer el cargo".

 

En ese escenario, desde los dos espacios principales de la Cámara imaginan una reunión en el mediano plazo para desarrollar una sesión preparatoria que otorgue ese aval más fuerte a las autoridades, aunque ninguno de los referentes del FdT y de JxC se decide por estas horas a dar el primer paso de la reconciliación parlamentaria.

 

Desde la principal bancada opositora analizan diferentes estrategia judiciales, individuales o conjuntas, para avanzar sobre la decisión de Cecilia Moreau que dejar sin efecto la resolución de la Cámara que había dispuesto quienes serían los nuevos representantes de Diputados ante el Consejo de la Magistratura.

 

Una definición por parte de la Corte Suprema de Justicia, un par de presentaciones en el fuero contencioso administrativo y hasta una acción penal contra la propia Moreau -por supuesto abuso de autoridad- forman parte del paquete que analizan en JxC, según confiaron a Télam fuentes de ese espacio. Desde el oficialismo además de intentar zanjar el tema de los representantes ante la Corte, también buscarán salir de la vorágine de las últimas semanas y concentrarse en un posible temario de sesión especial para el miércoles 14 o el jueves 15, en la que hasta ayer antes del escándalo se proyectaba como la despedida legislativa del año.

 

En principio piensan un temario en el que estarían incluidas la llamada moratoria previsional; el proyecto de ley agroindustrial; el referido a lavado de activos; el de los comités mixtos de trabajo y el postergado de las universidades nacionales, entre otros. Desde la mayoría de las bancadas descartan, en tanto, la posibilidad de tratar durante lo que queda del año el proyecto sobre Ley de Humedales; el de Alquileres; el de créditos UVA y el de Compre Argentino, entre varias iniciativas que no reúnen consenso, más allá de que algunas cuentan con dictámenes de comisión. (Télam)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?