Lunes 27 de mayo 2024

No hay jóvenes plomeros en el país: ¿los reemplazan YouTube y Tik-Tok?

Redaccion 16/05/2024 - 13.41.hs

¿Argentina se puede quedar sin plomeros? Esa pregunta fue la que se formuló en una encuesta entre más de 200 profesionales de todo el país y el resultado refleja una realidad, y es que casi no existen plomeros entre los 18 y los 25 años. Además, se trata de un oficio netamente ocupado por el género masculino ya que el 97,8 por ciento de quienes lo ejercen son hombres.

 

La encuesta la realizó Amanco Wavin, una empresa de construcción e infraestructura de Orbia, y la mayoría de los plomeros están entre los 46 y 55 años (41%), entre los 36 y 45 (24,7%) y entre los 26 y 35 (13,4%). “Es ahí cuando parece que el chiste de que cuando en 20 años necesites un plomero, solo encontrarás influencers y creadores de contenidos puede ser realidad”, reflejó el informe enviado a esta redacción.

 

“Según los datos del estudio, y como empresa del rubro de la construcción, creemos que hay que fomentar la plomería entre los jóvenes como salida laboral y también entre las mujeres buscando una mayor diversidad en el sector, pero también pensando en el futuro y atendiendo a sus necesidades”, destacó Víctor Guajardo, gerente General de Amanco Wavin Argentina.

 

La pregunta que también se hace el informe es si los tutoriales de YouTube y Tik-Tok son enemigos del trabajo de los plomeros. “¿Qué hacemos cuando en casa se rompe algo? Buscamos en YouTube y Tik-tok como lo podemos solucionar. Claramente no siempre funciona y debe ser por eso que la mayoría de los plomeros no consideran que los famosos tutoriales le quiten trabajo, según opinó el 65,8%. Sin embargo, un porcentaje no menor (34,2%) considera que esos videos sí son una amenaza para su trabajo”.

 

Situación económica.

 

En el marco de un contexto económico complejo que atraviesa el país, la mayoría se siente perjudicada (casi el 60%), un 30% sostiene que no ha sido afectado, en tanto un poco más del 10% se siente beneficiado. Un poco más del 70% considera que su trabajo está bien pago, un 16% sostiene lo contrario mientras que un 13% no lo tiene muy en claro.

 

Al momento de hablar de la vocación, un 84,4% eligió el trabajo como vocación, mientras que sólo un 15,6% lo hizo por necesidad.

 

Si bien la mayoría de la gente cree que el principal trabajo de un plomero es arreglar canillas, cambiar cueritos o destapar cañerías, la investigación demuestra que no es así. Lo más común en el trabajo diario son las instalaciones de cañerías en viviendas o edificios nuevos, seguido de la renovación de las mismas, reparación de pérdidas y fugas y por último las destapaciones.

 

Los lugares en donde trabajan con más frecuencia son las casas (95%), seguidos de los departamentos (66%), countries (25%) y finalmente las oficinas (15%).

 

Capacitaciones.

 

A pesar de que un 60% admite realizar capacitaciones de forma frecuente, este es un tema que representa un desafío para el sector y para la sociedad. “En la actualidad, nos encontramos con el desafío de no contar con una matrícula en plomería en el país, como sí ocurre en el caso de los gasistas. La carencia de profesionales debidamente cualificados no solo afecta la disponibilidad de servicios de plomería confiables, sino que también resalta la necesidad de medidas proactivas en la promoción de la formación y la regulación efectiva”, concluyó Guajardo.

 

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?