Miércoles 11 de mayo 2022

"Un enfoque flexible y pragmático"

Redacción 26/01/2022 - 01.04.hs

El Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó a 3% la proyección de crecimiento para la economía argentina en 2022, en un contexto mundial de tasas más elevadas e inflación, y subrayó que trabaja "muy de cerca con las autoridades" para acordar un nuevo programa de financiamiento desde "un enfoque flexible y pragmático".

 

El organismo multilateral elevó sus proyecciones para nuestro país en 0,5 puntos del PBI respecto de las estimaciones que había formuladas en octubre, según los últimos datos del informe World Economic Outlook (WEO), cuya actualización parcial fue presentada ayer en el tradicional Foro de Davos. También mejoraron sus estimaciones para 2023, que ahora contemplan una suba de 2,5%.

 

De esta forma, Argentina mejoró sus proyecciones en un contexto aún más complicado que en octubre para los países emergentes, mientras continúan las negociaciones en pos de alcanzar un nuevo acuerdo con el organismo, que permita posponer los vencimientos por el crédito de 45.000 millones de dólares.

 

"Ayudar a Argentina".

 

"Como saben, estamos trabajando muy de cerca con las autoridades argentinas para elaborar un programa que ayude a la gente de Argentina", afirmó la economista jefe del organismo, Gita Gopinath, durante la conferencia de prensa en la que fue presentada la actualización del WEO. Según Gopinath, "eso requerirá un programa que resulte sólido y creíble, y que aborde los desequilibrios que tiene el país. Entonces, tenemos que mejorar los desequilibrios para ayudar a que los argentinos se recuperen y puedan salir de las dificultades que están enfrentando", añadió, cuando faltan apenas un par de días para el primer vencimiento del año, por unos 731 millones de dólares.

 

Gopinath agregó que el FMI está "trabajando muy de cerca con las autoridades. Y como entendemos que la situación social y económica es desafiante, estamos adoptando un enfoque flexible y pragmático. Lo sabemos, esperamos progresar aún más en los próximos días", resumió.

 

Al enumerar las amenazas a la economía global derivada de las complicaciones producidas por la variante Omicron de coronavirus, el nuevo informe del FMI reconoce que "las perturbaciones dieron como resultado una inflación más alta y generalizada de lo previsto, especialmente en Estados Unidos y muchas economías de mercados emergentes y en desarrollo".

 

Pronóstico moderado.

 

Mientras tanto, actualmente se registran "una reducción del sector inmobiliario de China y una recuperación del consumo privado más lenta de lo esperado, con perspectivas de crecimiento limitadas", Según el pronóstico del informe, "se espera que el crecimiento mundial se modere del 5,9% en 2021 al 4,4% en 2022, medio punto porcentual más bajo para este año que en la edición de octubre, lo que refleja en gran medida un pronóstico de rebaja en las dos economías más grandes", en referencia a Estados Unidos y China.

 

"Como las economías avanzadas elevan las tasas oficiales, pueden surgir riesgos para la estabilidad financiera y las economías de mercados emergentes y en desarrollo, los flujos de capital, las monedas y las posiciones fiscales, especialmente porque los niveles de deuda han aumentado significativamente en los últimos dos años", sostuvo la economista.

 

Asimismo, el FMI advirtió sobre otros riesgos globales que pueden cristalizarse si las tensiones geopolíticas se mantienen altas, a la que se suma una emergencia climática mundial, con gran probabilidad de desastres naturales.

 

Finalmente, y en virtud de que la pandemia continúa, el FMI considera en sus conclusiones que "poner el mayor énfasis en una estrategia de salud global efectiva resulta más importante que nunca antes".

 

(Télam)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?