Miércoles 29 de mayo 2024

Un espacio para el disfrute

Redaccion Avances 05/08/2023 - 12.35.hs

Santiago Carro y Gustavo Velozo se hicieron cargo del restaurante el 4 de agosto del año pasado y un año después celebran el éxito de una propuesta que trabaja todas las noches con mesas llenas. Abrirán un nuevo espacio.

 


Apenas se traspasa la puerta de entrada salta a la vista un amplio vidrio que permite observar cada detalle de la cocina, el corazón de donde salen los mejores sabores con el trabajo de quienes ponen cada ingrediente en el lugar justo, con la cantidad adecuada y la temperatura exacta para que la experiencia de comer se convierta en una fuente de placer. Pero también sobresalen, desde esa vidriera, dos cuadros con la nota a doble página que este suplemento le realizó a los dos socios cuando apenas habían puesto en marcha la nueva versión de “Ramé”. Un documento que refleja la apuesta emprendedora que dio sus mejores frutos.

 


“Lo primero que podemos decir -un año después de haber arrancado con este proyecto que tanta ilusión, y también temores y dudas, nos generaba- es que estamos muy sorprendidos por la respuesta de la gente. Nunca pensamos que podía haber cola de más de una hora, que diez días antes se completaran las reservas y que tengamos tanta fidelidad de la clientela. Hoy ya no estamos de moda, ya pasó eso del principio, pero sí estamos cosechando lo que sembramos y por lo tanto nos pone muy felices”, resalta Gustavo Velozo Viceconte (29) en una de las mesas de ese restaurante que ofrece un espacio tan cálido como disfrutable.

 


Gustavo y Santiago Carro Kehler (35) son los socios que el 4 de agosto de 2022 se hicieron cargo de un restaurante que está ubicado en pleno centro santarroseño pero que mantiene el perfil bajo hacia afuera, con la propuesta de que quien ingresa a lo que era una antigua casona en la calle Juan B. Justo 65 (el WhatsApp *de reservas y consultas es 2954-478832) descubra un universo con las mejores propuestas en platos y vinos.

 


“Un año después de abrir lo primero que queremos hacer es agradecer, aparte de nuestra clientela que tan bien nos trata, a nuestras familias porque sin el apoyo de ellos esto no sería posible, en mi caso a mi pareja Diego y en el caso de Santi a su hijo, a sus padres, a su pareja, a todos. Y también contar algo muy especial para nosotros porque el año pasado cuando a la mañana de ese sábado (1 de octubre) salió la nota en el suplemento Emprendedores de LA ARENA hubo una cola de más de 50 personas en la vereda de Ramé, no lo podíamos creer; y eso está bueno contarlo porque son cosas que vive un emprendedor que por ahí no se espera para nada y entonces hay que agradecer de verdad. Fue un boom y es mentira que la gente no lee el diario, no solo fue la respuesta de la gente sino de familiares, amigos, conocidos, gente que vive afuera. Nos llamaron de todos lados porque la repercusión fue enorme”, destaca especialmente Gustavo.

 

Nuevo espacio.
Los dos socios compraron inicialmente el fondo de comercio y mantuvieron el nombre "Ramé" del restaurante anterior (antes había funcionado otro restó, ‘Pampa Roja’). Pero cambiaron el perfil: apostaron por platos más abundantes, con las recetas y toques gourmet de Santiago y una exquisita y amplísima carta de vinos que hoy es de más de 50 bodegas.
“Tenemos una carta tradicional pero con toque gourmet, y no segmentamos hacia ningún público: acá viene gente de alto poder adquisitivo al igual que un trabajador o empleado, por eso tenemos un vino de 2 mil pesos y uno de 40 mil, y en eso también se basa el éxito de Ramé porque está quien junta su dinero y sale para darse un gusto en una fecha determinada y otros que están acostumbrados a este tipo de salidas, entonces nosotros les ofrecemos el mejor servicio. La gente la pasó muy mal en la pandemia entonces después de eso quiere salir y pasarla de la mejor manera posible”, destaca Santiago.
En ‘Ramé’ trabajan hoy cuatro empleados junto a los dos dueños. El lugar abre de martes a sábados, tiene una capacidad de 44 cubiertos (con 15 más en verano cuando se habilita el patio), distintos espacios y en breve abrirá un nuevo sitio dentro del mismo edificio, un concepto que será novedoso para la ciudad.
“Estamos acondicionando todo en el primer piso porque va a ser un lugar súper privado, para organizar cenas con 10 o 12 personas, una oferta que en Santa Rosa no hay. Se podrán hacer cenas privadas con ese número de comensales así que esperamos abrirlo antes de que termine nuestro mes aniversario”, resaltan.

 

Degustaciones.
Otra característica que distingue a Ramé es la organización de distintas degustaciones, noches especiales que tienen una inmediata respuesta de la clientela.
“Nuestras degustaciones ya son un clásico, hicimos 25 en total y cada vez que publicamos el evento, a la hora ya se llenó. Hoy llegamos a las 50 bodegas de vino y eso es un acompañamiento que valoramos mucho, lo mismo que hay clientes que han venido a todas esas fechas especiales y entonces hemos fidelizado esa relación, muchos ya son amigos y los recibimos con los brazos abiertos”, apunta Gustavo quien además reitera que en Ramé se ofrece otro servicio: quien quiere disfrutar de tomar una buena copa sin preocuparse por el manejo del auto, desde el restaurante llaman a taxistas que ya conocen para hacer los traslados.

 


Santiago y Gustavo tienen otros trabajos, siempre vinculados a la gastronomía, pero por la noche encuentran en Ramé un espacio distinto, que los demanda y exige como cualquier emprendimiento pero que según ellos “es un disfrute, un hobby que nos llena de satisfacciones”.

 


“La clave es ofrecer lo mejor, con un buen servicio, una excelente calidad de comida y que el cliente se vaya conforme porque Santa Rosa es muy chico y la rotación de clientes es muy a corto plazo, entonces necesitamos cautivar a la gente y en ese sentido nos está yendo muy bien, somos conscientes de que apuntamos a la calidad y por suerte la gente nos elige día a día. La clave de Ramé es esa, el concepto de que te sientas cómodo comiendo muy rico y disfrutando cada cosa. Eso es lo que funciona”, aseguran los socios mientras brindan por el primer año de un recorrido que los lleva por los senderos del sabor y la calidad. Tan cautivante como el camino hacia Ramé.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?