Lunes 05 de diciembre 2022

Una casa para el arte

Redaccion Avances 09/04/2022 - 08.45.hs

En un espacio compartido se brindan distintos talleres y actividades para niños y niñas y también para adolescentes y adultos. Un lugar para encontrar lo mejor de la expresión artística.

 

"La idea era armar entre las tres un espacio de arte y desde ahí ir creciendo, por eso en un principio, casi tímidamente, al nombre de Lola Mora le agregamos 'Casita de Arte', pero hoy eso de casita nos quedó chico. Por suerte la gente se prendió muchísimo y hoy queremos que la casa sea lo más grande posible", coinciden las creadoras de un espacio que nació en medio de la pandemia y que, en poco tiempo, se expandió con sus distintas ramas artísticas y culturales.

 

Las tres emprendedoras que decidieron poner en marcha un sueño en común son Laura González Lupardo (33 años) que es ceramista, Paola Sak (38), profesora de Artes Visuales, y Evangelina de Dios Herrero (37) que es actriz. Las tres trabajan en "Lola Mora", un espacio ubicado en la esquina de José Ingenieros y Perú, en el barrio Fitte de Santa Rosa y que para consultas o información sobre cualquiera de las actividades que se realizan allí se pueden comunicar al teléfono 2954 674152.

 

"Venimos trabajando juntas desde hace tiempo y el año pasado finalmente dimos este paso. Anteriormente estuvimos en Cheje (Multiespacio artístico cultural) subalquilando un espacio y como vimos que daba resultado le dimos para adelante con Lola Mora. Fue una decisión que tomamos con todo el convencimiento y por suerte fue acertada", resalta Laura.

 

En Lola Mora se brindan talleres de arte y de otras disciplinas: además de cerámica, plástica o teatro  hay cocina y yoga. Los cursos son para niños de 2 a 5 años y en el turno mañana hay clases de lunes a viernes desde las 8 hasta las 12 del mediodía. Por la tarde hay talleres multidisciplinarios y también de investigación, en el turno tarde de 14.30 a 17.30 para niños y niñas de 3 a 5 años.

 

“Tenemos cerámica y pintura para niños de 6 a 10 años, también de teatro y yoga para chicos de 5 a 11 años y talleres de arte creativo y lectura. Y por otro lado están las actividades orientadas hacia los adultos: hay de pintura, de escultura y modelado, de cerámica. También de producción literaria y fanzines para adolescentes y adultos”, agregan las emprendedoras.

 

“En mi caso tengo el taller De la Quema que es de cerámica y está dirigido a personas adultas. Se hacen los días martes, jueves y viernes en distintos horarios. Apostamos a la diversidad, a tener una oferta cada vez más amplia y de esa manera se da una buena convivencia entre las distintas cosas que se hacen porque creemos que todo se puede ir enriqueciendo”, describe Laura y en ese sentido agrega que el espacio de Lola Mora también está abierto a otros proyectos e iniciativas.

 

 

Diversidad.

 

“No es que somos solo nosotras tres, hay gente que puede venir y ofrecer su propuesta, con otros talleres o actividades. Hay mucha gente que busca distintas posibilidades, hay mucha curiosidad y muchas ganas de hacer cosas así que eso es muy positivo”, agrega Evangelina.

 

“Hoy tenemos otras personas que trabajan acá, brindamos el espacio para quien quiera dar su taller, los fines de semana por ejemplo, o con distintos proyectos anuales o semestrales. Nuestra intención es que se ocupe cada espacio, cada horario y que Lola Mora esté en permanente movimiento”, añade Laura.

 

¿Y cómo es la respuesta y la conexión de los niños sobre todo después de los dos años de pandemia?

 

“Con la pandemia fue raro porque las escuelas todavía no estaban con su normalidad presencial pero los espacios de arte sí podíamos abrir, así que vinieron muchísimos niños y niñas. Se sumaron un montón de chicos en esa etapa y nos dimos cuenta de que lo convertían en un espacio de desconexión con lo exterior pero a la vez de mucha conexión con ellos mismos y con lo lúdico sobre todo. Con esto de encontrarse con el otro y jugar”, resalta Paola.

 

“Este año con la normalidad escolar y con todas las actividades ya desplegadas en totalidad costó un poquito más que vuelvan todos los que estaban pero igual la respuesta es buenísima. Por la mañana coincidimos las tres en nuestros distintos talleres y es muy lindo compartir los espacios”, apunta Evangelina.

 

Ebullición.

 

Las responsables de Lola Mora destacan de manera unánime el gran movimiento que se advierte en la ciudad con los distintos lugares de arte. Proyectos que nacen y buscan generar ese espíritu creativo y de juego que tan necesario se adivina en una era dominada por la tecnología, las redes sociales y las pantallas.

 

“Vemos que están resurgiendo distintos espacios de arte y eso está muy bueno, hay como una ebullición y eso es una muy buena señal porque quiere decir que la gente busca otras salidas, tiene otras inquietudes y se enriquece con cosas que hacen muy bien y que en muchos casos permiten una búsqueda, un incentivo personal”, puntualiza Laura.

 

“De todas maneras con todos los niños y niñas que pasan por acá en ningún caso la madre o el padre han manifestado una necesidad de desconexión respecto a las pantallas o la tecnología, por supuesto que eso es algo que ya está en la cotidianeidad de todos pero también la gente, y la niñez, conecta por otros lugares y eso surge espontáneamente”, agrega Paola.

 

Ayuda.

 

Cuando idearon y trabajaron sobre el proyecto de Lola Mora las tres encontraron la necesidad de contar con fondos para equiparse y desarrollar sus distintas ideas, por eso los créditos para emprendedores que brinda la Municipalidad de Santa Rosa fueron importantes en el camino a la concreción del espacio. “Nosotras trabajamos acá y vivimos de esto así que le ponemos todo nuestro esfuerzo y responsabilidad, por eso los créditos son una ayuda necesaria. Por suerte miramos todo el tiempo hacia adelante y la idea es seguir creciendo, expandirnos y que Lola Mora sea cada vez más grande”, coinciden y no dejan dudas de que eso de ‘Casita’ ya quedó atrás. Ahora se parece mucho más a una casona. Y con mucho arte.

 

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?