Lunes 27 de mayo 2024

Varias semanas con subas en el MAG

Redacción 28/01/2023 - 00.48.hs

El Mercado Agro Ganadero de Cañuelas cerró la semana con más subas. La locomotora de precios salió del taller a toda velocidad y por ahora no parece tener freno. Al respecto, los ganaderos y consignatarios prefieren hablar de "recomposición" de precios. En cierto modo, tienen razón, ya que durante ocho meses el precio estuvo estancado y los que vendieron en ese lapso (cerca de 9 millones de animales) perdieron mucho dinero.

 

Pero en las últimas semanas hubo subas, o recuperación. Con estas mejoras esa distancia entre costos e ingresos se fue acortando. Ayer se vendieron por primera vez novillitos de 320 kilos a 500 pesos por kilo vivo y vaquillonas livianas a 490 pesos. Si bien se trataron de precios máximos, dan cuenta de la firmeza de la demanda que todos creen que se va a acentuar la semana que viene.

 

Los operadores del mercado dicen que las lluvias de los últimos días, que fueron erráticas y que tuvieron picos de 60 milímetros, ayudaron a cambiar el ánimo a los productores. Además se espera en adelante que se vaya regularizando el régimen de precipitaciones hasta recuperar una frecuencia más parecida a los promedios históricos. Si bien la seca causo daños, la esperanza está puesta en su finalización y por eso se reactivó el mercado ganadero.

 

En el MAG todavía resta hacienda por pesar, por eso no se conocen aún los promedios por categoría. Pero sí se puede decir que los novillos se vendieron entre 400 y 450 pesos, con máximos de 467 pesos. Los novillitos también lograron esos valores corrientes, y las vaquillonas de feedlot se negociaron entre 420 y 480 pesos.

 

Tendencia instalada.

 

La tendencia a la suba está instalada, pero en el sector dicen que todavía hay margen para una mayor recomposición del valor de la hacienda. La pregunta es cuándo, y hasta cuándo. Los productores dicen que la hacienda para consumo al menos debería valer no menos de 500 pesos para cubrir los costos y un poco más para tener algo de margen, aunque sea muy chico. Falta poco para que ese escenario se dé.

 

Las lluvias y los nuevos precios del ganado para faena también impulsaron los valores de la invernada. En cada remate de estos últimos días los valores se fueron superando. Los terneros machos de 180 a 200 kilos se negocian con un promedio de 430 pesos cuando los valores que había hace pocos días eran de 370/380 pesos por kilo. La suba fue de 15%. Las categorías que menos cambios tuvieron, como suele suceder, fue la de la cría aunque ya hay negocios por vientres nuevos en torno a los 180/190 mil pesos.

 

Recorte de la brecha.

 

Haciendo una comparativa de los valores actuales con respecto a los valores promedio de enero del año pasado, el novillo registró una suba de 78% y los novillitos de 76%. En pocas semanas, la hacienda logró recortar a la mitad la brecha respecto de una inflación de 95%. Sin embargo, todavía le falta para empatar ese indicador y para cubrir los costos de rubros como los granos, claves en el proceso de engorde.

 

"La brecha entre los ingresos y el costo fue tan grande que hubo una fuerte descapitalización de muchos establecimientos feedloteros", dijo Juan Eiras, vicepresidente de la Cámara de Feedlot. El engordador destacó que los valores actuales están lejos aún de los precios que requiere la actividad para empatar los costos.

 

"El novillo liviano y el novillito deberían estar en 520 y 530 pesos para poder cubrir los costos. Con este nuevo escenario de cotizaciones se reducen las pérdidas pero siguen estando. La actividad requiere de valores más altos, sino las empresas se achicarán, otras desaparecerán y en definitiva lo que se verá afectada es la producción y la oferta de carne", indicó Eiras.

 

Según el empresario, en el último cuatrimestre "se produjo muy por encima del precio de venta y por eso el sector perdió 1.000 millones de pesos en ese período. Si no se llega a los 550 pesos entre febrero y marzo estaremos en una nueva y profunda crisis". Eiras afirmó que además de la suba se requiere que el precio del ganado luego acompañe la inflación mensual de este año.

 

Todavía complicados.

 

En esa misma línea se expresó el ganadero Juan Manuel Alberro, de la Cámara de Productores de Carne Vacuna. "Los feedlots que tienen maíz y hacienda propia puede reducir un poco el costo. Los que compran los insumos están muy complicados todavía y necesitan un precio por encima de los 500 pesos para que haya rentabilidad", sostuvo Alberro.

 

El ganadero también resaltó que no se trata de una suba genuina sino de una recomposición de valores luego de un atraso que significó pérdidas muy importantes a nivel productivo. "Todavía no se actualizaron los precios respecto de la inflación, que es el verdadero problema de la economía", dijo.

 

Y agregó que "no es posible que suban todos los productos, algunos más que el promedio de la inflación, y que la carne y la hacienda no lo hagan. Lamentablemente esto va a poner más de manifiesto el castigo que sufren los salarios de los argentinos", concluyó. (Bichos de Campo)

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?