Lunes 16 de mayo 2022

El pampeano "Cali" Suárez fue campeón en el Festival Nacional de Malambo

Redacción 17/01/2022 - 00.50.hs

Carlos "Cali" Suárez se consagró campeón nacional de malambo, en la rutina contrapunto, del Festival Nacional del Malambo en Laborde. El pampeano se mostró muy emocionado por el gran trofeo que trajo a la provincia y afirmó que "la alegría es inmensa". "Con mis 40 años había cosas que pensé que no las iba a poder volver a vivir", subrayó.

 

El "más grande de los festivales" como se lo denomina, culminó el sábado por la noche. El mismo se desarrolló en Laborde, en el sudeste de Córdoba, luego de que las delegaciones de las 23 provincias del país más la Ciudad Autónoma de Buenos Aires deleiten al jurado y al público con sus coreografías artísticas. Si bien en otros años existían 23 rubros, por cuestiones sanitarias y de protocolos contra el coronavirus, en esta edición se redujeron a casi la mitad.

 

Por supuesto, el más destacado es el del malambo, pero además hay competencia de danza, de canto y de cuadros costumbristas, entre otros. De igual modo cientos de bailarines, músicos, delegaciones y público de distintos puntos del país participaron desde la noche del 11 de enero y el sábado se definió el campeón nacional del malambo.

 

Apoyo familiar.

 

"Cali" Suárez fue el gran ganador de la noche, frente a su rival tucumano, en malambo de contrapunto. Esta fue la segunda edición en la que se agregó este rubro y era el único donde faltaba que nuestra provincia esté representada. Arengado por su profesor Walter Llanson, Suárez se inscribió en el selectivo para competir a nivel nacional. "Él me tenía una fe ciega como mi esposa, quien fue la impulsora en que me metiera en esto", contó ayer en La Pampa Va, programa radial que se trasmite por Radio Noticias. A su vez, destacó el peculiar pedido de su hijo: "Me dijo que me quería ver zapatear".

 

Fue así que gracias a que uno le prestó las botas, otro el poncho, el sombrero, el bailarín se dirigió a Córdoba para probar suerte. "Me vestí con ropa de todos los pampeanos porque en el ambiente del folklore hay mucho compañerismo", enfatizó.

 

El país dividido.

 

"Fue una noche mágica", la describió y contó que, frente al mejor jurado del país, uno de cada provincia ejecutó su coreografía. De ellos, ocho pasaron a la final, de los cuales quedaron cuatro y dos se bajaron. Tucumán versus La Pampa y el país se dividió en dos porque "algunos querían que gane la bota de potro, otros la bota fuerte", pero nuestro representante fue superior y más en el zapateo norteño, donde Suárez descalzo entregó todo y sus pies quedaron lastimados. "Pero ese dolor de malambo es así, se entrega todo arriba del escenario", añadió e hizo hincapié en que junto al profesor habían guardado "zapateos lindos".

 

"El rubro contrapunto es la verdadera ejecución del malambo histórico, donde se trabajaba con el contrapunto de una guitarra neutra. Un gaucho contra otro gaucho, primero el zapateo de uno y luego del otro. Ahora se profesionalizó", describió.

 

En tanto, "Cali" resaltó el compañerismo de toda la delegación, más allá de que no todos pudieron llegar a la final. "Todos somos uno, pampeanos y tiramos para adelante", destacó. A su vez, se mostró emocionado y afirmó que esa sensación le va a durar "mucho tiempo".

 

Vale destacar que el pampeano Tomás Fuentes Cabral se consagró subcampeón del rubro malambo juvenil especial.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?