Jueves 19 de mayo 2022

En Santa Cruz cobran 150 mil y aquí no les alcanzan 700 mil

Redacción 30/12/2021 - 00.41.hs

El grave conflicto generado en la provincia a partir de la decisión de 41 profesionales de la ginecología y la obstetricia de renunciar al Colegio Médico de la provincia, en reclamo por un nuevo nomenclador que aumente los montos que cobran por sus prestaciones, impacta directamente en las mujeres que día a día deben asistir a un consultorio y pagar cifras que luego son reintegradas en un monto muy inferior o directamente se quedan sin reintegro.

 

Días atrás, el titular del Centro de Empleados de Comercio de Santa Rosa, Rodrigo Genoni, aseguró en declaraciones radiales que los ginecólogos facturaban por mes un promedio de 700 mil pesos. Es más una fuente de otra obra social pampeana aseguró que los que más facturan llegan a embolsar 1,2 millones por mes y los que menos rondan los 500 mil.

 

Sin embargo, el sector inició un conflicto con el Colegio Médico de La Pampa, creó su propia asociación y comenzó a presionar para obtener un nuevo nomenclador que implicara un aumento en sus honorarios.

 

¿Y esto?

 

Desde Agolp sostienen que cuentan con el respaldo de la Federación Argentina de Sociedades de Ginecología y Obstetricia (Fasgo). Por ese motivo, llamó la atención ayer una publicación que apareció en la bolsa de trabajo de esa entidad, en la que un hospital de Perito Moreno, una localidad de la provincia de Santa Cruz, sale a buscar un médico tocoginecólogo para un cargo full time y ofrece aproximadamente 150 mil pesos mensuales, más 15 mil pesos por mes de ayuda para el alquiler de una vivienda (esto último por un plazo de dos años).

 

"Lamentablemente han usado a la gente con fines económicos. Pero le quieren hacer creer a la sociedad de que necesitan condiciones dignas de trabajo. Y han generado un daño muy grande a las instituciones, otras especialidades, a las obras sociales y al sistema de salud público en su conjunto", lamentó una fuente vinculada con la seguridad social.

 

Afectadas.

 

La indignación y el enojo de mujeres de distintas edades se hacen notar a través de llamados a esta redacción y de la línea abierta de Radio Noticias. También en los comentarios en redes sociales sobre un conflicto que "pone en jaque al sistema público de salud", según lamentaron desde el Gobierno y desde la obra social del Estado pampeano, Sempre, junto al resto de las obras sociales y prepagas afectadas por la decisión.

 

"Mi hija fue a una consulta, algo de rutina, y la ginecóloga le cobró 4 mil pesos. La prepaga le reintegró 1.050 pesos y ella paga de cuota mensual 7 mil pesos. Es insostenible", se quejó una mujer en un llamado a este diario.

 

"Mi mujer pagó 3 mil pesos la consulta y desde Sempre aún no le reintegraron nada. Uno tiene que tener esa plata en el bolsillo y en este caso es algo siempre, pero ¿qué pasa si es algo mucho más complejo y caro?", cuestionó otro.

 

Sin acuerdo.

 

El conflicto se desató hace varias semanas y el choque entre Salud y la Agolp (Asociación de Ginecología y Obstetricia de La Pampa) se volvió cada vez más tenso sin que se encuentre ningún acuerdo. De hecho el Ejecutivo pampeano salió a buscar profesionales en otras provincias y ayer, el subsecretario de Salud, Gustavo Vera, calificó de "mentirosos" a los profesionales de esa área sanitaria al tiempo que afirmó que "solo buscan priorizar su actividad". Fue en respuesta a declaraciones de Nicolás Muñoz, quien aseguró que el gobierno "cortó el diálogo".

 

"Se dan a conocer los montos que ganan los profesionales ginecólogos y más allá de eso creo que hay que mirar cuál es la situación social y económica del país y la provincia. La salud es un derecho humano y nos dejan desamparadas", lamentó una mujer que se comunicó con esta redacción.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?