Sabado 25 de junio 2022

Hígado fue para un niño rosarino

Redacción 11/05/2022 - 08.38.hs

Un equipo de profesionales del Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) encabezó ayer a la mañana en el hospital Lucio Molas de Santa Rosa un procedimiento de ablación múltiple de órganos al joven de 18 años, identificado como Franco Sebastián Vistarop Olave, que perdió la vida a raíz de un siniestro vial ocurrido el sábado por la noche sobre la calle Raúl B. Díaz casi Buenos Aires de esta ciudad.

 

La ablación múltiple tuvo gran repercusión nacional porque uno de los órganos, el hígado, fue para transplantar a un niño de 8 años que está internado en Rosario aquejado por una hepatitis que aún tiene un origen desconocido.

 

El coordinador jurisdiccional del Cucai La Pampa, Javier Tevez, confirmó a LA ARENA que el operativo comenzó a las 6.30 de la mañana cuando llegaron dos aviones con los equipos provenientes del hospital Italiano de Capital Federal y del Sanatorio Parque de Rosario.

 

El procedimiento multiorgánico se llevó a cabo en el centro asistencial santarroseño mediante el trabajo efectuado por un total de 10 profesionales entre médicos, enfermeros y personal de quirófano de los establecimientos de Capital Federal, Rosario y del Lucio Molas y de la Clínica Cortina de Santa Rosa.

 

Mientras los médicos del establecimiento rosarino efectuaron la ablación hepática destinada al niño mencionado, la cardíaca fue realizada por los facultativos del hospital Italiano de Capital Federal y la de corneas por la clínica privada santarroseña. La ablación de los riñones, por primera vez, fue llevada adelante por el equipo del hospital Lucio Molas. El procedimiento médico terminó a las 10.40 de la mañana, según confirmó Tevez.

 

Segunda oportunidad.

 

Tevez, en tanto, destacó la predisposición de la familia de Vistarop Olave para que el procedimiento se realice de manera rápida. "Queremos destacar, sobre todo, el acompañamiento de la familia, del papá, de la mamá, ante un momento de tanto dolor poder formar parte de esta segunda oportunidad", señaló el profesional.

 

El operativo iba a comenzar el mismo lunes por la noche, pero las malas condiciones climáticas a raíz de la neblina impidieron la llegada de los aviones con los grupos de médicos, por eso recién cerca de las 6 de la mañana pudieron arribar al aeropuerto santarroseño.

 

En tanto, el médico Alejandro Costaguta, jefe de la Unidad de Hígado y Trasplante del Sanatorio de Niños de Rosario, donde el menor está internado, confirmó el operativo iniciado en el hospital Molas. "El niño llega bien a la operación, pero es una cirugía que puede tener múltiples complicaciones", advirtió el especialista.

 

"El Incucai nos propone un donante, nosotros lo aceptamos y una parte del equipo va en avión a La Pampa a buscar el hígado, operando al donante. Al mismo tiempo, otra parte del equipo hace la cirugía en el paciente receptor, sacando el hígado enfermo del niño", amplió el médico en declaraciones a Radiópolis y que reflejó el sitio web infobae.com.

 

Después de estar varios días internado y al no mostrar signos de recuperación, en las últimas horas, los especialistas de la Unidad de Hígado y Trasplante Hepático del Sanatorio de Niños de Rosario (único centro autorizado para este tipo de intervenciones en esta zona) decidieron que el tratamiento adecuado a llevar adelante es el trasplante y que debe hacerse lo más rápido posible.

 

Hepatitis.

 

El niño santafecino había ingresado a la lista de emergencia nacional del Incucai para recibir un trasplante. La titular de la cartera sanitaria de Santa Fe, Sonia Martorano, calificó el caso del menor como "muy delicado" y al mismo tiempo, llevó tranquilidad a los vecinos y consignó que en la provincia no se reportaron otros nuevos casos, por lo que se trata de un hecho aislado.

 

Sin embargo, el Ministerio de Salud informó que hasta el momento existen ocho casos sospechosos de hepatitis graves de origen desconocido en población pediátrica que se originaron en distintos puntos del país. Aunque remarcó que no tienen conexión entre sí y que no se trata de un brote. Los síntomas ante un daño hepático severo son: piel y ojos que se ponen amarillos, cansancio o fatiga, orina oscura.

 

Trágico.

 

El siniestro que le costó la vida al joven pampeano ocurrió el sábado cerca de las 21 en Raúl B. Díaz casi Buenos Aires, e involucró también al conductor de un vehículo Toyota Etios que se dirigía en la misma dirección que la motocicleta conducida por la víctima, de norte a sur. La moto "terminó debajo de un Chevrolet Spin que estaba estacionada sin ocupantes".

 

Tras el episodio, el joven fue inmediatamente trasladado al hospital Lucio Molas. Allí fue alojado en grave estado, con "traumatismo de cráneo grave", sin "respuesta neurológica" y con "inestabilidad aerodinámica". Ya en ese momento, habían alertado, el pronóstico era "muy malo". El lunes finalmente falleció.

 

Primera vez para ablación hepática.

 

La ablación renal realizada ayer fue la primera en la historia del Hospital Lucio Molas, según destacaron desde el área de Salud de la provincia. El médico Javier Tevez, del Cucai La Pampa, contó que una vez realizado "el mapeo genético para determinar posibles receptores", se definió el traslado a La Pampa de los equipos para concretar la ablación.

 

"A las 3 (de la madrugada) confirmamos que venían dos equipos de Buenos Aires a realizar la ablación cardíaca, y otro procedente del Sanatorio Parque de Rosario para concretar la ablación hepática renal. Esta última la realizó el equipo de cirugía general del Hospital Lucio Molas con los doctores Gustavo Hernández y Carlos Sánchez, siendo la primera vez para un staff del hospital concretar este tipo de operación. Luego, la de córneas, estuvo a cargo personal y profesionales del Instituto Cortina, de Santa Rosa", detalló.

 

Y resaltó el trabajo interdisciplinario del Molas para concretar exitosamente el operativo. "Tomamos la coordinación en contexto de pandemia, ya venimos con una dinámica de trabajo con los médicos en terapia intensiva, Incucai, Cucai La Pampa. Más allá de que somos un equipo acotado, tenemos el apoyo del Ministerio de Salud, de la Dirección del Hospital, que nos pone todo el personal a disposición. Ese acompañamiento desde el Hospital, que es salud pública, genera un impacto importantísimo. Es clave remarcar el trabajo interdisciplinario, si no sería imposible que el trabajo sea exitoso. Como también el acompañamiento de la familia, que en todo momento estuvo al tanto del operativo", concluyó.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?