Lunes 15 de agosto 2022

Mato a su ex pareja a golpes

Redacción 02/07/2022 - 09.34.hs

El jueves, el Fiscal en jefe, Gustavo Herrera, acusó formalmente a Luis Fernando Cronenbold Suárez por el femicidio de Ángela Patricia Rendón Rodríguez, ex pareja y madre de su hija, y le impuso seis meses de preventiva.

 

El medio La Mañana de Cipolletti, reveló que el fiscal dio escabrosos detalles del asesinato. "Ocurrió en la casa del acusado el martes 28 de junio, entre las 8.05 y las 9.10. La mató mediante varios golpes en la cabeza", dijo Herrera en la audiencia.

 

"El imputado utilizó un elemento duro que podría tener aristas. Primero la golpeó de frente. Pero el golpe mortal, agregó el fiscal, fue de atrás y tan fuerte que le provocó una hemorragia cerebral. Así acabó con su vida", relató.

 

Luego, el acusado "envolvió el cuerpo todo deteriorado, más que nada el rostro,

 

con un papel film. Lo cargó en el baúl de un auto Renault Fluence y entre las 12.30 y las 17.00 se trasladó a un descampado situado a unos 80 kilómetros de Catriel, en la zona de Medanito", comentó el fiscal.

 

Sacó el cuerpo del baúl y caminó hacia el norte. En un lugar desolado de la meseta patagónica, ubicada cerca de Casa de Piedra en un lugar conocido como Puesto Morales, enterró el cuerpo. "Lo encontramos porque él nos dijo donde estaba", sostuvo el fiscal.

 

De acuerdo a la teoría que abona la fiscalía, el acusado asesinó a la víctima en un contexto de violencia de género. Habían sido pareja, pero estaban separados y Patricia había iniciado una relación con otra persona, el ciudadano italiano Francesco Nuvolari.

 

Justamente Patricia el día de su desaparición se iba de viaje a Buenos Aires a sacar la visa y decidió dejar a su hija a cargo de otra persona.

 

Le cortó un dedo.

 

El fiscal dio detalles increíbles. "Después que la mata y la traslada, el señor le cortó el pulgar de la mano derecha, lo hizo al menos con dos elementos", señaló el fiscal. Lo hizo para desbloquear su celular y poder utilizarlo.

 

Después de muerta, el imputado se quedó con el celular de Patricia y mandó mensajes de texto para tranquilizar a sus amigas, a quienes les resultó muy raro que responda por mensaje porque ella tenía las uñas largas y solía mandar audios.

 

El imputado fue demorado en la Ruta 151 a bordo del auto de Patricia tras intentar evadir un control policial, por la tarde del martes. Dentro del auto había ropa de él manchada presumiblemente con sangre.

 

Llamaba la atención de los investigadores que permaneciera activo hasta minutos después de las 16 del martes. Ya habían demorado al imputado, en el auto el celular no estaba. Tampoco en la casa de Patricia y en la de Fernando.

 

Pero la misma antena de telefónica captó los dos dispositivos juntos. "Resulta que lo tenía en su poder, dentro de sus ropas (mientras estaba detenido en un calabozo). Ese teléfono lo tenía el señor Cronenbold Suárez. Y lo operaba con el dedo derecho que le cortó a Patricia. A partir de ese secuestro se produce el hecho inesperado de informar dónde estaba el cuerpo", concluyó Herrera.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?