Lunes 27 de junio 2022

Mendocino pagó $4,4 millones por un potrillo de un haras pampeano

Redacción 24/05/2022 - 00.07.hs

(Eduardo Castex) - Un mendocino pagó $ 4.400.000 por un potrillo del Haras Alborada, en la subasta anual que se realizó -el sábado- en el predio de la familia de Juan Carlos Brandemann en Eduardo Castex. "El potrillo lo compró un cliente de Mendoza y el caballo quedará en La Pampa al cuidado de Omar Bazán en Toay", confirmó el rematador Hernán Brandemann.

 

"Los valores (del remate) fueron extraordinarios y estamos muy conformes porque mucha gente que apostó económicamente por nuestros caballos, y la noticia es que se vendió un caballo en más de 4 millones de pesos, pero insistimos que detrás hay un mucha gente trabajando todos los días para que esto pueda ser una realidad", destacó el entrevistado.

 

La subasta anual del Haras Alborada, después de dos años se realizó nuevamente presencial, y contó con la presencia de interesados de Río Negro, Mendoza, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, Neuquén, Tucumán y varias localidades pampeanas. Otros participaron del remate desde la virtualidad.

 

El precio más alto fue para el potrillo Buscabusha, un hijo de Remote y Doña Cristina, por el cual el mendocino Eduardo Calabrigo pagó $ 4,4 millones, después de una compulsa donde "se corrieron" con otros interesados de Tucumán y Realicó. "Compramos una yegua preñada por un padrillo muy reconocido y tuvo este potrillo, en el cual había muchas expectativas porque es un caballo hermoso", explicó Brandemann sobre la llegada del equino al haras castense.

 

"Muchas emociones".

 

En el 32° remate anual "se juntaron muchas emociones porque volvimos a la presencialidad, tuvimos una buena jornada y nos emocionó la presencia de tanta gente. Esto no es un negocio, es un gusto familiar porque desde mi abuelo Gaspar que tenía tropillas y ahora nosotros seguimos con los caballos de carrera. Y en este remate presentamos la primera generación de Size, este caballo que es la mayor apuesta de Haras Alborada en 32 años", destacó Brandemann.

 

El entrevistado detalló que los hijos de Size, un caballo comprado en Estados Unidos, en este remate alcanzaron montos más elevados que las crías de Lucky Island. "Esto es muy importante porque los hijos de Lucky están probados en todos los escenarios. Pero, Size tiene una línea de sangre muy importante, porque incluso su padre actualmente es el servicio más caro de Estados Unidos", señaló.

 

Industria.

 

El rematador Hernán Brandemann resaltó la importancia de la "industria turfística" en la generación de mano de obra y movimiento económico. "En el Haras Alborada hay 17 personas que trabajan y después hay fleteros y veterinarios, hay peones que trabajan en los studs donde van estos caballos", expresó.

 

"La industria del turf es un generador de mano de obra monstruoso, porque no sé cuántos emprendimientos tienen 17 empleados en la localidad, que quizás para algunos no serán demasiados pero tampoco son pocos", agregó.

 

"Esto no es un negocio para Haras Alborada, pero que la gente nos acompañe para seguir adelante es muy importante, porque muchas veces los éxitos se personalizan en nosotros porque estamos al frente, pero acá están trabajando Manuel Taboada y Romina del Bianco, Ariel Pellegrino es el nutricionista que está en Buenos Aires, están Juan Bonansea y Guillermo Marchini se encargan del planteo agronómico de la explotación", explicó.

 

"Y después están el resto de los chicos que trabajan todos los días porque los caballos comen todos los días, hay que peinarlos, hacerles las camas, hay que variarlos, limpiarlos, darles agua con 8 grados bajo cero o con 50 grados de calor", concluyó.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?