"No las queremos acá"

Redacción 03/12/2021 - 07.44.hs

Este viernes a la noche, a partir de las 21, está convocada en las plazas de todo el país una movilización para pedir justicia por Lucio Dupuy, el niño de cinco años asesinado en Santa Rosa, por cuyo crimen están detenidas su madre y la pareja de esta.

 

La consigna para la marcha es llevar velas y globos blancos en memoria de la víctima. Los organizadores y la familia paterna del pequeño hicieron hincapié en que la marcha debe ser pacífica, con el único fin de reclamar justicia para Lucio y que los distintos estamentos del Estado trabajen en forma coordinada para prevenir la violencia contra la niñez.

 

En medio de la conmoción que generó el infanticidio, un grupo reducido de manifestantes marchó ayer en reclamo de justicia frente a la entrada de la Unidad 1 del Servicio Penitenciario de la ciudad de San Luis donde están detenidas las dos mujeres.

 

Con carteles con inscripciones como "Justicia por Lucio", "No las queremos en San Luis" y "No siempre la mamá es la buena", los manifestantes, que se convocaron por redes sociales, apuntaron contra las acusadas Magdalena Espósito Valenti (24); madre de la víctima; y la pareja de la mujer, Abigail Páez (27), según informó la agencia estatal de noticias Télam desde la provincia vecina.

 

Las acusadas fueron trasladadas al complejo penitenciario puntano el lunes, luego de los incidentes que tuvieron lugar el domingo en la Seccional Sexta de Policía de Santa Rosa, donde estuvieron detenidas hasta su traslado a la capital sanluiseña.

 

Esta semana, ante las reacciones que generó en algunos vecinos puntanos la noticia del traslado de las acusadas a esa provincia, el Ministerio de Seguridad de San Luis informó que "la provincia de La Pampa carece de un sistema penitenciario propio y que utiliza dependencias federales o de otras provincias, a partir de convenios celebrado previamente para tal fin".

 

Espósito Valenti y Páez están imputadas por el delito de "homicidio calificado por el vínculo" y "homicidio simple" respectivamente, en el marco de la causa donde se investiga la muerte del niño de cinco años que fue violentamente golpeado y falleció en el hospital Evita. Ambas permanecerán en prisión hasta la finalización del proceso.

 

El juez de la causa, Néstor Daniel Ralli, dispuso el traslado de las mujeres a San Luis. La defensa de las acusadas está a cargo de la defensora oficial María Silvina Blanco Gómez y su colega Pablo Andrés de Biasi.

 

El brutal episodio ocurrió la noche del 26 de noviembre e intervino personal de la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia, y de la Seccional Primera. La primera intervención se dio alrededor de las 21.15 cuando los efectivos fueron advertidos a través del 101 de un niño con supuestas convulsiones en el barrio Atuel.

 

Una de las mujeres lo llevó a la posta del barrio y cruzó hacia la sede de la Unidad Regional I, que se encuentra en la misma cuadra. Los vecinos de la zona, al ver que el niño estaba desvanecido, lo cargaron en un vehículo y lo llevaron rápidamente al hospital Evita, donde un médico constató su muerte.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?