Martes 17 de mayo 2022

"Son 7 u 8 las que exportan y se quedan con la gran tajada"

Redacción 17/01/2022 - 08.45.hs

"Son siete u ocho empresas las que exportan más del 90 % de los productos agropecuarios y se quedan con la gran tajada. El productor no exporta, sino que le vende a un exportador, y éste es quien termina vendiendo", aseguró el licenciado en Administración de Empresas Agropecuarias, Santiago Ferro Moreno. Además, sostuvo que "seguimos siendo parte de la cadena inicial" porque se exporta materia prima, y otros países son los que le agregan valor a los productos.

 

Días atrás este diario publicó un informe de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores Cereales (CEC) que exponía que el sector industrial, durante el año pasado, ingresó el monto más alto en lo que va del siglo XXI: 32.800 millones de dólares. A su vez, el complejo oleaginoso-cerealero aportó el 48% de las exportaciones totales de Argentina.

 

Ferro Moreno dialogó con Radio Noticias sobre estos datos y en primer lugar, separó la producción agropecuaria de la transformación agroindustrial. "Nosotros producimos, en términos generales, materias primas que sirven para transformar, o que otros transformen, en alimentos o derivados. La parte agroindustrial es la que transforma esas materias primas con valor agregado", detalló.

 

Y añadió que Argentina es histórica en producción de materia prima y lo que se exporta son "productos de escasa transformación o sin transformación para que otros países le agreguen valor". Además le sumó otra variable de gran importancia. "Son siete u ocho empresas las que exportan más del 90% de los productos agropecuarios, que son los que se quedan con la gran tajada (Cargill, Nidera, Aca, Dreyfuss); son multinacionales que manejan el negocio agropecuario en el mundo", destacó.

 

"El productor no exporta, le vende a un exportador y éste es el que termina vendiendo", remarcó e hizo hincapié en que en el comunicado de las dos entidades sobre el récord de exportación, "no es el productor el que está ahí, sino la empresa exportadora". "El exportador hace el negocio, la logística, remarca lo que tiene que remarcar y lo vende a otro destino", añadió.

 

Reglas claras.

 

Ferro Moreno sostuvo que deben existir "reglas claras para exportar". "Son un grupo pequeño los que exportan con una capacidad de lobby fuerte. Hay que tener reglas de juego claras para exportar porque el productor entra en una lógica de producción donde tiene que girar sus esfuerzos productivos a las exigencias", manifestó.

 

Y explicó que al momento de querer exportar, el productor de animales debe lograr ciertas características en el producto porque es lo que demanda el mercado. Para ello se debe invertir en genética y esperar por el plazo de dos o tres años hasta que el animal se críe. "Si en ese lapso me cambian las reglas del juego, como cerrar las exportaciones, tengo que cambiar el negocio a uno más de corto plazo porque quizás nadie me compra ese animal", indicó.

 

Al ser consultado sobre de cuánto es el volumen de materia prima que se exporta en relación a la materia prima industrializada, el doctor afirmó que "como país, seguimos siendo parte de la cadena inicial, no son productos terminados sino que sirven para que otros le agreguen valor".

 

"Tres de cada diez dólares corresponden a soja, que otros países usan para engordar animales. Si bien para nosotros es un producto con valor agregado local porque el 30% del poroto de soja está industrializado, en algunos casos otros países lo utilizan para alimentar bovino o porcino o aceite. Igualmente para el mundo es materia prima", desarrolló y continuó: "El resto es maíz y trigo que se exportan en grano sin procesamiento. Le sigue después la carne bovina, donde tenemos un proceso de valor agregado; la pesca y otros productos más transformados".

 

- ¿Cómo impactan todos estos datos en La Pampa?

 

- Al revés que en el panorama nacional, La Pampa no ha evolucionado en procesar. En cuanto a lo que se exporta, el 75% es cereales y oleaginosas sin procesar, 24,5% es carne, achuras y derivados, y el 0,5% son productos industrializados en la Zona Franca de General Pico. Uno de cada cuatro dólares que exportamos es carne. Es impresionante el nivel de desindustrialización en nuestra provincia y por eso se está trabajando con el I-Comex y la exportación.

 

"Un mercado muy pujante".

 

Sobre si el mercado interno argentino, cuando está expandido, es rentable para quien produce y vende en el país, Ferro Moreno afirmó que si se lo analiza a nivel latinoamericano "tenemos un mercado interno nacional muy pujante". Sin embargo, lamentó que "el mercado argentino de alimentos está manejado por ocho empresas que producen más del 90% de los alimentos y siete supermercados que venden el 80% de lo que consumimos". "Tenemos una concentración fenomenal. Ahí se explica el por qué de la inflación, que nadie le presta atención porque les conviene, y es por ellos que hay que cambiar las políticas porque el grupo tiene mucho poder de lobby y formación de precio".

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?