Lunes 24 de junio 2024

Una propiedad en lugar estratégico, abandonada

Redacción 24/05/2024 - 08.00.hs

Santa Rosa experimenta –sucede todo el tiempo-- un proceso de cambios, de transformaciones, que obviamente van modificando su fisonomía. Ha dejado de ser aquel pueblo-ciudad en el que nos conocíamos todos –frase remanida pero bastante acertada-- para ser una población con más complejidades, una localidad mucho más diversa en algunos aspectos.

 

Desde el punto de vista edilicio advertimos que –aún en medio de la crisis en que estamos sumidos (también situación recurrente en este bendito país)-- se construyen grandes edificios, y vemos que viejas residencias en el centro o sus cercanías son derribadas para dar paso de pronto a modernas construcciones vidriadas.

 

Como si el tiempo no pasara.

 

Pero no obstante hay sitios, lugares, que permanecen como si el tiempo no transcurriera. Y en algunos casos está bueno que sea de esa manera, porque se preserva la arquitectura de tradicionales residencias que tienen estilos muy particulares. Y podemos recordar aquí, y a la pasada, varias sobre la Avenida San Martín, muy señoriales, algunas de las cuales son distinguidas como patrimonio histórico de la ciudad. Porque son verdaderamente emblemáticas.

 

Pero no todo cambia.

 

De todos modos cabe señalar que no todo evoluciona, y que hay puntos que permanecen por años sin mayores cambios. Con recorrer el centro santarroseño y zonas aledañas se pueden observar una gran cantidad de viviendas que están cerradas –en algunos casos con marcado deterioro en sus paredes y ventanas--, sin habitantes, quizás esperando un trámite sucesorio que se demora. Hay decenas de esos casos, y es posible que para muchas personas sean inadvertidas en su diario trajinar.

 

¿Y este lugar?

 

Pero lo que quizás no les resulte a los transeúntes tan invisible –ni indiferente-- son las instalaciones de lo que fuera por muchos años “la estación de servicios de Suazo”. Ubicada en la esquina de Avenida Uruguay y Colombia, hoy y desde hace bastante tiempo vallada con maderas de modo tal que no se puede ver hacia adentro.

 

Es tan privilegiada su ubicación que resulta imposible no verla. Debe ser una de las esquinas más a la vista de quienes circulan por la zona. Y allí todo es abandono, un lugar donde quedan expuestos a la gente que pasa los descoloridos cartelones indicando el precio de la nafta a precios de hace más de una década... La Premium a menos de 10 pesos; la súper a poco más de 9 y el gasoil por encima de los 8 pesos. Hoy el combustible ronda los 1.000 pesos. Sí, Argentina… Argentina querida.

 

Lugar abandonado.

 

En la vieja ex estación de servicio Copec de Suazo Hermanos, echando una mirada entre las endijas que deja el vallado de madera se puede ver el estado ruinoso de la playa y dos viejos surtidores que alguien se encargó de destrozar.

 

Obviamente por las noches ese vértice –es la forma que le dan la diagonal que Uruguay toma con la calle Colombia-- se transforma en una boca de lobo, y se podría decir que puede resultar hasta peligroso. Hace días nomás se tomó conocimiento que una persona que pernoctaba en el lugar –donde habrían estado también otros individuos-- apareció muerta por efectos del frío.

 

Es decir ha sido un lugar que algunos vagabundos adoptaron para pasar las noches.

 

De una firma porteña.

 

Es una esquina inmejorable en cuanto a ubicación, y la pregunta que se hacen muchos es qué se hará con ese lugar. ¿Hasta cuándo persistirá abandonado como una rémora para la ciudad?, ¿De quién es ahora ese inmueble?

 

Consultada alguna autoridad de la municipalidad capitalina –sin precisiones-- señaló que la propiedad sería de una firma de Buenos Aires, que hasta hoy no ha presentado ningún tipo de proyecto sobre lo que podría hacerse en semejante lugar.

 

Este diario pudo conocer que en Catastro municipal figura a nombre de la sociedad “Administración del Interior S.A.” desde el año 2.010. Como quedó dicho la firma que explotaba la estación de servicios era “Zuazo, Alejo Hnos. S.C.”; y después fue “Zuazo y Cia.” hasta que el inmueble fue vendido a sus actuales dueños. La sociedad que ahora es propietaria tiene domicilio en Sánchez de Bustamante1.651, Piso 4°, Oficina 13, Capital Federal.

 

¿Y si se logra un convenio?

 

Cabe preguntarse si existiría la posibilidad de que el municipio capitalino se interese por el tema, para conocer si “Administración del Interior S.A.” tiene planes para invertir en esa privilegiada ubicación. Y si no fuera así quizás pensar en alguna clase de convenio que le pudiera posibilitar desarrollar algún emprendimiento o actividad que permitiera poner en valor semejante propiedad.

 

¿Trabajo para las autoridades municipales, o tal vez para los concejales para que imaginen algo que pueda resultar útil para los santarroseños? Pareciera que sí. (M.V.)

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?