Viernes 21 de junio 2024

Universidades: “Comienzan a atender los reclamos”

Redacción 28/05/2024 - 00.22.hs

El gobierno nacional formalizó el ofrecimiento de un aumento del 270% en el presupuesto para gastos de funcionamiento de las universidades nacionales. Fue ayer durante la reunión que el secretario de Educación de la Nación, Carlos Torrendel, y el secretario de Políticas Universitarias, Alejandro Alvarez, mantuvieron con el presidente y el vicepresidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), Víctor Moriñigo y Oscar Alpa, respectivamente.

 

El encuentro fue durante la tarde de ayer en el Palacio Pizzurno, sede del ex Ministerio de Educación de la Nación en la ciudad de Buenos Aires. Tras la reunión, el Comité Ejecutivo ampliado del CIN realizó una evaluación de lo conversado con los representantes del gobierno nacional.

 

Según los rectores, “las propuestas trasladadas el día de hoy (por ayer) por el Gobierno nacional comienzan a atender los reclamos que sostenemos desde principios de año el conjunto de las universidades públicas del país, agenda que diera origen a la extraordinaria manifestación del pasado 23 de abril”.

 

Luego detallaron uno por uno los acuerdos logrados, empezando por los fondos para sostener el funcionamiento diario de las instituciones universitarias. “En el marco de dicho encuentro, el Gobierno nacional confirmó un ajuste por inflación del 270 % para gastos de funcionamiento con el consecuente cronograma de pagos hasta fin de año”, dijeron.

 

Seguimiento.

 

El otro acuerdo fue el de “establecer mesas de trabajo para los siguientes temas que se encuentran aún pendientes de resolución: Resoluciones 2023 pendientes de pago y asignación de fondos de ejecución 2024 para programas con financiamiento especifico denominados bajo la línea; Obras universitarias suspendidas; Cálculo de presupuesto universitario 2025; Programas de becas y asistencia estudiantil; Situación del sistema científico tecnológico y coordinación con las universidades nacionales; Monitoreo de la situación salarial docente y nodocente; Monitoreo de la ejecución de los fondos; y otros temas de interés del Gobierno que son el Art. 33 de la Ley de Educación Superior, las medidas de transparencia y de rendición de cuentas de las universidades y el programa de alfabetización.”

 

“El Comité Ejecutivo ampliado encomienda a los Sres. Presidente y Vicepresidente del CIN el

 

monitoreo y el control de los avances de las mesas de trabajo de manera que permitan avanzar en

 

soluciones que otorguen previsibilidad al sistema universitario para planificar lo que resta del año”, plantearon los rectores.

 

Agradecimiento.

 

Luego agradecieron “a la sociedad argentina por su masivo y conmovedor acompañamiento en defensa de la universidad pública que ha permitido comenzar a encontrar un principio de solución para la grave situación presupuestaria del sistema público universitario a la que nunca debimos haber llegado”.

 

“Este Consejo seguirá trabajando en unidad por la fortaleza del sistema, con el convencimiento del rol transformador de la universidad pública y de que los problemas estructurales del país se resuelven con más y mejor educación, con formación universitaria pública de excelencia y con un sistema científico al servicio del desarrollo de la Nación”, finalizaron.

 

Conflicto.

 

El choque entre las universidades nacionales y el gobierno nacional comenzó a principios de este año, cuando desde las casas de altos estudios vieron que las partidas para funcionamiento que les giraba Nación -en el marco de la prórroga del Presupuesto Nacional 2023, producto de la decisión de no enviar el de 2024- no estaban actualizadas por inflación, lo que implicaba que solo tuvieran fondos para afrontar gastos de funcionamiento hasta marzo, abril o mayo, dependiendo de cada universidad.

 

Los problemas de caja de las universidades se vieron agravados por los fuertes aumentos en las tarifas de la luz y el gas y la brutal devaluación que elevó los precios de muchos insumos, sobre todo los vinculados con laboratorios y tecnología.

 

Hace dos semanas, el gobierno había arreglado una actualización del 270% con la Universidad de Buenos Aires (UBA), lo que generó un gran malestar entre el resto de las casas de altos estudios del país que reclamaron un trato igualitario, algo que parece haberse concretado a partir de la reunión de ayer en el Palacio Pizzurno.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?