Domingo 22 de mayo 2022

Israel sigue matando periodistas en Palestina

Redacción 13/05/2022 - 00.58.hs

En los últimos años las fuerzas de ocupación israelíes han provocado la muerte de 25 periodistas en Cisjordania y Gaza, 23 de ellos palestinos y dos extranjeros. Como no es en Ucrania la reacción mundial apenas se oye.

 

El Centro Palestino para los Derechos Humanos (PCHR) condenó el asesinato de la periodista Shirin Abu Akleh, reportera del canal Al-Jazeera, y las heridas de su compañero por los disparos de las fuerzas de ocupación israelíes (FOI) precisamente cuando cubrían la incursión de esas tropas en el campo de refugiados de Yenin, Cisjordania.

 

El PCHR subraya que atacar a periodistas constituye un crimen según el derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario. El PCHR considera que lo sucedido refleja una política de silenciar a la prensa practicada por la ocupación israelí, tal y como el PCHR ha documentado durante décadas, con el objetivo de ocultar la verdad y contener un relato en sentido contrario que exponga los crímenes de la ocupación israelí contra el pueblo palestino.

 

Periodistas identificados.

 

Según las investigaciones del PCHR, alrededor de las 06:30 del miércoles 11 de mayo de 2022, las FOI entraron en Yenin y rodearon una casa perteneciente a Abdullah al Hosary, que había sido asesinado anteriormente en el campo. En ese momento se produjo un intercambio de disparos entre grupos armados palestinos y soldados israelíes que rodeaban la casa. El intercambio de disparos cesó y, hacia las 06:45, las FOI apuntaron directamente a los y las periodistas que cubrían los acontecimientos en el campamento, en particular cerca de una fábrica de piedras. Estos periodistas llevaban sus chalecos antibalas claramente marcados con la palabra "PRESS" y sus cascos. Como resultado, la reportera de Al Jazeera, Shirin Abu Akleh (51 años), recibió un disparo en la cabeza, y el periodista Ali Sadeq Salim Samudi (55 años), que también es productor de Al Jazeera, recibió un disparo en la espalda. Ambos fueron trasladados al hospital Ibn Sinai de Yenín, donde hacia las 7:15, los equipos médicos anunciaron la muerte de Abu 'Akleh tras sucumbir a sus heridas.

 

Según los datos recogidos por el personal del PCHR, Shirin Abu 'Akleh fue herida mientras llevaba un casco y un chaleco antibalas azul, ambos marcados con la palabra "PRESS". Las FOI, que se desplegaron en la zona y cuyos francotiradores coronaron los tejados de las casas del lugar, abrieron fuego contra Abu Akleh, hiriéndola precisamente por debajo de la oreja, es decir, la única zona que no cubre el casco. Por tanto, la herida indica un intento de disparo mortal.

 

El portavoz militar israelí, Avichay Adraee, ha declarado en un comunicado que "existe la posibilidad, ahora en estudio, de que los reporteros fueran alcanzados, posiblemente por disparos efectuados por pistoleros palestinos". Testigos presenciales y periodistas que se encontraban en la zona confirmaron que cuando Abu Akleh fue atacada no se estaba produciendo intercambio de disparos con los palestinos armados, y que los únicos disparos en la zona procedían de las FOI.

 

Francotiradores israelíes.

 

El ataque a Shirin Abu Akleh y a su colega Samudi, a pesar de que ambos llevaban un casco y un chaleco con claras insignias de "PRENSA", y los disparos deliberados de los francotiradores israelíes sobre la zona desprotegida de su cabeza, justo debajo de la oreja, demuestran sin lugar a dudas que los soldados israelíes tienen órdenes o, al menos, permiso para infligir bajas y disuadir a los periodistas de cubrir los crímenes israelíes. Un hecho que ha ocurrido y ha sido documentado en diversas ocasiones.

 

Este crimen se enmarca en el contexto de los ataques sistemáticos a los periodistas. En 2021 el PCHR documentó 150 violaciones contra periodistas y personal de los medios de comunicación que operan en el territorio palestino ocupado (TPO), incluido el asesinato de un periodista después de que las FOI bombardearan su casa en la ciudad de Gaza durante la agresión israelí en mayo de 2021. En lo que va de año 40 periodistas han resultado heridos por las FOI mientras cubrían incidentes.

 

Con el asesinato de Abu Akleh el número de periodistas que las FOI han matado en territorio palestino ocupado desde el estallido de la Intifada de al Aqsa en septiembre de 2000 ha ascendido a 25; de ellos 23 eran palestinos y 2 extranjeros. Además, 8 periodistas, incluido un italiano, fueron asesinados en Cisjordania, mientras que otros 17, incluido un periodista británico, fueron asesinados en la Franja de Gaza.

 

Crímenes de la ocupación.

 

El PCHR insta a las partes internacionales pertinentes, especialmente a la Federación Internacional de Periodistas y a los mecanismos de derechos humanos de las Naciones Unidas, en particular a los Relatores Especiales tanto para el derecho a la libertad de expresión como para el derecho de reunión pacífica, a que vigilen las violaciones y tomen medidas contundentes en respuesta a estos incidentes, en particular los relacionados con los ataques directos a periodistas.

 

El PCHR hace un llamamiento al Fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) y a la Comisión Internacional de Investigación para que visiten el territorio palestino y adopten una posición clara e inamovible sobre los crímenes de la ocupación israelí contra los civiles palestinos, incluidos los periodistas, como crímenes continuos y recurrentes.

 

El PCHR también insta a la CPI a abrir un portal especial en línea para recibir testimonios, denuncias, vídeos y declaraciones de testigos presenciales, de acuerdo con el adoptado para la situación en Ucrania. (Rebelión).

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?