Comienza el juicio contra Fernando Farré por el femicidio de su esposa

Fernado Farré comenzará este lunes a ser juzgado por el femicidio de su esposa, Claudia Schaefer, cometido hace dos años, cuando la degolló y le aplicó 74 puñaladas en una casa del country Martindale de Pilar, en un juicio por jurados en el que se deberá definir si será condenado a prisión perpetua, si actuó bajo un estado de emoción violenta o si es inimputable.
El juicio se iniciará a las 9, en la sala del entrepiso de los tribunales de San Isidro, ubicado en la calle Ituzaingó 340, en dicha localidad del norte del conurbano bonaerense.
El debate estará a cargo de un único magistrado, el juez Esteban Andrejin, del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de San Isidro, y la acusación estará en manos de dos fiscales especializadas en violencia de género, Carolina Carballido Calatayud y Laura Zyseskind, titulares de las fiscalías de esa temática de Pilar y San Isidro respectivamente.
Carballido Calatayud, es la fiscal que encarceló a Farré y realizó la instrucción de la causa, mientras que Zyseskind es recordada como una de las fiscales que en 2011 logró condenar por el encubrimiento del crimen de María Marta García Belsunce a tres familiares, un vecino y un médico.
La defensa de Farré estará encabezada por el abogado Adrián Tenca y por su colega María Inés Bergamini Urquiza. La familia Schaefer, como particular damnificada, estará representada por el abogado Jorge Sandro.
Farré (54), ex gerente de la empresa multinacional de cosméticos Coty, llega al debate detenido con prisión preventiva en la Unidad 46 de San Martín del Servicio Penitenciario Bonaerense.

Jurados y testigos.
Fuentes judiciales explicaron a Télam que la audiencia de este lunes se centrará en elegir entre 48 candidatos que ya fueron sorteados, a los 12 jurados titulares y los seis suplentes que deberán asistir al debate que, de acuerdo a las previsiones, se realizará en cinco jornadas, de lunes a viernes, entre las 9 y las 18.
En total habrá 54 testigos y lo que ya está acordado entre las partes y se les explicará a los jurados es que la materialidad del hecho y la autoría de Farré no está en discusión, por lo que la clave del juicio estará centrada en determinar el estado de salud mental del viudo al momento de cometer el crimen.
Al elevar la causa a juicio oral, la fiscal Carballido imputó a Farré el delito de “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por haber mediado violencia de género”, calificación que el Código Penal castiga con prisión perpetua.