Domingo 14 de abril 2024

Piquense estrenó en el Bafici

Redacción 21/04/2018 - 01.37.hs

La directora Franca González, oriunda de General Pico, estrenó el martes en el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (Bafici), su último documental "Miró, las huellas del olvido". La película se proyectó ese día a sala llena y con la presencia de su directora, equipo de producción y algunas personas relacionadas de una manera u otra con la historia del pueblo Mariano Miró.
En el año 2010, un grupo de alumnos de la Escuela Rural 65 disfrutaba de un picnic junto a su maestra, cuando empezaron a ver fragmentos de "cosas" que brillaban en medio del campo. Entre la tierra removida por maquinaria agrícola, donde cada año se siembra y cosecha soja, encontraron restos de vidrios, metales, lozas y objetos, que hacían dar cuenta de la existencia de que allí, había vivido una población.
A partir de ese momento, los alumnos presentaron el proyecto en la Feria de Ciencias, a través del cual la Secretaría de Cultura provincial se enteró del caso y pidió la intervención de arqueólogos de la Universidad de Buenos Aires. Los profesionales encontraron bajo el suelo un pueblo entero, un lugar que albergó a 495 personas entre 1901 y 1911.
Ese lugar se llamó Mariano Miró y quedaba a la vera de la Ruta Nacional 188, entre Hilario Lagos (Aguas Buenas) y Sarah, en la línea del Ferrocarril Oeste, en el departamento Chapaleufú, La Pampa.
Al mismo tiempo, la directora piquense Franca González, filmó un largometraje documental en el lugar, que esta semana se estrenó mundialmente, y nada más ni nada menos que en el Bafici.
Sumado a eso, en la edición de ayer del diario Página 12, la película apareció entre las recomendadas de dicho festival. "La verdad que estoy muy contenta, toqué el cielo con las manos", aseguró Franca en entrevista telefónica con LA ARENA.

 

Proyecciones.
El film se proyectó el martes, ayer y lo hará mañana, a las 18.30 horas; será la última función dentro del festival y antes del estreno en salas de todo el país. "El estreno comercial de la película es en La Pampa, va a ser la película de apertura del Festival de Cine de Pico, el 1º de junio, y después queda en la sala durante el festival y los días siguientes; mientras que el jueves 7 de junio es el estreno en salas y la idea es que también se estrene en Santa Rosa", explicó.
Finalmente, el estreno en Capital Federal y gran Buenos Aires será el 5 de julio. "Están confirmados el Malba, el Cine Gaumont y otras salas".
"La verdad que estoy muy sorprendida por la reacción de la gente y el público. El martes fue a sala llena, había mucha gente que participó de la película, no como protagonistas pero estaba la hija de Ramón Campagno, que falleció después de terminar la filmación y no llegó a verla terminada. El es un personaje muy importante de la película, troncal. Dos de los mayores aportes a la película fallecieron", comentó la directora.
"Ramón es un tipo muy conocido en La Pampa. Fue de la vieja guardia de la Federación Agraria, un tipo re luchador, de esas familias de tanos que se vinieron a romper la tierra del campo, que se hizo muy desde abajo, y dos veces fue presidente del Banco de La Pampa", detalló. "Fue intendente de Embajador Martini, un tipo muy sabio, joven de cabeza y que aportó un montón en la película".

 

Testimonios.
Otro personaje que falleció, inclusive antes de poder filmarlo en su testimonio pero que llegó a ser grabado telefónicamente, fue el ingeniero Julio Pepino. "Lo grabé previamente sin la presencia de las cámaras. Eso me gustó mucho de esta película. Varios de los testimonios son mucho más ricos y frescos cuando los entrevisté de un modo más solapado que con toda la parafernalia de los equipos de filmación", detalló González.
"El ahora vivía en Esperanza, Santa Fe, pero su papá y su mamá se habían conocido en Miró, se habían casado ahí, era el panadero del pueblo. A él lo grabé en entrevista telefónica y cuando pude ir a filmarlo se había muerto. Esa conversación telefónica aparece y es fundamental, porque llegó inclusive a pasar por Miró cuando se iba de La Pampa en los años 40 y 50 y todavía quedaban las montañas de ladrillo cubiertas por gramilla, tenía un testimonio muy fino, su padre le había contado lo que fue tener que irse de ese pueblo".
Otro personaje que también fue fundamental, es Neldo Giorgi, un historiador local de Hilario Lagos que también aportó muchos datos. "La película no es sobre datos, no es de corte histórico, Tiene más que ver con la reconstrucción de la memoria, del vacío, de lo que no está, cómo desde el presente uno puede hacer puentes hacia lo que ya no existe", explicó. "La gente se va muy emocionada del cine así que ese es el mejor halago para los directores".

 

Pampeano subtitulado
La edición de "Miró, las huellas del olvido", se terminó de realizar en Ecuador. "Fue maravilloso poder mostrarla en otro lado donde desconocen absolutamente nuestra realidad. Tuvimos que optar por algo que me parece que va a ser muy útil para mostrarla en el resto de América Latina y España, que es subtitularla al castellano, que aunque a nosotros nos suene raro el pampeano no es del todo fácil de entender en cualquier parte del mundo", contó Franca. "Así que la subtitulamos al inglés y al castellano y de ese modo se pudo ver en Ecuador y la reacción de la gente fue maravillosa".

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?