Caballo pampeano en una carrera top del turf nacional

Redaccion 17/10/2021 - 07.22.hs

El potrillo pampeano Fiel Amigo, de Darío Periga, fue uno de los protagonistas ayer de una de las competencias más destacadas del turf nacional, el Gran Premio Jockey Club, que se disputó en el hipódromo de San Isidro con el 50% de aforo y la televisación en vivo de la TV Pública.
El clásico más antiguo del turf argentino, que se corre desde 1883 y es el segundo escalón de la Triple Corona, reunió a los mejores potrillos de tres años del país y entre ellos al pampeano Fiel Amigo, del stud El 30, que partía como uno de los favoritos luego su cuarto puesto en el primer escalón de la Triple Corona, la Polla de Potrillos.
Irwin, con la monta del jockey William Pereyra, era el gran candidato para ganar la prueba -de 2.000 metros sobre césped y que contaba con un premio de 5.500.000 pesos-, porque venía de ganar la Polla de Potrillos. En caso de haber ganado, podría haber aspirado a obtener el Gran Premio Nacional (a correrse en noviembre en Palermo) y así la Triple Corona, un logro que no se da desde 1996, cuando Refinado Tom lo consiguió con la monta del inolvidable jockey Jorge Valdivieso.
Otro de los favoritos era Vespaciano, corrido por el jinete Adrián Giannetti, en tanto que el tercer candidato era Fiel Amigo, un hijo de Violence que entrena el cuidador pampeano Darío Periga y que llevó en su silla al jinete Rodrigo Blanco. Su campaña hasta ayer era de 3 victorias oficiales sobre 7 carreras.

 

Batacazo.
Sin embargo, ayer el Gran Premio Jockey Club se despachó con un gran batacazo por el triunfo de Zodiacal, que con la monta del jockey Luciano Cabrera se impuso por 3 cuerpos sobre Irwin y se quedó con esta prueba del Grupo 1 corrida en el duodécimo turno de la reunión en el hipódromo de San Isidro.
El ganador, un hijo de Cityscape, pagó un fabuloso dividendo de 47,10 pesos por boleto y empleó un tiempo de 1m 59s 22/100 para las 20 cuadras de césped.
Zodiacal atropelló en los últimos 300 metros para luego pasar a ganar por 3 cuerpos de ventaja sobre un Irwin, que venía en la punta y ya descontaba su victoria; en tanto que en tercer lugar quedó otro de los favoritos, Vespaciano, que dominó en el principio de la carrera y fue superado en el final.
El pampeano Fiel Amigo, en tanto, tuvo un buen inicio y se mantuvo en los primeros tres lugares hasta la mitad de la competencia, pero ya en el ingreso a la recta final perdió contundencia y se quedó sobre el final para cruzar el disco en el undécimo lugar.
Pese al resultado final, el ejemplar de Santa Rosa demostró su categoría en una de las grandes carreras del calendario argentino, como uno de los pocos potrillos del interior en darle pelea mano a mano a los capitalinos y bonaerenses.
Al finalizar la competencia, Zodiacal y Cabrera fueron escoltados por integrantes del Regimiento de Granaderos a Caballo hacia la zona de premiación, para cerrar una tarde perfecta en la cumbre del turf argentino.
Zodiacal logró su segundo triunfo sobre 5 carreras y todo su equipo celebró a lo grande. «Me gustaba mucho porque sus ensayos habían sido buenos de verdad. Tenía un pálpito pero no me animaba a decirlo. Por suerte se dio y ganamos en gran forma», sostuvo, emocionado, su cuidador Osvaldo Dávila.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?