Lunes 28 de noviembre 2022

Oficialismo y oposición negociarán

Redacción 25/11/2022 - 00.50.hs

La nueva mesa de diálogo que el Gobierno y la oposición de Venezuela instalarán el sábado en México abrirá de un modo auspicioso, porque ya está acordada la firma de un acuerdo que liberará recursos del país bloqueados en el extranjero por las sanciones que pesan sobre Caracas y que ahora financiarán proyectos sociales, un paso, junto a las conversaciones mismas, saludado por Francia, España, Noruega y Argentina.

 

Al anuncio del regreso de las conversaciones que hizo el miércoles el presidente de Colombia, Gustavo Petro, siguieron ayer las confirmaciones oficiales del Ejecutivo de Nicolás Maduro y de la Plataforma Unitaria, que nuclea a la mayor parte de la oposición.

 

Aunque hoy habrá ya en la capital mexicana algunos encuentros informales, mañana empezará oficialmente el cuarto intento de las partes de destrabar la crisis política, mediado por Noruega.

 

Segundo acuerdo.

 

Fue el Gobierno el que reveló que firmará con la oposición un segundo acuerdo parcial para la protección de los ciudadanos, lo que deja en claro que hubo de hecho conversaciones entre las partes en Caracas.

 

"Bajo la metodología establecida en el memorando de entendimiento firmado el año pasado, hemos acordado firmar en México el segundo acuerdo parcial para la protección del pueblo venezolano, que ha sido discutido de manera exhaustiva en la ciudad de Caracas, con la facilitación del reino de Noruega", señaló un comunicado publicado por el jefe de la delegación oficialista, Jorge Rodríguez, en su cuenta de Twitter.

 

Según el texto, el segundo acuerdo social crea un mecanismo práctico, dirigido a abordar "necesidades sociales vitales y atender problemas de servicios públicos, con base en la recuperación de recursos legítimos, propiedad del Estado venezolano, que se encuentran bloqueados en el sistema financiero internacional".

 

"Los recursos rescatados irán a reforzar el sistema público nacional de salud en equipamiento, recuperación de infraestructura, dotación de insumos, vacunas y medicamentos", precisa la nota.

 

Diálogo nacional.

 

El Gobierno de Maduro expresó, además, su convicción de que el "acuerdo social abrirá las puertas para avanzar la extensa agenda de diálogo nacional, en el cumplimiento de todos sus objetivos por el bien de la patria".

 

Con todo, la delegación chavista reiteró su rechazo a la "ilegal" detención del empresario colombiano Alex Saab, al que llama "diplomático venezolano", y volvió a exigir su inmediata liberación, mientras que anunció la incorporación a la mesa de diálogo de su esposa, Camila Fabri de Saab.

 

El texto no precisa el monto de los recursos bloqueados por sanciones financieras contra Venezuela que se pretende liberar ni detalla el rol de países que, como Estados Unidos, impusieron las medidas contra el país caribeño.

 

Bienestar.

 

La opositora Plataforma Unitaria, por su parte, ratificó su voluntad de trabajar en acuerdos que aseguren el bienestar de toda la ciudadanía. "De esta forma, ratificamos, en nombre de la Plataforma Unitaria, la disposición de trabajar en conjunto, con el fin de lograr acuerdos para materializar los mecanismos que aseguren el bienestar de todos los venezolanos, entendiendo que no habrá una salida real de la crisis sin que se medie un acuerdo político integral que dé soluciones a nuestro pueblo", detalló el colectivo opositor en un comunicado.

 

En la nota, los opositores venezolanos expresaron que acuden al diálogo con la "urgencia y voluntad" de encontrar "de una vez por todas" acuerdos tangibles que se traduzcan en soluciones para la "crisis humanitaria", el respeto de los derechos humanos, el cumplimiento del Estado de Derecho y, especialmente, la construcción de las garantías para un proceso electoral "libre y observable".

 

La reanudación del diálogo había sido anunciada el miércoles por el colombiano Petro, una suerte de mediador en el proceso. (Télam)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?