Martes 07 de febrero 2023

"Respeto a los derechos humanos"

Redacción 25/01/2023 - 00.30.hs

Promover la unidad en la diversidad fue una de las metas que se fijaron ayer los jefes de Estado y de Gobierno reunidos en Buenos Aires para la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en la que varios de los mandatarios pidieron acciones concretas que reflejen la integración de la región.

 

"Afirmamos el compromiso de los miembros de la Celac para avanzar con determinación en el proceso de integración, promoviendo la unidad y la diversidad política, económica, social y cultural de nuestros pueblos", dice el texto de la Declaración de Buenos Aires, dado a conocer al cierre del encuentro.

 

Lula.

 

Lula, por su parte, recordó que en su primer pronunciamiento tras las elecciones de octubre pasado ya había anticipado la vuelta de su país al mundo, después del aislamiento al que lo había sometido su antecesor Jair Bolsonaro, que hace tres años decidió sacar a Brasil del mecanismo regional. "Nada más natural que comenzar ese camino de regreso a través de la Celac", apuntó.

 

El mandatario agradeció además a los que estuvieron "al lado de Brasil y de las instituciones brasileñas en los últimos días en repudio a los actos antidemocráticos", en referencia a los ataques golpistas a las sedes de los tres poderes en Brasilia por parte de seguidores de Bolsonaro.

 

En consonancia, la declaración firmada por los líderes de la Celac señala el "firme compromiso con la preservación de los valores democráticos y con la vigencia plena e irrestricta de las instituciones y del Estado de Derecho en la región".

 

Lacalle Pou.

 

El presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, destacó que el texto final incluyera ambos puntos y pidió no tener una "visión hemipléjica" de la defensa de la democracia, los derechos humanos y las instituciones "según el perfil ideológico".

 

"Se habla del respeto a la democracia, de los derechos humanos y del cuidado de las instituciones. Claramente, hay países acá, y ya fue dicho, que no respetan ni la democracia, ni las instituciones, ni los derechos humanos", señaló, en referencia a los Gobiernos de Nicaragua, Venezuela y Cuba.

 

Lacalle Pou propuso la creación de una zona de libre comercio entre los países que integran la Celac e instó a sus miembros a pasar a la "acción" y evitar que el foro se convierta en un "club de amigos ideológico".

 

Petro.

 

Pese a estar alejado ideológicamente, el colombiano Gustavo Petro, el primer presidente de izquierda de su país, respaldó a su colega uruguayo en el objetivo de que la integración no depende de las afinidades políticas.

 

Asimismo, diferenció el Sistema Interamericano de Derechos Humanos de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que a su juicio decidió en el último período vincularse a un tipo de "parcialidad ideológica" y terminó aupando golpes de Estado, lo que desplomó la confianza en el organismo.

 

En ese sentido, manifestó que apostaría más por la Celac, si este foro logra ser "autónomo" respecto a los cambios políticos de cada país. "Creo que la Celac, hoy, deberíamos considerarla como el verdadero espacio de integración latinoamericana", defendió.

 

A la vez, convocó a sus pares a pasar de la retórica de la integración latinoamericana a la realidad y propuso una red de energías limpias regional.

 

Boric.

 

El presidente chileno, Gabriel Boric, criticó de hecho a su par peruana, Dina Boluarte, por la represión de las protestas, que ya dejaron casi 50 muertos, y subrayó "la imperiosa necesidad de un cambio de rumbo" en el país andino.

 

"No podemos ser indiferentes cuando hoy día en nuestra hermana República del Perú, con el Gobierno bajo el mando de Dina Boluarte, personas que salen a marchar, a reclamar lo que consideran justo, terminan baleadas por quien debiera defenderlas", dijo.

 

Frente a estos "atropellos", subrayó la necesidad de contribuir en todos los espacios multilaterales para acompañar un "diálogo inclusivo, capaz de construir gobernabilidad democrática y asegurar el respeto a los derechos humanos".

 

Maduro.

 

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, envió por su parte un mensaje en video para intervenir en el encuentro, dado que no se hizo presente para evitar que se concretara un plan "de la derecha neofascista" para agredir a la delegación venezolana y enturbiar el encuentro multilateral.

 

"Creemos que ha llegado el momento de que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños comience a construirse desde adentro con una visión muy clara de lo que debe ser el devenir de nuestros países y la necesidad de ir echando sólidas bases en la construcción de la unión de nuestros países, la unión para la liberación, la unión para el desarrollo, la unión para la construcción de un nuevo modelo de sociedad en esta América Latina", detalló. (Télam)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?