Martes 07 de febrero 2023

Con fuerza renovadora

Redacción 24/12/2022 - 09.05.hs

El Hotel Euzko Alkartasuna de Macachín es un emblema de la comunidad vasca y, luego de atravesar momentos muy difíciles, hoy está en pleno crecimiento y con nuevos proyectos de la mano de los hermanos Oscar y Carlos Prósperi.

 

Recién había superado la barrera de los 30 pero ya se sentía preparado para el desafío. La gran experiencia que había recolectado en distintos hoteles del país le daban esa plataforma tan necesaria para embarcarse en un proyecto grande y propio. Pero, sobre todo, lo que lo empujaba era ese sentido de pertenencia, a una comunidad, a un pueblo, a una provincia. Y así fue como "Chani" dio el paso. Hoy ya pasaron diez años y el entusiasmo no solo se mantiene intacto sino que se refuerza con cada jornada de trabajo en el hotel, en el restaurante, en la pileta o en el más reciente bar, todo emplazado en el corazón de Macachín.

 

"Cuando nosotros arrancamos había seis empleados y hoy tenemos 38 puestos de trabajo. Es la tercera o cuarta pyme de la ciudad y la verdad que estamos muy entusiasmados por el presente, sobre todo después de la terrible experiencia que resultó la pandemia", describe Oscar 'Chani' Prósperi (41), que junto a Carlos (38), más conocido como 'Cali', están hace una década al frente del Euzko Alkartasuna, el hotel emblema de la comunidad vasca en Macachín.

 

"Gran parte de mi tiempo en la infancia y adolescencia lo pasaba en el hotel, con clases de tenis y de paddle que dictaban ahí, siempre me llamó la atención el tamaño y el movimiento que tenía. Cuando terminé la etapa del colegio secundario, en el '99, me fui a Bahía Blanca a estudiar Licenciatura en Turismo y aunque estuve bastante tiempo por distintos lugares creo que había algo que me indicaba que el regreso de alguna manera iba a ser ahí", cuenta 'Chani'.

 

En 2002 fue Carlos el que se mudó a Bahía Blanca para estudiar en la carrera de Contador Público y Oscar, cuando terminó sus estudios, se trasladó a Córdoba. Trabajó en distintos lugares hasta que en 2008 surgió la posibilidad de una beca en Estados Unidos.

 

"Ya tenía todo listo para viajar pero ese año estalló la famosa crisis financiera de 2008, con el colapso de la burbuja financiera, así que la beca se truncó. Me fui a Mendoza por una posibilidad de trabajo, hice un Posgrado en Gerenciamiento Hotelero y trabajé en el Aconcagua y después en el Intercontinental, que es un hotel de 5 estrellas y me dio todas las herramientas para hacer lo que hago hoy. Fue una experiencia espectacular que me sirvió muchísimo en todo sentido y que supe aprovechar al máximo porque me preparó para lo que venía".

 

Noticias en el diario.

 

Como sucede con la mayoría de quienes emigran de su tierra natal, el contacto sigue más allá de lo familiar y de las amistades y, en gran medida, ese vínculo se mantiene con las noticias que llegan desde el pago chico.

 

"Siempre leía LA ARENA para mantenerme al tanto de lo que pasaba acá y un día leí un artículo que describía que el Euzko estaba envuelto en problemas legales en una situación muy complicada. Había una foto en la tapa de la puerta del hotel y esa imagen me quedó. Ahí tomé la decisión de escribir una carta de puño y letra, sí, escrita con lapicera -resalta- que envíe por Correo Argentino a Iñaki Unamuno, el máximo referente vasco en la Argentina, donde le contaba que estaba dispuesto a hacerme cargo del hotel".

 

En el escrito, 'Chani' hacía referencia a su vinculación y afecto por el hotel, a sus ganas de volver a Macachín y de emprender ese camino, pero también "al nombre de mi padre reconocido por su honradez e intachable conducta, y que seguramente sirvió para que me dieran la oportunidad".

 

Pasaron unos meses y la respuesta no llegaba así que Prósperi pidió una reunión y cuando se concretó, directamente le dijeron que se haga cargo del Euzko Alkartasuna.

 

"Me sorprendió porque yo iba a la reunión a ver qué pasaba y enseguida me dijeron que me pusiera al frente, así que fue una gran satisfacción. Se hizo una obra muy grande de remodelación y en abril de 2012 arrancamos nosotros. Se llevó adelante un trabajo íntegro pero siempre respetando el espíritu vasco. Hoy tenemos 26 habitaciones y están divididas por categoría, desde simples hasta séxtuples, la pileta semiolímpica climatizada de 25 por 12 metros que proyectamos techar a futuro, el restaurante y hace poco también abrimos Txoko, el bar que combina la cantina vasca con lo más moderno", enumera 'Chani'.

 

Pandemia.

 

El relato sobre el crecimiento que fue teniendo la gestión en el hotel hace una pausa pronunciada a partir de marzo de 2020, cuando el mundo modificó de lleno su habitualidad por un virus que aún hoy genera complicaciones.

 

"La pandemia fue algo terrible, siempre lo grafico con un ejemplo: en junio de 2020 abríamos las bolsas de harina y arroz para hacer bolsitas y con eso completar una parte del salario de los empleados. Lavábamos ropa para afuera con las máquinas del hotel, liquidamos las bebidas que teníamos a precio muy bajo, hacíamos escabeches caseros para vender. Agarramos todo subsidio que andaba dando vueltas y llegamos a sacar ocho préstamos del Banco de La Pampa y dos del Banco Nación para poder sobrevivir. Fue algo terrible y en esto es fundamental destacar al personal que se la recontra bancó, hizo el aguante de una manera extraordinaria. Cuando el gobierno pampeano dispuso el plan 'Regreso a casa' nos sirvió muchísimo, la gente que volvía tenía que aislarse en hoteles y nosotros fuimos uno de los designados", recordó.

 

Los Prósperi pudieron sobrepasar ese momento límite y, cuando lo peor de la tormenta pasó, Macachín y su comunidad vasca revivieron lo mejor de su tradición de la mano de encuentros, reuniones y eventos internacionales.

 

"En octubre se hizo la Semana Nacional Vasca de Argentina, antes el primer campeonato argentino de pelota a paleta femenino, también estuvo el Mundial de Mus hace un tiempo. Son todos eventos de gran convocatoria, que generan gran movimiento y que además se hacen en un lugar como Macachín que tiene la comunidad vasca más grande del mundo. Para nosotros es un gran aliciente y nos empuja a generar nuevos proyectos, a mejorar nuestra propuesta, a puntualizar cada detalle. Tenemos la concesión del hotel hasta 2027 así que siempre vamos a tratar de hacer lo mejor para tener el mejor servicio", subraya 'Chani' que durante la charla promete que enviará más información por correos electrónicos o mediante WhatsApp, pero que sabe que el germen de su historia con el Euzko Alkartasuna se empezó a escribir mucho antes y se terminó de plasmar a través del más auténtico puño y letra. Una carta escrita sobre el papel que abrió el camino de un futuro que hoy tiene un gran presente.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?