Miércoles 07 de diciembre 2022

El campo acopia U$S 500 millones a la espera del dólar

Redacción 11/12/2021 - 00.20.hs

La especulación sobre posibles mejoras en las condiciones para exportar, como un crecimiento del dólar oficial, en este volátil mercado de comodities agropecuarios, hace que los productores prefieran mantener "guardados" los granos.

 

JUAN JOSE REYES

 

Según datos del Ministerio de Agricultura de fines de agosto, La Pampa en un total de 131 silos tiene almacenados 1.420.000 toneladas de cereales y oleaginosas por parte de acopiadores, productores y cooperativas.

 

En la provincia hay sin vender al cabo del segundo cuatrimestre del año 516.000 toneladas de maíz; 370.200 de trigo; 315.000 de soja; 164.353 de girasol y 54.447 de cebada. La capacidad utilizada llega al 58% del almacenaje total de 2.448.200 toneladas debido a una producción récord en la campaña 2020/21 de 5,066 mill/ton. Promediando valores externos FOB del girasol en 570 dólares la tonelada; soja 465; cebada 260; maíz 230 y trigo 297 se estima que el stock de granos guardadas en la provincia llega a U$S 500 millones.

 

Ese acopiamiento casi con seguridad seguirá aumentando a partir de marzo próximo si el clima sigue ayudando ya que según la Bolsa de Comercio de Rosario, "La Pampa derrocha optimismo" para la trilla de sus 5 principales granos, empezando con el trigo.

 

La actual capacidad de almacenamiento, ya sea en silos tradicionales, silos chacra o silos bolsa, son el mayor patrimonio del sector agropecuario local. Está demostrado que más de la mitad de aquel stock granario está almacenado en el cuadrángulo noreste de La Pampa.

 

Hablamos de los cinco departamentos claves como los son Chapaleufú, Quemu Quemu, Maraco, Catrilo y Conhello donde la existencia física crece fuerte a la sazón de precios externos elevados y una brecha cambiaria que bordea el 100% por tanto muchos son reticentes en vender, pero aun así ha sido notable la liquidación de divisas rurales.

 

Capacidad de acopio.

 

Con una capacidad de almacenamiento de granos de 2,67 millones de toneladas y una producción estimada para la campaña que vienen nuevamente de más de cinco millones de toneladas, entre los 5 principales granos los acopios apuntan a rebosar de mercadería.

 

El déficit de almacenamiento en la provincia es bajo y apenas llega al 35% de su espacio físico total. Con 1,42 millón de toneladas de cereales acopiados nuestra provincia se encuentra bien posicionada dentro de la Pampa Húmeda. Las principales plantas de almacenamiento pampeanas se encuentran en los departamentos de Atreucó, Capital, Catriló, Conhelo, Chapaleufú, Guatraché, Hucal, Loventué, Maracó, Quemú-Quemú, Rancul, Realicó, Toay, Trenel y Utracán. La participación de La Pampa sobre un total nacional de 39.056.111 toneladas de capacidad de acopio significa el 3,6% del total.

 

Estos guarismos en lo que el volumen de almacenamiento de granos se refiere nos posicionan como la quinta provincia en el país en tonelaje potencial de acopio después de Buenos Aires con 15,2 millones, Santa Fe 14,8 millones, Córdoba con 6,47 y Entre Ríos con 2,73 millones de toneladas. En paralelo al aumento de sus cosechas previstas para la próxima campaña incrementaría en un 40% su capacidad de guardar los granos sobre el promedio de los últimos 20 años, lo que le permitirá manejar su creciente producción sin pasar demasiados sofocones, más allá de la notable expansión del silo bolsa.

 

Si bien para muchos administradores de empresas agrícolas, no tiene demasiada relevancia lo que se deja de ganar por no vender la producción e invertir en otros activos financieros (a lo que se refiere con el concepto de costo de oportunidad del capital). Generalmente el productor prefiere antes que realizar cualquier inversión financiera, diferir ventas a la espera de mejores condiciones para liquidar divisas.

 

Silo bolsa por las nubes.

 

Los granos con contenido de humedad superior a lo normal (14%) deben almacenarse por menos tiempo de temperaturas elevadas, sobre todo si se lo hace en silos bolsa, debido a que el calor puede acelerar los procesos de deterioro, pero en el invierno crece.

 

Los especialistas le llaman isotermas, es decir líneas con la misma temperatura que garantizan no tener condensaciones en las claraboyas o los lucernarios de las cubiertas ya que tienen un valor constante de temperatura. Pero el boom de los silos bolsa dejó lejos al tradicional parque de almacenaje aunque la técnica de llenado requiere eliminar la mayor cantidad de oxígeno de la bolsa. No se debe dejar la bolsa floja ni tampoco en ella sobrepasar la capacidad de estiramiento aconsejada por los fabricantes.

 

El productor pampeano cada día lo utiliza más y su crecimiento se estima en casi el 400% en la década. Ya conoce la calidad de los granos que se pueden almacenar y el riesgo que representan en cada sector, registrando la humedad y la calidad con que ingresan los granos a la bolsa. Cuanto menor humedad, mejor conservación.

 

La nueva tecnología desarrollada en la Argentina combinando un kit de maquinaria de llenado y extracción del grano junto a la conservación en silo bolsa, a fin de mejorar la productividad del campo y otorgar competitividad para bajar los costos de logística es cada día mayor. En semillas las condiciones son más estrictas aún, pero la tendencia es creciente.

 

Sin embargo a este panorama se le debe sumar el costo de oportunidad del capital que implica tener la mercadería inmovilizada en los silos fijos, para muchos productores el almacenaje en silo bolsa es una forma de ahorro y un depósito de valor que los ha llevado a subestimar el costo de oportunidad del capital, sobre todo si se considera el poco desarrollo y la volatilidad a la que nos tiene acostumbrado el mercado financiero local.

 

Lo concreto es que casi 500 millones de dólares duermen en los silos pampeanos a la espera de mejores condiciones para exportar (léase un dólar oficial 40% arriba del actual) en este volátil mercado de comodities agropecuarios a causa del ingente surgimiento en los últimos años de la China continental, una traccionadora de granos como nunca en la historia y los enormes problemas energético existentes en el mundo a causa de la pandemia.

 

Geolocalización en la provincia.

 

En el cuadrángulo noreste hay 84 plantas con un almacenamiento físico de 846.840 toneladas en silos de acopiadores y cooperativas y otras 287.729 toneladas en silos-chacra en la zona norte. En cambio en la Zona Sur hay 53 plantas que almacenan 350.565 toneladas en los silos de acopiadores y cooperativas y 136.422 toneladas de silos-chacra y silo bolsa. Las 131 principales plantas de almacenamiento de los ejidos rurales se encuentran en Zona Norte en los departamentos Conhelo con 85.720 toneladas almacenadas en 12 plantas; Chapaleufú con 284.360 toneladas en 14 plantas; Maracó 273.140 en 15 plantas; Quemú con 123.776 en 9 plantas; Rancul con 72.254 en 13 plantas; Realicó 125.974 en 14 plantas y Trenel 36.140 toneladas en 8 plantas.

 

En cambio en la Zona Sur hay 43 plantas que albergan en los departamentos Atreucó (112.500 toneladas), Capital (63.395), en Catriló (70.746), en Guatraché 144150, Hucal (91.131), Utracán (25.358) y Toay con 7.000 toneladas. La infraestructura y equipamiento del almacenaje de granos varía entre los realizados por acopiadores y cooperativas con respecto a los que lo realizan en su propio predio rural. Las instalaciones en los propios campos en su mayoría no tiene mecanización ni equipos de acondicionado (pre limpieza, secadoras, etc.), muchas pertenecen al acopio privado y no están bien equipadas aún, mientras que el resto tiene una mayor y mejor nivel tecnológico para el movimiento, secado y conservación de los cereales almacenados.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?