Domingo 07 de agosto 2022

All Boys venció a Bernasconi por penales y se consagró campeón de la Liga Cultural

Redacción 13/09/2011 - 04.44.hs

All Boys de Santa Rosa volvió a festejar. Después de dos años de subcampeonatos domésticos (uno detrás de Belgrano y otro de Atlético Santa Rosa), tres en total de frustraciones (su último título lo había logrado en 2007), y tras una temporada difícil que incluyó un cambio de entrenador (Ramón Ramírez reemplazó a Alfredo Sauro después de la décima fecha), el Auriazul se consagró campeón del Torneo Oficial de la Liga Cultural de fútbol, logrando así su coronación número 37 y ampliando su ventaja como el máximo ganador en la historia.
El certamen se cerró ayer en el estadio "Dr. Ramón Turnes", donde el local le ganó por 1-0 en el tiempo reglamentario a la Unión Deportiva Bernasconi -que había vencido por la misma diferencia en el encuentro de ida-, y terminó dando la vuelta olímpica luego de imponerse por 4-3 en la definición por penales.
Nazir Leones, a los 20' del primer tiempo y tras una de las pocas jugadas colectivas bien hilvanadas del partido, logró el único gol; mientas que en los penales la clave estuvo en la precisión de los alboyenses, en una atajada de Adrián Bartel al remate de Mauro Ruano, y en el disparo desviado de Sergio Bisterfeld, que desató la alegría de los santarroseños.
En el juego, All Boys fue un poco más que Bernasconi, principalmente en el primer tiempo, etapa en la que marcó una justificada diferencia. En el complemento, La Verde se conformó con llegar a los penales; mientras que el Auriazul fue devorado por la ansiedad y le faltó reacción como para intentar definir la historia en los minutos reglamentarios.
En el primer tiempo, y sabiendo de la desventaja que había traído desde Bernasconi, All Boys se erigió en protagonista, intentando presionar en tres cuartos de cancha para recuperar rápido y llegar inmediatamente al área rival. Pero en los minutos iniciales le faltó claridad, y además se encontró con un rival inteligente, que aguantó bien armado y salió siempre con pelotas largas intentando aprovechar las diagonales de su goleador, Kevin Gallardo.
En ese planteo del equipo de Edgardo "Topo" González (ayer dirigió desde afuera porque estaba suspendido), fue fundamental el trabajo del volante central Diego Metz, colaborando con la línea defensiva, controlando los tiempos en el medio, manejando el balón y haciendo jugar a sus compañeros.
Pero luego de unos minutos de estudio (a los 3' avisó Franco Langoff con un remate cruzado que tapó Bartel), All Boys encontró la manera de lastimar el bloqueo defensivo rival: empezó a jugar a espaldas de los volantes laterales de Bernasconi, y por ambos costados comenzaron a llegar Claudio Bello, Leones, Javier George, Sergio Guerra y Juan Pablo Saffeni.
Así llegó el primer gol: iban 20' cuando Saffeni recorrió todo el borde del área de derecha a izquierda del ataque, habilitó con un pase milimétrico a Guerra, que ingresó por detrás del marcador derecho Luciano Santiago, llegó hasta la línea final y envió un centro atrás para que Leones empujara la pelota al gol entrando por el medio del área.
El gol fue producto de la mejor jugada combinada de All Boys, que a partir de ese momento cesó un poco en la presión y permitió el desahogo de la visita. Bernasconi llegó a los 27' con un cabezazo de Sebastián Aristi tras centro de Gallardo, quien se movió bien pero estuvo muy solo en toda la tarde como para vulnerar a la defensa local.
El partido seguía controlado por All Boys, pero ya jugaba un poco más lejos del arquero Carlos Juárez. Así, sólo llegó con un remate de Leones tras una buena cesión de Saffeni a los 33', y con una peinada del mismo "Nacho" luego de un centro de Saffeni, que se fue cerca sin que Jeremías Lucero llegue a empujar.

 

Aburrido.
El complemento fue decididamente malo y aburrido. Bernasconi se conformó con llevar la final a la definición por penales, se preocupó por defenderse y, cuando el rival lo dejó, intentó tibiamente buscar el empate. All Boys, en tanto, buscó el segundo, pero sin mucho convencimiento. La presión de los cuatro años sin títulos y de ser el favorito le pesó, porque no tuvo reacción cuando Bernasconi le dio lugar, y porque se lo "comió" la ansiedad a la hora de llevar la pelota: ya no llegó hasta el fondo (su gran negocio en la primera parte), sino que probó insistentemente con centros largos desde tres cuartos.
Así, el local sólo llegó con un cabezazo de Lucas Vassallo que se fue alto tras un córner. La otra jugada "de gol" se dio a los 36', cuando tras una pelota cruzada Roberto Etchart despejó levantando la mano, pero el árbitro Néstor Gómez no la vio y por eso no dio el penal.
La visita, en tanto, tuvo dos y las desperdició. A los 35' Bisterfeld ganó arriba, Ezequiel Cavero remató y tapó Bartel, pero la pelota quedó en el área para Etchart, pero su disparo fue desviado casi en la línea por Vassallo. La otra fue de Hernán Santiago, quien desde el borde del área remató y se encontró con una buena respuesta de Bartel.
El final llegó, los penales definieron el título (ver aparte), y All Boys dio una nueva vuelta olímpica, que fue merecida pero que se hizo esperar hasta el remate final.

 


' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?