Jefatura apura a la Fiscalía

Redaccion 07/06/2021 - 21.13.hs

La División Sumarios D-1 de la Policía envío un oficio a la Fiscalía de Género del Ministerio Público Fiscal solicitando urgente información sobre un caso judicial investigado desde el mes de marzo pasado.
JUAN JOSE REYES
En la Fiscalía de Género de la Primera Circunscripción Judicial no fue bien recibido el Oficio 43/2021 DP-SA enviado desde la División Sumarios de la Jefatura de Policía de La Pampa. Al parecer habría fuerte presión política de parte del titular de la fuerza Héctor Osvaldo Lara hacia la fiscal Verónica Ferrero del Ministerio Público Fiscal.
Al parecer pretenden que se acelere un proceso penal caratulado «s/Investigación Preliminar» para impulsar otro de índole administrativo dentro de la propia Jefatura. La trascendencia de la denuncia genera pujas internas entre los de uno u otro bando de la grave denuncia. El hecho figura como Registro Judicial 1870/2021, e involucra a tres agentes policiales por el supuesto abuso de una menor de 4 años. La damnificada es hija del policía denunciante; el imputado del supuesto aberrante hecho es otro efectivo de la policía provincial y a la vez pareja de la progenitora de la menor.
A pocos día de iniciarse la vigencia de la medida de «aislamiento social, preventivo y obligatorio» dispuesta por Decreto de Necesidad y Urgencia del Poder Ejecutivo Nacional N° 297/20, se radicó una denuncia de abuso sexual en el Área de Niñez y Adolescencia, de la ciudad de Santa Rosa. Al parecer las investigaciones judiciales, fruto de la pandemia, los paros y los recesos, no van con la rapidez que la Jefatura policial desea, ni que hablar del enojo de los funcionarios judiciales por lo que entienden es una intromisión interna en otro poder del Estado provincial. El hecho narrado en la denuncia es grave y muy preocupante pues sus implicados son todos oficiales de la Jefatura de policía de La Pampa.

 

Oficio a la Fiscalía.
El último día del mes pasado, quien tiene a su cargo la División Sumarios D-1 de la policía pampeana, comisario inspector Diego Vázquez Vidaurre, hizo llegar un oficio a la Fiscalía de Género del MPF solicitando urgente información sobre un caso judicial investigado desde el mes de marzo pasado y que involucra a tres efectivos. Más allá de la cuestión judicial propiamente dicha y en el marco de severas actuaciones administrativas iniciadas con intervención del Jefe de Policía, Héctor Osvaldo Lara, la situación se ha vuelto ingobernable.
A pesar de que muchas veces el ministro de seguridad Horacio di Nápoli ha reiterado que las fuerzas de seguridad son meros auxiliares de la justicia, ni fiscales ni jueces, la situación parece no haber dado resultados. Lara le exige a la fiscala que brinde un informe pormenorizado acerca del estado de la causa penal que involucra a varios integrantes de su fuerza y en especial la situación procesal del imputado.

 

El hecho.
El hecho habría sido consumado a mediados de marzo pasado en el hogar de la madre de la niña y su pareja actual. El denunciante y padre de la menor reviste como oficial en la localidad de Toay en la División Accidentología de la policía provincial. En cambio el acusado del abuso, actual pareja conviviente de su exesposa, pertenece al Grupo Especial UR-I en tanto la madre de la supuesta damnificada también es agente policial, pero reviste en la Seccional Primera de Policía de la UR-I.
Según puede leerse en la causa judicial iniciada el progenitor acusa al conviviente de su madre de un supuesto abuso de su hija (al momento de la denuncia tenía 3 años) y fue imposible conocer si se han realizado, como lo pidió el denunciante, un examen médico a la pequeña.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?