El 80% de las mujeres recibió imágenes sin consentimiento

Redacción 06/12/2021 - 09.26.hs

El 80 % de las mujeres argentinas recibió imágenes de contenido sexual sin consentimiento, según una encuesta realizada entre 1.631 mujeres de entre 18 y 54 años de toda Argentina que respondieron un formulario publicado en redes sociales.

 

Ocho de cada diez mujeres recibieron alguna vez imágenes de contenido sexual que consideraron fuera de lugar y el 70 % fue presionada para enviar fotos íntimas, según la encuesta "Consentimiento y violencia en el mundo digital" presentada por la Fundación Avon.

 

El estudio es parte de la campaña "Si no es sí, es no" lanzada en toda Latinoamérica junto a siete humoristas del subcontinente que crearon 16 relatos gráficos que plantean de diferentes maneras que "el consentimiento solo tiene forma de sí", y que serán posteados uno por día, durante dos semanas de activismo en redes.

 

Por Argentina, Pepita Sándwich y Tute participaron de esta iniciativa que refuerza ideas tales como "un sí de hoy no es un sí para siempre", "sin consentimiento es violencia" y "filmar o fotografiar a alguien no te hace dueño de esas imágenes", entre otras.

 

Se entiende por "consentimiento" a los acuerdos mutuos alcanzados sin presiones de ningún tipo, que deben existir entre las partes involucradas en una relación sexual, afectiva o romántica sana. "La campaña es un claro llamado de atención sobre el poder del 'sí' y del 'no' como palabras claves para brindar, o no, consentimiento en todos los vínculos, presenciales o virtuales", dijo Ana Inés Alvarez, directora ejecutiva de Fundación Avon.

 

"El silencio no es un 'sí', un emoji tampoco. Necesitamos promover la búsqueda del consentimiento frente a toda interacción, particularmente en las de índole sexual", agregó.

 

Consentimiento.

 

La encuesta encargada a la consultora Gentedemente contó con la participación de 1.631 mujeres de toda Argentina de entre 18 y 54 años que respondieron al formulario publicado en Facebook e Instagram.

 

Los resultados muestran que casi el total de las encuestadas está de acuerdo en que se puede decir que "no" incluso en el marco de una relación establecida (97%) y que el consentimiento otorgado en una ocasión no es permanente (96%); pero una de cada cuatro también considera que no es necesario reiterar el consentimiento de forma explícita en el marco de un vínculo de pareja.

 

En ese sentido, aunque nueve de cada diez estuvo de acuerdo en que el consentimiento tiene que ser claro, directo y explícito; el 42% admitió que podría quedar por sobreentendido a partir del contexto o ser implícito.

 

Al respecto, el informe señala que la idea de que el consentimiento puede ser implícito crece a medida que disminuye el nivel educativo; y seis de cada diez mujeres que no terminaron el secundario adhieren a esta manera de pensar.

 

"Estos datos encienden luces (de alarma) porque cuando quedan blancos en los 'complete la frase' y alguien contesta por nosotros, muchas veces completa con lo que no queremos", dijo Alvarez a la agencia Télam.

 

Cuando se aplica al mundo digital, la idea de consentimiento polariza: mientras que para 39% las reglas son las mismas que en lo presencial, el 48% sostiene que las reglas son diferentes y esa proporción aumenta entre las madres.

 

No habilita.

 

En tanto, 8 de cada 10 encuestadas estuvieron de acuerdo con la idea de que publicar una foto sexy o mostrando el cuerpo no habilita a comentarios o mensajes sexuales sobre la misma, pero a medida que aumenta la edad y entre madres con hijos mayores es más frecuente la idea de que ciertas publicaciones otorgarían un consentimiento de manera implícita.

 

Prácticamente, todas las mujeres encuestadas testimoniaron haber padecido alguna de las situaciones medidas, con niveles de prevalencia altos: seguidores que reaccionen sistemáticamente con likes y comentarios a muchas fotos o posteos a pesar de la falta de respuesta (84%); recepción de mensajes, memes o emojis con contenido sexual o doble sentido considerados fuera de lugar (80%); imágenes con contenido sexual desubicados (79%); envío de nudes no pedidas o no habilitadas (75%); comentarios subidos de tono sobre una foto publicada (68%), insistencia o presión para enviar una foto íntima incluso después de haber dicho que no (71%). Por otro lado, casi 6 de cada 10 mujeres opinaron que la pandemia intensificó estas situaciones.

 

Conductas de control.

 

El estudio detalla la alta incidencia de conductas de control tales como que sus parejas revisen sus cuentas de email o redes sociales sin permiso (51%), que exijan las claves de ingreso (21%), que compartan imágenes íntimas de la encuestada sin permiso (13%) o que la amenacen con hacerlo para forzarla a algo (10%). Además, una de cada dos mujeres sufrió o conoce alguna víctima de sextorsión o difusión de imágenes íntimas sin permiso. El grado de incomodidad que genera todo este tipo de prácticas es del 80% de rechazo para la mayoría de los casos.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?