El adiós para Raúl Roca

Redacción 23/11/2021 - 14.56.hs

El médico Raúl Eduardo Roca fue uno de esos profesionales que reivindicaron la profesión desde un punto de vista absolutamente humanista. Se destacaba por su solidaridad y su idea de que el ejercicio de la profesión no debía llevar otro propósito que el bien y la salud de los enfermos, como marca el Juramento Hipocrático.

 

El pasado domingo dejó de existir a los 81 años, después de cinco lustros de soportar una enfermedad neuromuscular que lo mantenía postrado y con la que sufrió mucho dolor tanto físico como emocional.

 

Había nacido en la localidad bonaerense de Pellegrini, pero su vida profesional la iba a desarrollar íntegramente en nuestra provincia. Hijo de una familia de trabajadores, fue a estudiar medicina en la Universidad Nacional de Buenos Aires, donde recibiría su título y donde conoció a 'Cuca' Vivona. se casaron y llegaron a vivir a Santa Rosa, donde formaron una familia.

 

Conciencia social.

 

Raúl tuvo una destacada trayectoria, y se enorgullecía entre otras acciones de haber ayudado a armar el Centro de Neonatología en el Hospital Lucio Molas. Supo de rodearse de muchos colegas que pensaban la medicina como él, como Ema Yep, Chacho Taborda, Eduardo Rodríguez, Gregorio Canestro, con una gran conciencia social. Todos ellos -y seguramente algunos otros- mostraron una reconocida vocación humanista en la que el paciente ocupaba sin dudas el lugar preponderante.

 

Pero además Roca tenía una impronta de calidez y amabilidad que hacía que sus pequeños pacientes le demostraran un gran cariño. Se fue el médico que -como dijo uno de sus hijos en un reciente posteo- supo curar recetando "sprite con cucharita para hacer sonreír a los niños".

 

Raúl se interesaba y mucho por la historia de la medicina en nuestra provincia, y expresaba siempre su admiración por aquel grupo de profesionales que en La Pampa armó el Servicio Provincial de Salud, una experiencia que comenzó en 1973 y que un par de años más tarde fue desarticulada por los militares y -eso también lo advertía Roca- por quienes se aferraban a la medicina privada y no querían saber nada de un sistema que brindaba una atención excepcional a nuestra población, prácticamente sin costo para el paciente.

 

Y en ese reconocimiento destacaba a colegas como Miguel D'Astolfo, Roque Maffrand, Chacho Taborda, Enrique Otálora, José Irastuza y Pepe Lapera, entre otros.

 

Pero además Roca estuvo relacionado con el ajedrez de nuestra provincia, y fue un destacado jugador participando en los torneos del Club El Círculo, hasta que su problema de salud lo obligó a alejarse.

 

Ausencia que duele.

 

Por estas horas la Asociación Pampeana de Pediatría -de la que había sido miembro titular y destacado participante de distintas actividades- hizo conocer de "la tristeza que provoca su ausencia". Su partida enluta a la familia que conforman sus hijos Santiago, Diego, Ignacio y Guillermina, a sus nietos, y también afecta a muchos que exaltan los valores de un médico que fue, además, una excelente persona.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?