Domingo 19 de mayo 2024

El caldenar ocupa 1.968.000 hectáreas

Redacción 01/04/2023 - 09.20.hs

La Pampa es el primer distrito argentino en cantidad de hectáreas de bosque nativo de la región forestal llamada El Espinal (bosque autóctono protegido), según el inventario del Ministerio de Ambiente de Nación.

 

JUAN JOSÉ REYES

 

La Dirección de Bosques del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, cuyo titular es Juan Cabandié, elaboró el año pasado un informe denominado "Segundo Inventario Nacional del Bosque Nativo" (INBN2), en el que indica que La Pampa es el primer distrito argentino en cantidad de hectáreas de bosque nativo de la región forestal llamada El Espinal (bosque autóctono protegido).

 

Contamos con 1.968.000 hectáreas, es decir el 35,76% del total de esa especie del país que trepa a las 5,5 mill/ha. Esa formación de bosques armados de espinas típicos de ambientes secos (caldén) representa la herradura arbórea que ciñe al pastizal pampeano.

 

Las serranías de Lihué Calel -Sierras de la Vida-, emergen desde la estepa en la zona centro-sur pampeano, regalando una atractiva topografía que rompe con el llano que lo circunda. Allí hay especies de flora exclusiva del lugar, incluyendo desde herbáceas hasta el majestuoso caldén, junto a una gran riqueza de fauna incluyendo varias de las especies amenazadas y una serie de pictografías que atestiguan el paso del hombre por estos sitios miles de años atrás.

 

Si bien son sólo algunos de los tesoros que ofrece al público esta área protegida creada en 1976, sigue siendo un orgullo de los pampeanos. Los bosques nativos de Argentina en 1919 trepaban a 106 millones de hectáreas y hoy solamente hay 30.533.479 hectáreas.

 

Espinal pampeano.

 

El potencial pampeano de El Espinal es de 1.968.000 hectáreas, es decir el 35,76% del total de dicha especie forestal del país que trepa a las 5.503.311 hectáreas. Aquel constituye un área natural protegida, que fue instituida como tal con la finalidad de promover el conocimiento y la valoración de nuestra flora autóctona. Es un pequeño relicto (refiere a la especie de seres vivos aislados en una zona restringida de su antigua área de distribución, representativo del paisaje original).

 

El Espinal, como región fitogeográfica, se extiende en forma de arco desde el centro de la provincia de Corrientes, norte de Entre Ríos, pasando por el centro de Santa Fé y Córdoba y 50% entre el centro sur de San Luis y La Pampa. Uno de los tipos de vegetación dominante es el bosque xerófilo caducifolio, rico en especies, donde los árboles dominantes son el algarrobo y el caldén, a los que acompañan el espinillo, el chañar, el tala y el moradillo entre otros. También la sombra de toro y los jarillales o monte bajo.

 

Al comenzar el siglo pasado los bosques cubrían casi un 40% de nuestro territorio continental, actualmente esa superficie no llega al 12%, y sólo un bajo porcentaje del Espinal está representado en el Sistema Nacional de áreas Naturales Protegidas.

 

En esta reserva habitan 181 especies vegetales, 75% indígenas y 25% exóticas, que sirven de sostén a una gran diversidad de animales. Estos bosques presentan un alto grado de fragmentación debido al reemplazo por cultivos y a incendios forestales de grandes dimensiones principalmente en los bosques de caldén.

 

Otros bosques nativos.

 

Hay una amplia región con baja cobertura boscosa dominada por algarrobos y gran predominio de estepas arbustivas xerófilas, donde prevalecen las jarillas. La extracción no sostenible de especies del género Prosopis, sumado al reemplazo de la cobertura leñosa por la agricultura explica la disminución de la superficie boscosa, como así también el estado de degradación y fragmentación de los bosques de la región.

 

Las condiciones de aridez y semiaridez predominantes, combinadas con el uso imprudente del bosque y el suelo, conducen a procesos de desertificación que pueden impactar sobre regiones muy extensas, más allá que de La Pampa tiene la tasa de deforestación más baja del país.

 

Los algarrobales han sido fuente de recursos forestales madereros y no madereros históricamente, en conjunto a la actividad ganadera extensiva variando el tipo de ganado y la cantidad de animales según las diferentes condiciones imperantes. Su gran enemigo, además del hombre, han sido los incendios forestales se manifiestan año a año.

 

Además del Parque Nacional Lihué Calel hacia el sur donde los bosques de caldén son más bien escasos y fragmentados surge la zona de mayor densidad, el ángulo sudeste de San Luis y La Pampa. Tenemos además el Parque Provincial Luro con sus 7.607 hectáreas la mejor muestra casi continua que queda protegida de esta formación. El caldenar o cardenal es llamado así por estar constituido de una especie de algarrobo exclusivo de la flora argentina acotado a las dos provincias.

 

Acá el caldén forma bosques espinosos y afloramientos de dunas con vegetación sammófila (es decir, amiga de la arena) y parches de suelos salados con matorrales o estepas halófilas. Su fruto es una chaucha enrulada muy característica de nuestra zona y que usaban los pueblos originarios y también el ganado.

 

Los caldenares más densos se daban en la provincia de La Pampa en los valles o bolsones intermedanosos y eso los convertía, junto a alguna aguada, primero en los terrenos que una parcialidad araucana que avanzó sobre la llanura pampeana en forma temprana usándolos como refugio y zona de acampe. Nos referimos a los ranqueles, ya que estos fueron los lugares más acogedores en esta "pampa seca" para que se establezcan los primeros colonos blancos.

 

Eso explica parte del impacto sufrido por el chañar que fuera del bosque podía crecer como bosquecillos bajos y adentrarse en el Monte, el sombra de toro, el molle morado o incienso y el pata. En el estrato arbustivo el reconocido piquillín, el atamisqui, el pico de loro o fruta del quirquincho, el abreboca o piquillín del loro, el yaoyín, el alpataco, la pichana, el manca caballo, el solupe y la jarilla hembra. Esta última se propaga como invasora cuando se destruye el bosque y es un elemento que avanza sobre el Espinal ante la intervención humana.

 

'
'

¿Querés recibir notificaciones de alertas?