Sabado 01 de octubre 2022

El Hogar Don Bosco presentó a su nuevo grupo de trabajo

Redacción 04/08/2022 - 08.21.hs

La vecina Gabriela Ceresole, referente del Hogar de Ancianos Don Bosco de General Pico, presentó ayer miércoles al nuevo grupo de colaboradores que se acercó a la entidad, a fin de normalizar la difícil situación económica y administrativa que atraviesa. También dio cuenta que uno de los objetivos principales es llevar a cabo una refacción y remodelación del lugar, que demandará una inversión estimada de 5 millones de pesos. Para afrontar esos gastos ya programan una serie de actividades.

 

En los últimos meses la comisión directiva saliente anunció el cese de actividades del hogar. Ello encendió las alarmas en la comunidad piquense, y un grupo de vecinos, que en algunos casos son familiares de residentes, se acercaron a fin de colaborar y de ponerse a disposición para conformar una nueva comisión directiva del asilo piquense.

 

Ayer a la mañana, Ceresole presentó al grupo de trabajo y dio cuenta de algunas gestiones que se llevaron a cabo en diferentes ámbitos.

 

"El objetivo es presentar al nuevo grupo de trabajo y a toda la gente que se acercó cuando solicitamos ayuda. Desde entonces están trabajando mucho para que el hogar siga funcionando. La situación sigue siendo la misma, pero se trabaja para llegar al objetivo que es el equilibrio económico", dijo Ceresole.

 

Fondos.

 

Hace unos días, el Gobierno provincial anunció que le dará al Hogar de General Pico un aporte mensual de 500 mil pesos, hasta diciembre de 2023.

 

Ceresole destacó que se trata de un "apoyo importantísimo" aunque debido a la compleja situación actual, "no es suficiente. Este dinero que nos va a girar provincia todos los meses va a estar destinado al funcionamiento interno mensual".

 

Entre los objetivos más inmediatos del grupo de trabajo, se destacan la conformación de una nueva comisión directiva y la refacción del edificio para que se adecue a las nuevas normativas. La falta de obras llevó a que el edificio funcione al 65 por ciento de su capacidad, dado que en la actualidad tiene 27 residentes cuando tiene plazas para entre 40 y 42 personas.

 

La apuesta principal es concretar las obras necesarias, para poder ingresar más residentes y de esa manera, acercarse al equilibrio económico.

 

"PAMI sigue haciendo cobertura geriátrica a quienes viven en el hogar pero no permite seguir siendo prestadores de PAMI. Si podemos ingresar personas de manera particular, con la cobertura de PAMI. El objetivo es llegar a la población habitual, que son entre 40 y 42 personas", dijo.

 

Obras.

 

Sobre las obras necesarias, Miguel Langé, integrante del nuevo grupo de trabajo, señaló que demandarán una inversión estimada de 5 millones de pesos.

 

"Hicimos un cómputo de un presupuesto de todas las reparaciones, son unos 5 millones de pesos. La necesidad de reparar el edificio tiene dos aristas: la más importante es el bienestar de los residentes y en segundo lugar, algunas reparaciones para cumplimentar con la nueva ley. Estamos trabajando en buscar los recursos necesarios que tratamos de que no se mezclen con los recursos para los gastos corrientes que tiene el lugar", manifestó.

 

El nuevo grupo de trabajo del asilo destacó que en el último tiempo consiguieron el apoyo de importantes empresas de la ciudad y marcaron que el bono contribución que se sacó a la venta hace pocas semanas, ya está casi agotado.

 

Entre otras colaboraciones, destacaron la donación de medicamentos que se comprometió a hacer el Hospital Centeno y la condonación de la mitad de consumo energético por un año, que aportó la Corpico.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?