Lunes 05 de diciembre 2022

Prestigiosa revista médica elogió el caso de La Pampa

Redacción 24/09/2022 - 00.17.hs

Cada minuto resulta esencial cuando se atiende un caso de infarto agudo de miocardio: "el tiempo es músculo y el músculo es vida", dice el cardiólogo Rubén Mario Kohan, ministro de Salud de nuestra provincia. Contemplando este principio, La Pampa implementó en 2018 el programa "Cardio 365: Código Infarto", que a través de la telemedicina garantiza un abordaje cardiológico inmediato en cualquier punto del territorio provincial, incluyendo prácticas de trombolisis guiadas por vía remota y sin necesidad de un traslado urgente.

 

En tres años y medio, sobre casi dos mil casos evaluados, solo 464 (23,5%) demandaron derivación a centros de alta complejidad. "Hasta 2018, en todos los casos se efectuaba el traslado urgente del paciente", recordó Kohan. Los resultados del Cardio 365 fueron registrados en un trabajo de evaluación estadística que el mes pasado mereció publicación en la Revista Argentina de Cardiología. Además, Kohan fue invitado para exponerlo ante sus pares de las demás provincias del país.

 

"La aprobación de nuestro artículo, sin correcciones de ninguna índole, nos sorprende y enorgullece", confesó el ministro, y afirmó que "con este trabajo demostramos que el Infarto Agudo de Miocardio con Elevación del ST (Iamcest) puede tratarse en cualquier punto del territorio, mediante asistencia cardiológica remota y sin necesidad de traslado urgente a un centro de alta complejidad".

 

Recuperar la perfusión.

 

La prestigiosa revista de la Sociedad Argentina de Cardiología publicó los resultados bajo el título "Tiempos de reperfusión de un programa guiado por telemedicina para la atención del Infarto Agudo de Miocardio con Elevación del ST en la provincia de La Pampa". Según la publicación "la atención descentralizada guiada por telemedicina se asocia a un elevado porcentaje de cumplimiento de las metas de implementación de la terapia de reperfusión basada en fibrinolíticos".

 

El Iamcest es el paro cardíaco por obstrucción total de una arteria. Además de un diagnóstico inmediato, con asistencia remota es posible realizar la trombolisis (diluir el coágulo con medicación) a un paciente en cualquier localidad, sin trasladarlo a un hospital. "Hay dos pasos clave: enviar el eletrocardiograma por Whatsapp o Telegram para hacer el diagnóstico, y luego implementar el Código Infarto, abriendo dos vías intravenosas para aplicar medidas terapéuticas que incluyen administración de trombolíticos (estreptoquinasa) y activación del laboratorio de cateterismo, para realizar la angioplastia sin demoras en caso de requerirse un traslado", explicó Kohan.

 

"Además de evitar la muerte, cuanto antes logramos recuperar la perfusión (sanguínea), mejores resultan también las condiciones de sobrevida". Kohan agregó que "los resultados del programa fueron impactantes, por la precocidad con que se logra la reperfusión". Según el estudio, entre agosto de 2018 y diciembre de 2021 fueron atendidos 1.975 consultas en 60 localidades, con "una media de tiempo puerta-aguja de 24 minutos" y un promedio de "tiempo puerta-balón de 105 minutos" para quienes recibieron angioplastía como primera intervención.

 

El tiempo "puerta aguja" es el lapso hasta efectuar trombolisis para recuperar el flujo sanguíneo, en tanto que "puerta-balón" mide el tiempo transcurrido hasta la angioplastía.

 

Resultados.

 

De las 1.975 consultas registradas entre 2018 y 2021 que requirieron evaluación cardiológica, 921 fueron por sospecha de SCA (síndrome coronario agudo) y las restantes resultaron arritmias (fibrilación auricular y bloqueo aurículo-ventricular), insuficiencia cardíaca descompensada, síncope, hipertensión arterial y otras patologías de origen cardiológico. Finalmente, solo 464 (23,49%) requirieron derivación a un centro de mayor complejidad para continuar con su evaluación y tratamiento.

 

En total, fueron identificados como Síndrome Coronario Agudo 240 casos, de los cuales 88 (36,6%) fueron Iamcest y 152 (63,4%) SCA sin elevación del segmento ST. De estos 88 Iamcest, los 72 que registraron fehacientemente sus tiempos de reperfusión constituyen la base del estudio: 44 (61,1%) recibieron trombolisis; 25 (34,7%) angioplastia primaria, y solo tres (4,2%) trombolisis seguida de angioplastía de rescate. Y de los 47 pacientes que recibieron trombolisis, sólo cinco requirieron traslado para efectuar este procedimiento, porque a los restantes 42 les realizaron la práctica en el centro primario con asistencia remota.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?