Martes 27 de septiembre 2022

Secuestran 840 kilos de carne

Redacción 30/07/2022 - 08.46.hs

Personal de la División de Seguridad Rural realizó varias intervenciones en los últimos días por episodios de caza y pesca ilegal en distintas zonas de la provincia. En ese marco, en uno de los operativos secuestró 840 kilogramos de carne que era transportada sin habilitación ni condiciones aptas, mientras que en otro hecho incautó una tonelada de leña de caldén que había sido sustraída de un campo.

 

El pasado viernes 22, alrededor de las 19.35, los efectivos notificaron de una infracción a dos hombres por pescar en un lugar no autorizado, en la zona de la laguna del Bajo Giuliani según precisaron fuentes policiales consultadas por LA ARENA.

 

El sábado siguiente, pasadas las 22, los efectivos interceptaron a tres santarroseños que se encontraban cazando de forma ilegal en el predio "Santa Inés". En su poder tenían cuatro perros y tres bicicletas, por lo que fueron notificados de una infracción por "practicar la caza en un predio no autorizado" y también por no contar de las libretas sanitarias de la jauría, del permiso de dueño de campo, de caza ni de acompañante.

 

En el lugar, uno de los sospechosos se da a la fuga "campo adentro" y no pudo ser identificado.

 

Ese mismo día, pero alrededor de las 13, interceptaron a una camioneta Ford F-100 en un camino vecinal ubicado detrás del Parque Luro. El conductor, oriundo de Toay, llevaba una carabina calibre 22 sin ningún tipo de documentación. Ante esto, precisaron las fuentes consultadas, el arma fue secuestrada y se le inició una causa penal con intervención de Fiscalía.

 

Ese mismo día también se interceptó, en el puesto de control "El Carancho", una camioneta doble cabina que era conducida por un hombre de General Acha. Los efectivos constataron que llevaba una carabina calibre 22 con la tarjeta de legítimo usuario vencida, por lo que fue secuestrada y se inició la correspondiente causa judicial.

 

Otro de los hechos ocurrió el domingo, cerca de las 16, cuando el personal realizaba un operativo en la ruta provincial 14. En ese momento, observaron a tres hombres que caminaban con seis canes. "Carecían de toda documentación para la práctica de la actividad y de libretas sanitarias de la jauría", comentaron.

 

Sin permisos.

 

El lunes, cerca de las 12.30, efectivos de la División de Seguridad rural interceptaron a un Volskwagen Gol con cuatro sospechosos a bordo. Al momento de identificarlos, constataron que transportaban dos canes que presentaban lesiones por practicar la caza, algo que efectivamente habían hecho dentro del predio rural "Atahualpa del Monte". Como no contaban con ningún tipo de permiso, fueron notificados de una infracción en su contra.

 

Lo mismo ocurrió alrededor de las 15.50, cuando interceptaron a tres hombres que caminaban con seis canes en dirección a la ruta nacional 35. Los sospechosos no contaban con los permisos correspondientes y uno de ellos "se encontraba inhabilitado para la práctica de la actividad cinegética", por lo que fueron notificados por la infracción.

 

Leña y carne.

 

El pasado lunes, unos minutos después de las 14, el personal recibió el aviso de que desconocidos habían ingresado al predio rural Atahualpa para extraer leña. Cuando los efectivos de Seguridad Rural llegaron, se encontraron con dos camionetas, una Chevrolet S10 y otra Toyota Hilux, con sus respectivos propietarios. "Poseían cada rodado aproximadamente 500 kilos, por lo que en total tenían 1.000 kilogramos de leña de caldén en estado seco, que extrajeron del interior del campo sin autorización alguna", explicaron las fuentes consultadas. Ante esto, se les labró una infracción por no contar con la guía para transporte ni con la autorización del dueño del campo.

 

Por otro lado, el martes por la tarde, el personal policial frenó la marcha de una camioneta Ford F150 en la ruta nacional 35, cerca de la "Rotonda de los Cañones". El conductor, un santarroseño mayor de edad, transportaba "70 bolsas de nylon con restos de carne vacuna, cada una de 12 kilogramos, por lo que en total llevaba aproximadamente 840 kilogramos". Ante esto, fue llevado hasta la comisaría y la carne fue secuestrada, debido a que era transportada en un "vehículo no apto ni habilitado, sin el frio correspondiente".

 

Más notificados.

 

El miércoles pasado, un productor agropecuario de Toay denunció el "hurto de ganado menor", quien había visto el día anterior a dos hombres dentro de su campo. Los sospechosos, cuando vieron al dueño, se dieron a la fuga. El damnificado constató que habían faenado a un ovino. La Policía se encuentra investigando para identificar y notificar a los autores.

 

Uno de los episodios que ocurrió durante la semana contó con la participación del Destacamento Policial de Perú. Durante un operativo, los efectivos frenaron un Peugeot 205 con tres hombres que llevaban dos canes. "Transportaban un volteo de asta de ciervo colorado, un jabalí muerto, que fue incinerado, como así un cuchillo y una linterna", detallaron. Todo fue secuestrado, debido a que no contaban con la documentación necesaria.

 

Las fuentes policiales consultadas indicaron que durante los primeros minutos del jueves se interceptó a una Ford F100 al mando de un hombre de 42 años oriundo de General Acha. Como llevaba siete canes y un jabalí eviscerado, se le labró una infracción.

 

Por otro lado, ayer a las 8.30 se realizó un operativo en el cruce de las rutas 35 y 12. En ese marco, se interceptó a una Ford F-100 en la que circulaban tres hombres. "Transportaban carne de jabalí, pero no tenían los permisos correspondientes por lo que fue secuestrada", indicaron las fuentes consultadas.

 

Esclarecen episodio.

 

Efectivos de la División de Seguridad Rural de la UR-II lograron establecer quién había sido la personas que dejó en la basura cabezas de ciervos.

 

Tal como había informado este diario, trabajadores municipales encontraron cuatro cabezas de ciervos en una de las plantas de transferencia de residuos de General Pico. Por el estado, los animales habían sido carneados pocas horas antes.

 

Fuentes policiales consultadas por LA ARENA explicaron que, a raíz de la investigación, se determinó qué día y a qué hora ocurrió el hecho. A su vez, descubrieron que el presunto autor circulaba en una Toyota Hilux, la cual es propiedad de un hombre de 42 años que circulaba junto a un menor de edad. "Se le dio intervención a la Dirección Recursos Naturales por infracción a la Ley Provincial 1.194 de Conservación de la Fauna Silvestre, por no tener Planilla de Declaración de Legalización del producto de la caza y estar acompañado de un menor de edad", comentaron. A su vez, se secuestró un permiso de dueño de campo, de caza y de acompañante.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?