Viernes 12 de abril 2024

¿Vialidad ya no mantiene las banquinas?

Redacción 04/04/2024 - 00.16.hs

Un grupo de municipios pampeanos está reclamando a la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) una deuda millonaria deuda que supera los $20 millones y que se acumula desde el año pasado ante la falta de pago por el desfinanciamiento que lleva adelante el gobierno de Javier Milei.

 

El incumplimiento se da en el marco de los convenios acordados entre la DNV y las comunas para el mantenimiento de las banquinas de las rutas nacionales que pasan por La Pampa. A un municipio le adeudan $14 millones desde el año pasado, según fuentes del organismo nacional.

 

En principio, Vialidad le adeude a hoy por los meses de enero, febrero y marzo a los municipios de Ataliva Roca, Bernardo Larroudé y Limay Mahuida una suma de $25.871.031. A esto debe sumarse las deudas acumuladas con otros siete municipios, incluso algunos “grandes” como General Acha y Winifreda.

 

El detalle.

 

Sobre los contratos interadministrativos, indispensables para el mantenimiento y conservación de la red, de los diez contratos previstos, tres están en ejecución (Ataliva Roca, Bernardo Larroudé y Limay Mahuida) y siete en proceso de adjudicación para la continuidad (General San Martín, Perú, Winifreda, General Acha, Gobernador Duval, Algarrobo del Aguila y Abramo). A todos estos últimos municipios, que venían trabajando de esta forma desde el año 2020, les deben sumas millonarias.

 

Las siete licitaciones ya estaban aprobadas, según confiaron fuentes del sector, pero al no tener partida presupuestaria asignada a Vialidad –el gobierno central lo sigue prorrogando- no se adjudicó hasta el momento, a más de tres meses de asunción de las nuevas autoridades nacionales.

 

Sobre los contratos en ejecución, están pendientes de pago tres facturas por $3.963.963,50 cada una a Larroudé (en total, $11891889), dos facturas por $3.745.518,00 cada una a Ataliva Roca ($7491036) y una factura por $6.488.106,00 a Limay Mahuida.

 

En general, se trata de contratos vinculados al mantenimiento de banquinas en las rutas, en cuanto al corte del pasto a la vera de la red vial nacional, que en La Pampa tiene unos 1.500 kilómetros de extensión que están a cargo del Distrito 21 de la Dirección Nacional de Vialidad.

 

Ante la falta de personal, el organismo nacional avanzó desde hace tiempo en la contratación para el corte por cegadora, manual y motoniveladoras en caminos rurales (como Limay Mahuida) sobre la ruta nacional 143. También hay algunos convenios por picadas cortafuegos.

 

La deuda generada provoca un gran enojo entre los municipios que tienen sus convenios vigentes y que están reclamando por la situación, aunque sin respuestas por parte de la Casa Central de Vialidad.

 

Desfinanciamiento.

 

Desde la asunción del gobierno de Javier Milei, Vialidad Nacional atraviesa una situación compleja, generada principalmente por el desfinanciamiento del organismo y el despido del personal que se profundizó en La Pampa durante la última semana.

 

En el Distrito 21, no hay jefe a cargo de la administración general, tres trabajadores fueron despedidos -una abogada jefa del área de Legales, un comunicador social y un mecánico especialista- e incluso tienen complicaciones en el abastecimiento de combustible y de insumos, por ejemplo para el bacheo en el mantenimiento de las rutas nacionales.

 

Para el Sindicato de Trabajadores Viales, la planta de personal de 157 trabajadores “no es suficiente” y calificaron como “una situación lamentable” a los despidos que “se suman a la parálisis que tenemos ya hace cuatro meses en el organismo, con los adicionales adeudados, el desfinanciamiento, y los recortes que solicitan desde la Casa Central en Buenos Aires. Vamos de mal en peor”.

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?