La variante Ómicron está en 38 países

Redacción 04/12/2021 - 09.32.hs

La variante Ómicron del coronavirus expande su presencia en más países y eleva la alarma en medio de un endurecimiento de medidas, especialmente en el otoño europeo, aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) no tiene hasta ahora constancia de ningún muerto por esta nueva cepa.

 

México y Australia confirmaron ayer los primeros casos de esta variante, presente ya en 38 países, informada por Sudáfrica a la OMS el 24 de noviembre último y que desde entonces se estudia si puede ser más transmisible y más resistente a las vacunas que otras. En el caso de México se detectó en un ciudadano sudafricano que arribó el 21 de noviembre y que cursa la enfermedad de forma "leve", informó el Gobierno que igualmente descartó cerrar el tráfico aéreo con el sur de África como sí hizo la Unión Europea (UE).

 

Se trata del segundo país de América Latina que informó la presencia de la variante Ómicron después de Brasil, que ya detectó pacientes con esta cepa en San Pablo y en Brasilia. En todo el Espacio Económico Europeo (UE más Noruega, Islandia y Liechtenstein) se notificó 109 casos hasta ayer, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC). En Estados Unidos se confirmaron diez casos de esta nueva variante, dos de los cuales correspondían a pacientes que no habían viajado al extranjero, lo que indica que las transmisiones son ahora también locales.

 

Sin víctimas.

 

Si bien Ómicron generó una avalancha de medidas en un mundo cansado por dos años de una pandemia que dejó ya más de 5,2 millones de muertos, la OMS aclaró que hasta hora no tiene constancia de fallecimientos vinculados. "No he visto ninguna información sobre muertes vinculadas con Ómicron", dijo el vocero de la agencia sanitaria de la ONU, Christian Lindmeier, en una conferencia de prensa en Ginebra reproducida por la agencia de noticias AFP.

 

Pero teniendo en cuenta que muchos países incrementan sus test para intentar detectar la nueva variante "tendremos seguro más casos, más informaciones y, ojalá que no, posiblemente fallecidos", dijo.

 

La OMS considera que la probabilidad de que Ómicron se extienda por todo el mundo es "elevada" aunque hay muchas incógnitas sobre su peligrosidad y su transmisibilidad frente a otras variantes como la Delta, que actualmente es la que provoca cerca del 90% de los positivos en el planeta.

 

Delta.

 

Es esa cepa la que está generando por ejemplo la cuarta ola de contagios en Alemania, que ayer informó que superó los seis millones de casos de coronavirus desde el inicio de la pandemia tras sumar casi 75.000 infectados en las últimas 24 horas.

 

El Gobierno de Angela Merkel, que la semana que viene y tras 16 años deja el poder para que asuma como canciller Olaf Scholz, confirmó el jueves que endurecerá las restricciones para los no inmunizados y planea presentar en el Parlamento un proyecto para hacer obligatoria la vacunación, tal como lo implementará Austria a partir de febrero.

 

En la misma línea, República Checa anunció ayer que prepara un decreto, que previsiblemente se aprobará la semana que viene, para hacer obligatoria la inoculación contra el coronavirus a determinados grupos de la población, como médicos o policías.

 

Bélgica también informó nuevas medidas para contener el avance de la pandemia: las vacaciones de Navidad para los jardines de infantes y escuelas primarias comenzarán una semana antes de lo previsto y se extendió el uso obligatorio del barbijo en transporte público para niños a partir de los seis años de edad.

 

Por su parte, el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa denunció ayer que su país sufre una suerte de "apartheid sanitario" por las prohibiciones de viaje. El mandatario instó a los países que pusieron en marcha este tipo de medidas a "reconsiderar urgentemente su decisión" y "levantar estas restricciones". (Télam)

 

' '

¿Querés recibir notificaciones de alertas?